Evasión

La coctelería tiene nombre de mujer: Bannie Kang

  • Glasgow ha sido testigo de la coronación de la Mejor Bartender del Mundo 2019
  • Bannie Kang, nombrada anoche como Mejor Bartender del Mundo 2019
  • En España en 2016, Adriana Chía fue la primera mujer mejor bartender nacional
Dreamstime
Madrid

Bannie Kang, de la coctelería ANTI: DOTE de Singapur, ha sido nombrada anoche como Mejor Bartender del Mundo 2019 en World Class Competition, el certamen de coctelería más prestigioso del mundo. Así se reafirma el auge de la mujer en el mundo de la mixología, en el que ya comenzaron a escribir un capítulo nuevo otras bartenders ganadoras en ediciones anteriores como la francesa Jennifer Le Nechet y la canadiense Kaitlyn Stewart.

Miles de increíbles bartenders de seis continentes se han dado cita desde el 22 de este mes en World Class Competition, provenientes de diferentes competiciones nacionales donde elaboraron cócteles con el fin de conseguir una plaza en la gran final global. En esta edición, la undécima, han participado 53 de los mejores bartenders del mundo; entre ellos, Borja Goikoetxea, de Paradiso Barcelona, el representante de España. Este grupo de élite participó en una serie de desafíos durante cuatro días en Escocia. Bannie fue coronada anoche como Mejor Bartender del Mundo en un exclusivo evento en el famoso West End de Glasgow.

"Este año, el certamen ha sido uno de los más reñidos que hemos tenido. La habilidad y el talento de los bartenders que han participado en todos los retos ha sido impresionante. Bannie Kang es una gran ganadora, que gracias a su técnica, temperamento y artesanía ha destacado durante estos días", ha comentado Simon Early, director de World Class.

En la ciudad escocesa de Glasgow, que se convirtió en el centro de toda la experiencia, se exigió a los finalistas que crearan cócteles que exploraran el corazón cítrico de la ginebra Tanqueray No. TEN, y que participaran en un desafío del whisky Johnnie Walker, donde los bartenders idearon cócteles en pruebas bajo una enorme presión de tiempo.

En Escocia, en la destilería del whisky Talisker, en la Isla de Skye, el reto era elaborar un cóctel único con los ingredientes y utensilios que se encontraban en una misteriosa caja. El certamen también recaló en Países Bajos, en la destilería del vodka Ketel One en Schiedam. Allí se retó a los finalistas a crear cócteles que tuviesen un impacto positivo en el medioambiente y un sentido de comunidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.