Evasión

La carne artificial nace para 'comerse' el cambio climático

  • Biotech Foods, construcción de tejidos a partir de células animales
  • Una respuesta al problema que supone el impacto de la ganadería intensiva
  • El consumo de carne es una de las formas más destructivas del planeta
Madrid

La implantación mundial de la carne ética está a la vuelta de la esquina. Es cuestión de tiempo que se reduzcan los costes de producción, se favorezca su escalabilidad y el cliente integre con naturalidad su consumo. Se trata de emplear células de animales y fomentar mediante la construcción de tejidos su desarrollo en un entorno biológico controlado. Una opción real de lucha contra el cambio climático, a la que se han sumado empresas como Burger King, con la creación de la hamburguesa Imposible Whopper, su principal apuesta para atraer al público vegano.

Lea también: La alternativa vegetal del pollo: sabrosa y atractiva

La empresa guipuzcoana Biotech Food, una de las pocas iniciativas líderes a nivel mundial que desarrolla tecnología para la producción de carne cultivada, prepara el lanzamiento de la marca Ethica Meat, que será el ingrediente fundamental para la producción de alimentos como salchichas, nuggets o albóndigas, con el fin de poder sacarlos en los supermercados en 2021.

Mercedes Vila, una de las cuatro fundadoras de la empresa, explica que "no pretenden sustituir la carne natural, sino ser una alternativa". Una opción con la que ofrecer una respuesta global al problema social que supone el impacto de la ganadería intensiva, una de las principales fuentes de emisión de metano, un gas de efecto invernadero, especialmente potente, que contribuye al calentamiento global.

Con el fin de solventar este problema mundial nace Biotech Foods, que parte de un modelo tecnológico de construcción de tejidos a partir de células animales, que desarrolla para su evolución entornos biológicos controlados y sin intervención o modificación genética.

Menos emisiones

La carne ética reduce las emisiones totales de la ganadería mundial, y equilibra el bienestar animal y las necesidades biológicas de los seres humanos, mejorando las condiciones de vida de los animales. La diferencia con la producción de carne actual consistirá, no en su origen de valor biológico o en su procesamiento posterior, sino de qué forma ese producto alimenticio se ha desarrollado y qué efectos genera o evita.

Según un último estudio respaldado por ONU Medio Ambiente, el consumo de carne es una de las formas más destructivas del planeta, pues según datos ofrecidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la demanda de proteínas a nivel mundial en 1980 fue de 200 millones de toneladas frente a los 600 previstos para 2020, los 700 en 2030 y los 1.000 millones de toneladas en 2050 (carne y pescado fundamentalmente), modelo que resulta imposible de sostener a día de hoy.

Demanda de proteínas

No obstante, esta carne artificial permitirá atender la alta demanda de proteínas de origen animal, y reducir el actual impacto ambiental del proceso de producción de la carne que procede de las granjas y los mataderos, hecho que preocupa tanto a los expertos, mediante soluciones sostenibles. Un dato que explica el alcance revolucionario de esta carne apunta a que con una única célula de un pavo se podrán llegar a producir 20 billones de nuggets.

Por ello, se estima que los productos de carne ética consumirán un 99 por ciento menos de tierra, un 75 por ciento menos de consumo de agua y un 90 por ciento me-nos de emisiones que otro producto cárnico similar actual, y Biotech Foods está en esa carrera frente a compañías impulsadas financieramente por magnates como Bill Gates (Memphis Meats) y Sergey Brin (Mosa Meat).

'Impossible Whopper'

Burger King, una de las cadenas de comida rápida más conocida, no se queda atrás, y recientemente ha lanzado la versión vegetariana de su clásica hamburguesa Impossible Whopper en los más de 7.200 establecimientos que tiene en Estados Unidos, con el fin de conquistar al creciente consumidor vegano.

De esta forma, Burger King se adelanta a su principal competidor, McDonald's en la carrera por incluir este tipo de hamburguesas en sus menús, que llega de manos de Impossible Foods, la compañía que desarrolla productos cárnicos artificiales a partir de plantas, y que compite directamente con Beyond Meat. La hamburguesa sin carne que sabe a carne tiene el mismo valor proteínico que la hamburguesa tradicional, aunque es ligeramente más baja en calorías y en colesterol (90 por ciento) y tiene 0 por ciento de grasas trans.

Sin embargo, no se trata solo de atraer a consumidores veganos, sino de hacer hincapié en la comida sana en general, para mejorar la calidad de vida de sus clientes, según aseguran en el sector.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Sigue siendo comida procesada que es mala para la salud
A Favor
En Contra

Puag, prefiero proteínas vegetales como los garbanzos, judías o unas lentejas. Y la proteína animal solo de origen ecológico y poca.

Puntuación -4
#1
Tony
A Favor
En Contra

Porqueria progre, dejar de consumir productos Made in China y otros paises que no respetan ni cumplen con ningún criterio medio ambiental si es que de verdad os preocupa el medio ambiente. Ah, que no podemos hacerlo porque somos más pobres que las ratas......... yo creia que era que somos muy listos y nos gusta comprar barato.

Toma globalización.

Puntuación -1
#2
Tony
A Favor
En Contra

Y con un par de huevos lo presentan en un embalage plastico, si es que las payasadas se caen por si solas.

Puntuación 0
#3