Evasión

Las nuevas oficinas de la Comisión Europea, firmadas por un arquitecto español

  • El estudio Rafael de La-Hoz ha sido el ganador de este proyecto
  • Contará con dos millones de metros cuadrados en el corazón de Bruselas
  • Este edificio recibirá a 345.000 visitantes al año y reducirá emisiones
Madrid

El consorcio formado por el estudio de Rafael de La-Hoz, la oficina londinense de Perkins and Will, los arquitectos paisajistas y urbanistas alemanes Latz + Partner y los consultores de ingeniería españoles TYPSA y MC2 ha ganado el concurso para el diseño de un nuevo complejo de oficinas de la Comisión Europea, que contará con dos millones de metros cuadrados en el corazón de Bruselas.

Lea también: El truco de los rascacielos neoyorquinos para ser los más altos y caros: incluir pisos vacíos

Lea también: Una apuesta por lo rural: por qué la torre más alta de Europa occidental estará en una aldea

Lea también: El rascacielos más alto de África, diseñado por el español Rafael de La-Hoz

"Nuestra propuesta busca abrir esta localización a toda la sociedad, creando un espacio público que no sea solo para los empleados de la Comisión Europea, sino que también esté pensado para los visitantes de la nueva Rue de Loi y la comunidad en general. Nos sentimos honrados de desempeñar un papel tan central en la creación de un nuevo corazón para Bruselas y la democracia europea. Es un verdadero placer trabajar con un equipo con tanto talento, sobre todo en un proyecto que será muy emocionante a largo plazo", ha declarado Rafael de La-Hoz.

El grupo ganador supervisará la creación del nuevo complejo, que revitalizará aún más el centro europeo de Bruselas. Junto al nuevo edificio de la Comisión, que albergará a más de 5.000 personas, habrá un gran espacio público, una galería abierta y zonas ajardinadas, que beneficiarán no solo al personal, sino también a los visitantes y a la comunidad local.

El diseño fue seleccionado, de entre varios centenares de proyectos, por un jurado de arquitectos de renombre internacional y aprobado por la Comisión Europea, ya que ofrece una solución orientada al futuro, resistente e innovadora para reemplazar las actuales oficinas de la institución.

Se espera que los nuevos edificios reduzcan en un 50% las emisiones de CO2 y consuman un 70% menos de energía que las oficinas existentes. Al concentrar el personal en edificios modernos y más eficientes, la Comisión generará mayores ahorros que en el caso de optar por la renovación de sus edificios existentes o el alquiler de oficinas alternativas en cualquier otro lugar del barrio europeo.

El proyecto también fue reconocido por la valiosa aportación que realizará a la expansión en curso de esta zona, donde se encuentran una gran variedad de instituciones y organizaciones de la UE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Muy mal.
A Favor
En Contra

Los edificios de cristal y metal son horribles para los trabajadores que pasan tantas horas en ellos; en Bruselas hay poco sol pero el cristal deja pasar los rayos UVA que provocan melanomas. Solo sirven para que al arquitecto gane premios de otros arquitectos.

Puntuación 0
#1