Evasión

La ruta de los siete faros de Menorca, la mejor forma de enamorarse de la isla bonita

  • Faro de l'Illa del Aire está rodeado por una gran cantidad de flora y fauna
  • El faro de San Carlos de Mahón es el más antiguo de toda la isla
  • Faro de Favàritx, uno de los más visitados, tiene una apariencia casi lunar
Madrid

Durante siglos han sido los guías de marineros, soldados, pescadores (e incluso piratas) que navegaban en busca de Menorca; pero hoy son, además, iconos de la isla y paradas obligadas en rutas turísticas, hablamos de los 7 faros de Menorca. Si sus vacaciones de verano pasan por la isla bonita, el hotel Barceló Hamilton Menorca propone recorrerla de una manera distinta, descubriendo sus islotes, sus rincones más encantadores y haciendo una ruta por sus inconfundibles faros.

Lea también: ¿Vacaciones en septiembre? Elige entre los mejores destinos europeos de 2019

Lea también: Disfrute del calor en las mejores playas de España, según Google

Lea también: Un recorrido por las mejores playas de Europa

Faro de l'Illa del Aire

A poca distancia de Mahón se encuentra el que es posiblemente el faro más representativo de la isla y el más alto (su torre mide 38 metros de altura). Sus reconocibles bandas blancas y negras lo hacen fácilmente distinguible desde la distancia, y se ha convertido en un gran atractivo turístico al estar ubicado en la Isla del Aire, un islote costero que alberga una impresionante cantidad de flora y fauna, entre las que destacan 6 especies de aves marinas, la lagartija balear, el hinojo marino, matas de aladiernos y pequeños cúmulos de tamariscos.

Para ver de cerca el Faro de la Isla del Aire, el hotel Barceló Hamilton Menorca ofrece una exclusiva excursión en bote, que parte desde el puerto Cales Fonts, permite hacer una parada para hacer snorkel y disfrutar del atardecer en primera fila y en una ubicación inmejorable.

Faro de Sant Carles

También muy cerca del centro de Mahón se erige el faro más antiguo de la isla, el de San Carlos o faro de Mahón. Se construyó en el año 1852 al sur de la bocana del puerto de Mahón, en 1912 dejó de funcionar para proteger la vida de los fareros y sus familias, quienes tenían que atravesar una zona de alta actividad militar para acceder a él. En 1917 se derribó el edificio original y parte de sus restos se utilizaron para construir el faro de Favàritx. Actualmente, este faro es una torre de hormigón de 10 metros de altura, que se puede observar desde el mar en distintas rutas turísticas cerca de los restos del castillo de Sant Felipe (s. XVI)

Faro de Favàritx

Es uno de los faros más visitados de la isla, no tanto por su imponente torre de 28 metros de altura y sus bandas blancas y negras en espiral, sino por el entorno en el que se encuentra que tiene una apariencia casi lunar, en el cabo de Favàritx. Su luz se puede ver desde una distancia de 16 millas náuticas y en su interior alberga una interesante colección de señales marítimas, que se pueden visitar con previa reserva.

Faro de Cap de Cavalleria

Se edificó en 1857 y su torre se eleva 15 metros sobre el suelo. Desde lo alto del acantilado del Cabo de Cavallería vigila (junto al faro de Punta Nati, también en la costa norte de la isla) una zona en la que en el siglo XVI hubo más de 700 naufragios. En su interior se encuentra el Centro de Interpretación del Cabo de Cavallería, donde los visitantes pueden observar cómo ha evolucionado el faro desde sus inicios hasta la actualidad, junto con el resto de la zona que le rodea. Por si fuera poco, la mayoría de los menorquines asegura que desde este punto se pueden ver algunos de los atardeceres más espectaculares de la isla.

Faro de Punta Nati

Ya en la mitad de la ruta desde Mahón, se encuentra el faro de Punta Nati, también en la costa norte. Se encuentra en un entorno natural conocido como la "Menorca seca", debido a su suelo pedregoso, altos acantilados y escasa vegetación. El principal atractivo que tiene visitar el faro de Punta Nati y sus alrededores es aprovechar la poca intervención urbanística para disfrutar del paisaje, con atardeceres impresionantes con los que se puede divisar la isla de Mallorca en el horizonte.

Faro de Sa Farola

El recorrido llega finalmente a Ciutadella, al norte de la isla en la bocana del puerto antiguo. Desde el peñón en el que se encuentra este faro, construido en 1863, se puede contemplar por un lado Ciutadella, por otro el castillo de Sant Nicolau y, en la distancia, la isla de Mallorca. Además, muy cerca de este faro se encuentra una ermita que vale la pena visitar y una pequeña cala en la que un buen baño está más que permitido.

Faro de Artrutx

A tan solo 30 minutos (unos 7 km) del centro de Ciutadella se encuentra el faro de Artrutx. Este faro tiene una torre de más de 30 metros, construida sobre una casa blanca en pleno cabo de Artrutx, que marca el extremo menorquín del estrecho con Mallorca. El gran atractivo de este faro y lo que le convierte en el lugar perfecto para acabar con la ruta de faros, es que en las antiguas casas que ocupaban los fareros hoy funcionan encantadores restaurantes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Menos lobo Caperucita.
A Favor
En Contra

Para ver faros no hace falta ir tan lejos. La costa sur de la península está repleta de ellos y son más barato visitarlos. Los tiene de dos tipos, los del Atlántico y del Mediterráneo y no es necesario depender de barcos y de un aeropuerto.

En dos días y con unas buenas zapatillas para andar, lo has visto todo. Después te aburres y la sensación claustrofóbica es agobiante.

Puntuación 1
#1