Casas

¿Vive en un hogar saludable? Cinco claves para averiguarlo

Istock

Hoy en día, pasamos el 90 por ciento de nuestro tiempo en interiores. Gran parte, en nuestros hogares. Mantener el hogar limpio, decorado y aclimatado al gusto del consumidor es una tarea que, a día de hoy, pocos pasan por alto. Pero ¿es realmente nuestro hogar un lugar saludable?

Uno de cada diez españoles declara vivir en edificios poco saludables, es decir, edificios con humedad (techo con goteras o suelo, paredes o cimientos húmedos), con falta de luz natural, calefacción inadecuada en invierno o problemas de elevadas temperaturas. Vivir en un edificio poco saludable tiene efectos negativos sobre la salud, y más del 50 por ciento de personas que viven en ellos presentan problemas de salud con respecto a quienes viven en edificios que albergan mejores condiciones.

Para poder dar una respuesta, la compañía danesa Velux, experta en la creación de entornos habitables de la luz natural y la ventilación, ha realizado un estudio donde concluye las cinco claves que determinan si un hogar es realmente sano. Concretamente:

Buenas condiciones para un sueño reparador: Casi 8 de cada 10 personas no tienen condiciones óptimas de sueño en casa, y lo que es aún más preocupante es que se hacen pocos intentos por mejorarlo. Las personas que tienen condiciones óptimas para dormir en sus dormitorios son un 50% más propensos a gozar de buena salud y a sentirse con energía durante todo el día. Otro dato interesantes es que el 77% de las personas no tienen condiciones óptimas de sueño en su hogar, lo que representa una amenaza para la salud y es probable que los deje sin energía.

Luz natural:Las personas que viven en viviendas sin luz natural tienen más probabilidad de tener una salud deficiente. La entrada de luz natural en nuestro hogar ofrece multitud de beneficios para la salud, ya que éste elemento influye en nuestra energía, estado anímico y rendimiento. Está comprobado: la falta de luz natural puede agravar o ser la causa de muchas enfermedades, dolencias y trastornos como el Trastorno Afectivo Estacional (forma de depresión que aparece en la mismo época cada año), falta de energía, fatiga, cansancio, depresión, irritabilidad, trastornos de sueño, variación de peso estacional, falta de concentración, dolores de cabeza, etc.

Ventilación y temperatura interior confortable: La falta de intercambio de aire, junto a la alta humedad, puede dar lugar a la formación de moho y, con el tiempo, causar enfermedades. Por tanto, la ventilación debe estar presente en nuestras viviendas. La ventilación activa juega un papel decisivo en la prevención de la condensación de manera eficiente. La correcta interacción entre temperatura y humedad debe estar asegurada. A continuación, unos consejos para conseguir un mejor clima interior que sea saludable:

-Realizar ventilación cruzada abriendo varias ventanas de tejado y fachada 5-10 minutos, cuatro veces al día.

-Abrir completamente las ventanas: las paredes se enfrían cuando las ventanas están permanentemente entreabiertas. Esto aumenta el riesgo de condensación y la formación de moho, lo que conduce a un clima interior insalubre.

-Mantener las puertas cerradas al cocinar y al ducharte y airea después.

-No usar humidificadores de aire.

-Las cortinas deben tener una distancia de mano a la pared.

-En caso de niveles de humedad excepcionalmente altos (por ejemplo, cuando se seca la ropa en el interior), ventilar con mayor frecuencia.

-Intentar mantener un nivel de humedad interior de un máximo del 50% (medible con un higrómetro). El ácaro del polvo muere cuando el nivel de humedad cae por debajo del 50%.

Niveles saludables de humedad: Las personas que viven en un edificio insalubre – con humedades o moho- tienen más del doble de posibilidades (el 66%) de tener mala salud y un 40% más de probabilidades de sufrir de asma. Por otro lado, aquellos que sufren pobreza energética -es decir, que viven en casas frías - tienen el doble de posibilidades de padecer una mala salud y casi tres veces más probabilidades de tener humedad en el hogar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado