Evasión

Donatella Versace se gasta cinco millones en la adquisición de Villa Mondadori

  • La diseñadora ha adquirido la propiedad por unos cinco millones
  • La villa albergó invitados como Walt Disney y Ernest Hemingway
Madrid

La diseñadora de moda Donatella Versace ha adquirido la Villa Mondadori, propiedad de la dinastía editorial en el Lago Maggiore y una de las fincas más renombradas y famosas de Italia. Situada en Meina, en el norte del país, la villa se ha vendido por alrededor de 5 millones de euros.

La finca fue comprada por la familia Mondadori en la década de 1920. Por ella han pasado desde entonces muchos nombres famosos como Walt Disney, George Simenon, Thomas Mann y Ernest Hemingway. Durante su estancia, algunos de los escritores más aclamados del siglo XX dejaron sus firmas en la pared sobre la chimenea. Allí permanecen hasta el día de hoy, como testimonio del glorioso pasado de la Villa Mondadori.

Aunque inicialmente en venta con Engel & Völkers, Donatella Versace adquirió la villa de 1.400 metros cuadrados en el Lago Maggiore sin la intermediación de la inmobiliaria. La propiedad, una gran residencia histórica de color rosa claro, se extiende por una superficie de 1.400 metros cuadrados y tiene vista directa al lago. Consta de al menos 50 habitaciones, 20 de las cuales son dormitorios y 12 baños, así como un jardín, un garaje y una piscina.

Lago Maggiore: la demanda se mantiene contantemente alta

La decisión de Donatella Versace de adquirir esta villa confirma la alta demanda existente en inmuebles de primera calidad en el Lago Maggiore. Junto con el Lago di Como y el Lago di Garda, los lagos italianos siempre han sido un destino muy solicitado internacionalmente. En 2018, alrededor del 75% de los compradores de propiedades en esta zona provenían del extranjero, en su mayoría de Alemania, Reino Unido y Suiza.

"Esperamos que el mercado inmobiliario del Lago Maggiore siga creciendo positivamente en los próximos años ya que los compradores internacionales seguirán mostrando un gran interés", asegura Alessandro Lotito, director de la oficina de Engel & Völkers Lago Maggiore.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.