Moda y Complementos

Andrés Sardá pone su mirada en Iberoamérica

"Años 50, 60... pero sin embargo nosotros queríamos mirar al otro lado del mar, hacia la mujer iberoamericana: una mujer fuerte y sin embargo muchas veces desconocida..." eso le escuchaba decir a la propia Nuria Sardá -heredera de la tradición y creadora del presente y futuro de la firma- momentos antes del desfile de su Casa. Y no se equivocaba porque lo hoy visto ha sido auténtica María Félix en voz transformada en torbellino colorista.

Alegría mexicana y folclorismo en estado puro traducido en monos de lentejuela, estampados animales en su lencería tanto teñida en morado como en su color original de leopardo para el primer vestido lencero enmarcado en encaje; un color que se aclara  para dar paso a creaciones más románticas que se refuerzan bajo el acento del punto en crochet para capelinas, capas, leotardos y un perpetuo festival de pompones.

Falda que es casi capote de pura fiesta y una Madre Patria que a tanto inspira como rinde homenaje a través de escotes convertidos en pecera, túnicas bodegón de sedas pintadas,  volantes y mantones de Manila encajados en sombreros colombinos.

Una colección de borlones, pasamanería, cintas y verdadero icono andino que estalla en una capa que se hace cuadro en su interior y cede el paso al estilo gaucho argentino que tanto se interpreta en lentejuela como en gasas de estructura gabardina... Arte lencero que nunca deja de sorprender y reinventarse tanto en sus propuestas como en su puesta en escena.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum