Evasión

Día Mundial de la Tarta de Queso: una ruta para descubrir los mejores sitios para disfrutarla

  • Se cree que su nacimiento se remonta 4.000 años antes de la era actual

Hoy, 30 de julio, celebramos el Día Mundial de la Tarta de Queso. Una elaboración que ha creado todo un mundo a su alrededor y es el resultado de muchas modificaciones a lo largo de miles de años. Se cree que su nacimiento se remonta 4.000 años antes de la era actual, allá por la Antigua Grecia, y a día de hoy, pocos son los que no se resisten a una deliciosa porción de tarta de queso. He aquí un recorrido por los mejores sitios para probar esta delicia:

ABRASA

c/ Estafeta, 2. Alcobendas

Abrasa.

En este espacio es posible sentir la tranquilidad de la zona norte de Madrid y celebrar encuentros relajados, ya sea en la zona de barra, la sala del restaurante o en la terraza. Abierto desde febrero, se trata de la tercera apuesta de Experience Group, y es ya un imprescindible para los amantes del producto de calidad. En este local ubicado en la tranquilidad de la zona norte de Madrid elaboran una tarta de queso muy similar a la de su proyecto hermano, Carbón Negro. Perfecta como colofón final a una comida de puro producto y empleo de la parrilla.

ALBOROTO

c/ Princesa, 3. Madrid

Alboroto.

Alboroto es el último proyecto del Grupo Lalala que acaba de abrir sus puertas en la calle Princesa, 3. Un imponente espacio pensado para disfrutar al ritmo de la música en directo o sesiones con Dj acompañado de lo mejor de la cocina italiana y americana, con refrescantes cócteles e irresistibles postres. Los fans de las tan aclamadas tartas de queso cremosas están de suerte pues, Alboroto, incorpora en su carta la misma elaboración que preparan en sus locales hermanos como en La Mamona, La Bientirada o La Charla. Doce pruebas llevaron a los chefs de a dar con el postre definitivo. ¿El secreto? Un punto dulce justo, con una base de galleta crujiente y cremosidad sorprendente.

BIBO

Paseo de la Castellana, 52. Madrid

Hotel Puente Romano. Marbella, Málaga

BIBO Beach House. N-340, Km. 76,6. Vadevaqueros, Cádiz

Bibo.

BIBO es la democratización de la alta gastronomía llevada a cabo por el chef con tres estrellas Michelin Dani García. Para finalizar la experiencia, nada como disfrutar de los guiños viajeros que caracterizan su cocina a través de la cheesecake elaborada con queso payoyo, que se sirve al estilo americano con una receta tradicional y jugosa que se cubre de mermelada casera de frambuesa y helado. Sabor y frescura a partes iguales para disfrutar en sus sedes de Madrid, Marbella y en el recién estrenado BIBO Beach House.

CAFÉ COMERCIAL

Glorieta de Bilbao, 7. Madrid

Café comercial.

Imprescindible en la vida cultural y social madrileña desde hace 132 años, el Café Comercial se ha convertido por derecho propio en un punto de encuentro entre generaciones y en un referente de la gastronomía castiza. Para poner la nota dulce tras una comida o para disfrutar entre horas, Pepe Roch elabora una tarta de queso tostada al horno con un interior cremoso. La acompaña de frutos rojos y helado de galleta artesana. Un dulce que se puede disfrutar en barra, en el restaurante o incluso en la terraza ubicada en la glorieta de Bilbao.

CARBÓN NEGRO

c/ Juan Bravo, 37. Madrid

Carbón negro.

Carbón Negro es toda una apuesta por la vuelta a los orígenes de la cocina, donde el conocimiento del producto en profundidad y el respeto a la estacionalidad, marcan el pulso de los fogones. Su tarta de queso, de textura cremosa y superficie ligeramente tostada hacen de esta receta una tentación para los comensales que visitan Carbón Negro. Como afirma su artífice, Gonzalo Armas, "la cocemos con mucho mimo y la trabajamos como si hiciéramos una infusión de queso para helado". Además, este icono de Carbón Negro y clásico de la capital está también disponible para llevar con previo encargo de 24 horas.

EL ESCONDITE DE VILLANUEVA

c/ Villanueva, 26. Madrid

Con su horario non-stop y una variada carta que se adapta a cada momento del día, El Escondite de Villanueva se ha convertido en un imprescindible del Barrio de Salamanca. Un coqueto mirador desde el que contemplar el ir y venir de la ciudad mientras se disfruta de un desayuno completo, un aperitivo, un almuerzo con sus platos de inspiración mediterránea, o uno de sus postres. Su tarta de queso viene servida en tarro de cristal, y la sirven con un refrescante helado de galletas.

EL SEÑOR MARTÍN

c/ General Castaños, 13. Madrid

El señor Martín.

En El Señor Martín prevalece la obsesión por la esencia del mar y el respeto por cada producto mediante la elaboración que mejor le corresponde para, de ese modo, poder exhibir todo su sabor y textura, siempre bajo la batuta y maestría del chef Alfonso Castellano. Una oferta que, además, se ensalza con una cabecera de postres caseros, como su tan afamada tarta de queso. De receta tradicional, su tarta de queso Laperal viene acompañada con higos cuello de cisne estofados con Pedro Ximénez.

KAVA MARBELLA

Avenida de Antonio Belón, 4. Marbella, Málaga

Kava.

En el restaurante KAVA en Marbella la propuesta gastronómica se encuentra en constante desarrollo, según la creatividad diaria del joven chef Fernando Alcalá, Cocinero Revelación 2019. Sin embargo, entre la cambiante oferta de platos hay un postre estrella fijo en la carta: la tarta de queso, premiada como la mejor tarta de queso de España 2019 en el I Foro del Queso de Gran Canaria. La clave de su receta reside en la textura conseguida mediante el proceso de cocción.

LOBITO DE MAR

Av. Bulevar Príncipe Alfonso de Hohenlohe, 178. Marbella, Málaga

Lobito de mar.

El chiringuito sin playa se inspira en los platos más populares de la cocina tradicional andaluza que marcaron la infancia del chef Dani García. Para poner la nota dulce, en Lobito de Mar se sirve tarta de queso. Eso sí, versionada y evolucionada. De aspecto clásico y tradicional, la tarta que el chef ofrece en su local localizado en Marbella se elabora con queso fresco. El chef además comenta "En los orígenes, la receta llevaba queso payoyo de Ronda, pero hemos querido revisarla para conseguir una textura más jugosa".

TREZE

c/ General Pardiñas, 34. Madrid

Treze.

La tarta de queso de Saúl Sanz no es como las demás. Incorpora a la tradicional receta queso Gamonéu, una de las variedades queseras asturianas más sabrosas que hacen de este postre, una propuesta irresistible que ya se ha convertido en un clásico de su restaurante. También puede degustarse en la amplia zona de barra que ha estrenado en su nuevo local, en el número 34 de la misma calle. Un nuevo espacio en el que ahora se respira un ambiente más sofisticado pero que conserva la esencia original, con una cocina de mercado que varía en función de los productos más frescos del mercado.

UMO

Paseo de la Castellana, 43. Madrid

Umo.

En Umo, la técnica tradicional japonesa es la clara protagonista, donde gastronomía española y nipona se encuentran para mostrar la cara menos conocida del país del sol naciente. Y, como no podía ser de otra forma, la tarta de queso de Umo está inspirada en la clásica japonesa, suflada y esponjosa, a la que se le añade parmesano rallado para darle un contraste salado muy original. Su presentación también sorprende, ya que se sirve en el interior de una vaporera.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

pascu
A Favor
En Contra

Vaya, parece que no se puede encontrar una buena tarta de queso fuera de Madrid, o como mucho yendo a Marbella, quizá la redactora debería visitar más partes de España o rebautizar el artículo como: "(...)una ruta para descubrir los mejores sitios DE DONDE VIVO Y VERANEO"

Después los madrileños se extrañan de que la "gente de provincias" profiera tal animadversión hacia la capital

Puntuación 1
#1