Evasión

Devota & Lomba, una lección magistral

Devota & Lomba. Imagen: EFE

Impactados quedamos al encontrarnos con un Modesto Lomba inaudito. Sin romper con la sobriedad clásica que lo ha venido caracterizando se adentra en el terreno del conceptualismo, dejándonos una colección brillante con un discurso extremadamente coherente.

Una música post-industrial dio paso a la pléyade de modelos con gesto adusto, sobrio, duro, en consonancia con una colección aséptica, de líneas duras pero orgánicas, que toma su inspiración de la más impecable sastrería.

Asimetría y geometrismo muy en la línea de la Bauhaus que refuerza la sensación de frialdad que encontramos en la paleta de tonos neutros, básicamente grises plomo que solo se ven rotos con la incursión del fucsia que va cobrando protagonismo a lo largo del discurso construido sobre la pasarela.

Modesto realiza verdaderas florituras en los cuellos de sus prendas, ya sea dotándolas de arquitecturas imposibles o utilizando dobles solapas. Esa es la única concesión que hace al exceso (un exceso maravilloso) dentro de una colección que evita lo superfluo, como las botonaduras, que se vuelven invisibles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum