Moda y Complementos

Nicolás Vaudelet regresa al pasado y Sara Coleman afronta el futuro

Imágenes de los desfiles dobles de Coleman y Vaudelet. / EFE

En el primer desfile compartido de la última jornada de Cibeles nos encontramos con dos propuestas muy diferentes.

 La primera en salir a escena fue la firma sevillana El Caballo diseñada por el francés Nicolás Vaudelet, que en esta ocasión ha puesto la mirada en época que vio nacer a la firma que dirige creativamente y que por aquel entonces se dedicaba a la guarnicionería.

Nicolás ha trabajado las pieles con un esmero inaudito dándole tratamientos dan diferentes como el drapeado, tableado o el patchwork geométrico.

La equitación siempre está presente en sus colecciones en multitud de guiños que no pasan desapercibidos al ojo experto, pero que otras veces son tan obvias como los pantalones de montar y referencias militares que afloran en las piezas ejecutadas en verde caqui. Una segunda parte del desfile nos lleva a los etéreos vestido de noche que nos sumergen en los retratos de la reina regente María Cristina y en toda aquella Belle Epoque de suntuosidad sin igual.

A continuación desfiló Sara Coleman, debutante en Cibeles tras su paso por El Ego. Ella se dejó llevar por el funcionalismo con aires futuristas propios de una tecnocracia de laboratorio.

Su paleta cromática a pesar de ser muy limitada (madera, gris piedra, verde acuático, azul negro noche y azul mar) consigue una vida inusitada gracias al excelente trabajo de patronaje en el que explora ?las entrañas de las estructuras orgánicas naturales más salvajes y depuradas?. Sobriedad y funcionalidad se dan la mano en una mujer de su tiempo que no quiere mirar al pasado para vestir.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum