Evasión

Cómo cuidar las manos, esas grandes olvidadas que siempre te delatan

  • La doctora Ruth Moro, de la clínica Neolife, explica la importancia de su cuidado
  • La especialista ha desarrollado una técnica para tratar la piel de fuera a adentro
Dreamstime
Madrid

Una vez pasadas las vacaciones, los estragos del sol en nuestro cuerpo se notan. Y cada vez más. Empezando por el pelo, siguiendo por la cara y terminando por la piel del cuerpo, cada año es más evidente los daños de la radiación ultravioleta, pues ésta es la culpable del 90 por ciento del envejecimiento de nuestra piel. Por este motivo, la vuelta a la rutina lleva consigo para casi todos los mortales rituales de cuidado impepinables, aunque, en la mayoría de casos, no suficientes.

La doctora Ruth Moro, responsable de la Unidad de Medicina Regenerativa de Neolife, habla en este punto de las manos, ya que son las grandes olvidadas que "siempre dicen la verdad". "Como es una parte del cuerpo que no vemos cuando nos miramos al espejo, a diferencia de la cara o el cuello, no la tenemos en cuenta, pero es súper importante tratarlas porque son unas grandes delatoras de la edad y del cuidado de cada persona", explica la especialista.

"Como es una parte del cuerpo que no vemos cuando nos miramos al espejo, a diferencia de la cara o el cuello, no la tenemos en cuenta, pero es súper importante tratarlas porque son unas grandes delatoras de la edad y del cuidado de cada persona"

Y es que, Moro ha podido comprobar que, igual que cada año es más común que tanto hombres como mujeres acudan a la clínica preocupados por el aspecto de la piel facial, las manos siguen estando en un último plano.

No obstante, la doctora aclara que actualmente existen soluciones realmente satisfactorias para conseguir que las manos luzcan "igual de jóvenes que nos sentimos". Entre estos, habla del protocolo MLR (regeneración multicapas), un tratamiento que ha desarrollado ella misma que consiste en tratar todas las capas de la piel de fuera a adentro en una misma sesión.

"Primero, realizamos un peeling específico para tratar la epidermis, prevenir el cáncer de piel, quitar manchas, arruguitas y mejorar la textura", expresa.

Tras esto, se lleva a cabo una infiltración de ácido hialurónico, vitaminas y despigmentantes para mejorar la autoregeneración de la dermis y activar las células para fabricar colágeno y elastina. Seguidamente, se sella el tratamiento mediante una mascarilla rica en factores de crecimiento epidérmicos, "y en 20 minutos el paciente puede hacer su vida normal y sin marcas", completa.

Asimismo, respecto la técnica que consiste en devolver tersura, jugosidad y volumen a las manos, se lleva a cabo inyectando debajo de la piel un material auto regenerador o ácido hialurónico reticulado. Algo que, según la especialista, consigue "una mejora muy importante del problema".

Como conclusión, Moro advierte que este tratamiento es prácticamente indoloro, pero que ha de practicarse siempre bajo el cuidado y control de un médico especializado en dicha técnica, sacando a relucir los numerosos casos de intrusismo que existen en este sector que acaban con graves consecuencias.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0