Gourmet

Al-Mounia, la magia marroquí convertida en referente gastronómico

Singular, elegante y todo un homenaje al arte y la cocina marroquí. Traspasar las puertas de Al-Mounia es dejarse envolver por el ambiente de Las mil y una noches para degustar el Marruecos más auténtico y refinado. Uno de los restaurantes decanos en Madrid, inaugurado en 1966, cuando el señor Sahri llegó de Casablanca y creó un lugar cosmopolita y exclusivo. Hoy, este espacio se ha convertido en un clásico y un referente de esta cocina étnica sin perder un ápice de esplendor.

En los comedores impresionan sus artesonados, los trabajos de yesería en las paredes, esos azulejos típicamente magrebíes formando mosaicos… todo conservado magníficamente. Un distinguido escenario pleno de detalles como la cubertería de plata, la vajilla artesana de piezas únicas o las mesas de latón dorado en una atmósfera purista y genuina.

Dirigido con profesionalidad por la maître marroquí Inaam, la cocina desborda sabores y aromas en los que no faltan unas especias sabiamente dosificadas. La laboriosa culinaria marroquí, con siglos de antigüedad, aquí se reproduce fielmente por expertos originarios de cada zona abanderados por Mustafá, jefe de cocina con muchos años en la casa.

Entre sus especialidades están, por supuesto, un suculento cous- cous (de pollo, cordero, ternera o verduras), la ensalada tabulé o el humus. Pero Al-Mounia se distingue con otros platos difíciles de encontrar en Madrid como la pastella farci -hojaldre con pollo y almendras-, los tajines de distintas carnes o pescados del día (este último mucho más exótico) o la paletilla de cordero lechal asado al estilo bereber, que otorgan el peso específico a esta cocina por su originalidad. Entre todos ellos destaca el Mechoui al horno, un cordero que se asa entero y lentamente, de piel crujiente y tiernísima carne, elaborado únicamente por encargo.

No falta la sustanciosa sopa harira, elaborada a base de verduras, carnes, mantequilla y especias, que se suele tomar en los periodos de ramadán. Y éste es el momento: a partir del 15 de mayo y hasta el 14 de junio, etapa este año del ayuno religioso, Al-Mounia ofrecerá un amplio menú especial (38 euros) que, además de esta sopa típica, contiene distintas preparaciones como brochetas, pastela o cous-cous.

Como colofón, los postres de Al- Mounia son toda una delicia. A destacar la pastelería oriental hecha en la casa artesanalmente como el cuerno de gacela, relleno de pasta de almendras amargas o el ceffa, un cous-cous dulce. Carta de vinos demasiado clásica y algo anticuada que habría que revisar.

El Menú

Primero: Pastella 'farci'.

Segundo: Tajine de cordero con almendras.

Postre: Pastelería oriental artesana.

Precio medio: 45-50 euros.

Contacto

C/ Recoletos, 5. Madrid.

Tel.: 914350828

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado