Evasión

Risco Caído, paisaje sagrado prehispánico de Canarias

  • Se trata de un marco natural de envidiable belleza
  • Están considerados como Patrimonio Mundial
Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canarias.
Madrid

Este territorio de dieciocho mil hectáreas posee una geodiversidad y una biodiversidad extremadamente singulares. Entre riscos y barrancos se aprecia con clara nitidez la compleja historia geológica de la isla a lo largo de los últimos 14 millones de años, y una riqueza natural que ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la Unescoen 2007, compartiendo esta reserva y el paisaje cultural buena parte de sus territorios.

A esto hay que sumarle que el Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria fue declarado Patrimonio Mundial el 7 de julio de 2019, en la 43º sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Cultura insular amazihg

El Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria es, como todos los paisajes culturales, producto de una geografía determinada y de su interacción con sus habitantes.

El centro montañoso de Gran Canaria, extraordinario en su geomorfología y biogeografía, es también singular por el hecho de que dos culturas, radicalmente diferentes, lo han ocupado sin solución de continuidad a lo largo de más de 1.500 años. A una ocupación prehispánica por poblaciones procedentes de la órbita cultural amazihg (bereber) del norte de África que probablemente llegan a Gran Canaria en torno al cambio de era, le sucede tras la conquista castellana de la isla a finales de siglo XV una civilización europea en los albores de la Edad Moderna. De ambas es heredera la sociedad canaria actual, como bien se explica en su página web oficial.

A unos 100 metros de altura con respecto al cauce, se encuentra el antiguo poblado troglodita de Risco Caído, en un entorno muy rico en vestigios paleontológicos. El asentamiento está formado por un total de 21 cuevas excavadas en la toba volcánica situadas en lo alto de un escarpado acantilado que forma un saliente.

Este antiguo poblado se encuentra abandonado desde mediados del siglo XX, una muestra más de la pervivencia en tiempos recientes de formas de vidas de herencia prehispánica. En el conjunto sobresalen por su importancia astronómica, ceremonial y simbólica las cuevas denominadas C6 y C7, situadas al norte del poblado, probablemente las más antiguas, y que acogen lo que fue uno de los más importantes santuarios de montaña de los antiguos canarios. Todas las cuevas están dotadas de gran profusión de grabados púbicos, cazoletas y bajorrelieves.

La cueva C6, conocida como almogarén o santuario de Risco Caído, es un recinto excavado de planta circular y cúpula paraboloide, muy poco frecuente en este tipo de construcciones en la isla. Lo más significativo es que esta cueva dispone de un ingenio óptico o canal de luz excavado que proyecta la luz del sol o la luna llena en una de las paredes de la cámara principal, donde se encuentran precisamente las manifestaciones rupestres en forma de cazoletas y triángulos púbicos y grabados en bajo relieve.

Por motivos de conservación y de seguridad del yacimiento, el programa de visitas a Risco Caído no se realizará en 2019, y hasta noviembre no será visitable por los ciudadanos. Como antesala, los turistas que se acerquen a ver esta joya de la naturaleza antes de esa fecha podrán visitar el Centro de Interpretación de Risco Caído, inaugura el pasado 12 de julio como el primero de los nuevos equipamientos y servicios vinculados a la declaración de este espacio natural comoPatrimonio Mundial. El centro de interpretación del yacimiento, situado en el casco antiguo de Artenara, se inauguró sin la réplica exacta y a tamaño real de la cueva C6, ideada para reproducir en unos minutos y en cualquier momento el fenómeno astronómico que protagoniza la cueva y evitar así una excesiva presión humana sobre el santuario prehispánico.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Es como decir que los vascos tienen RH-, pero si vienen turistas al parque temático.
A Favor
En Contra

Recuerdo una historia que contaba una majorera que fue internada a Tenerife a estudiar.

Sus compañeras le preguntaba si hablaba guanche, y ella les decia que si, y soltaba un galimatias que se inventaba sobre la marcha... Las otras se quedaban asombradas gracias a su ignorancia.

De aquellos polvos, estos lodos.

Todo sea por el turismo.

Puntuación 2
#1