Gourmet

Patatas fritas cordobesas de clase 'gourmet'

San Nicasio ha recibido durante cuatro años consecutivos la Medalla de Oro a la calidad.

Rafael del Rosal López buscaba una salida laboral para trabajar. " Siempre he tenido inquietudes gastronómicas. Antes tenía un puesto de churros, pero por las tardes estaba libre, y como siempre he sido tan activo, decidí aprovechar la infraestructura que tenía y montar una empresa de patatas fritas, aunque no tenía experiencia en su elaboración", nos dice Rafael.

Así es como comenzó San Nicasio, una pequeña empresa de apenas tres trabajadores ubicada en Priego de Córdoba, que se dedica a la elaboración y comercialización de patatas fritas. Hasta aquí ninguna novedad. Sin embargo, Del Rosal buscó darle una vuelta de tuerca a su patata: "La gente asocia una hamburguesa o unas patatas fritas a comida basura, pero ¿por qué no pueden ser éstas saludables si empleas los mejores productos para su elaboración?".

Bajo esta premisa, esta micropyme se lanzó a crear una patata frita de estilo gourmet. Y el resultado queda patente en premios como las cuatro Medallas de Oro a la Calidad obtenidas en otras tantas ediciones de los galardones internacionales Monde Selection, que se celebran en Bélgica.

¿Su secreto? Para Del Rosal, la clave está en los ingredientes: patatas de origen español no trasgénicas, sal rosa del Himalaya, una fritura muy lenta, y aceite de oliva virgen extra. De hecho el último galardón recibido ha sido el de Mejor Alimento Elaborado con Aceite de Oliva en la feria Expoliva 2011, en mayo pasado. "La freidora que empleamos es industrial, pero saco la mitad de la mitad de lo que sacaría otra empresa, y mi fritura es lenta" comenta Del Rosal.

Con esta técnica, sus patatas han conseguido catalogarse como un producto gourmet, presentes actualmente en hostelería, pastelerías y hoteles de prestigio de Madrid y Barcelona, además de exportar sus productos a países como Japón, Alemania o Estados Unidos, con una facturación media que ronda los 387.000 euros anuales.

La empresa no cuenta con un lineal de productos light ni tienen pensado implantarlos en un futuro próximo, porque, asegura su creador, "las patatas San Nicasio son un producto saludable". Sin embargo, su idea es incorporar una línea de patatas ecológicas, con las que considera que tendrá un mayor nivel de exportación.

Empresarialmente, Rafael confiesa que su negocio continúa creciendo. La última decisión que ha tomado ha sido la compra de un terreno que ha supuesto un desembolso de dos millones de euros, destinados a establecer una nueva fábrica, que actualmente se encuentra situada en Priego. La nueva superficie contará con 10.000 metros cuadrados de terreno y con una fábrica de 2.000 metros, de la que esperan obtener una producción de 10.000 kilos diarios.

El empresario afirma además que la financiación no ha supuesto un problema para él en ningún momento, puesto que, según dice, "los bancos aportan la ayuda económica a los proyectos creíbles, solventes y de bajo riesgo".

Envases aéreos

Rafael del Rosal ha tenido inquietudes en cuanto a la imagen y el embalaje de sus productos. "Hemos cambiado cuatro veces de imagen", confiesa el emprendedor. Desde un principio quería elaborar un producto que se desmarcase de lo que se encuentra en el mercado. "El envase que empleamos tiene un sellado especial del cien por cien, que garantiza que no haya ningún tipo de fugas de aire ni de aceite. Además, con este nuevo envase podemos exportarlas en avión sin que las bolsas revienten por el cambio de presión. Son tan seguras que puedes sentarte encima de ellas o meterlas bajo el agua con el envoltorio, que te aseguro que no van a sufrir ningún tipo de daño".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado