Casas

Edificio Dakota de Nueva York: un residencial de lujo con historia y leyendas urbanas

El Edificio Dakota de Nueva York es uno de los lugares más conocidos y misteriosos de la Gran Manzana. Frente a sus puertas fue asesinado John Lennon en diciembre de 1981. Un fanático desequilibrado del cantante, Mark David Champan, apretó el gatillo varias veces, causando diversas heridas que terminarían con la vida de uno de los músicos más emblemáticos del siglo XX.

John Lennon y Joko Ono vivían en el Dakota desde el año 1973. Durante una larga época el matrimonio permaneció encerrado en su lujoso apartamento, donde todavía reside la viuda del cantante. La leyenda dice que el propio John Lennon escuchaba los llantos de una mujer alrededor de su vivienda. Pero esta no es la única leyenda negra que rodea al emblemático edificio de lujo.

La historia del Edificio Dakota

La construcción del Dakota comenzó en el año 1880 y se prolongó durante 4 años. Edward Clark, el propietario de la empresa de máquinas de coser Singer, aportó gran parte de la financiación para realizar la obra. A cambio él mismo viviría en el edificio junto a su familia. Dicen que los suelos de la vivienda de Clark eran de plata esterlina, por orden del propio empresario. Pero, finalmente, nunca llegó a vivir en el Dakota, ya que falleció en 1882, dos años antes de que el proyecto viera la luz.

Una de las leyendas de este edificio tiene que ver con su nombre. Al parecer, en el momento de su construcción, quedaba tan lejos de la ciudad que lo llamaron Dakota, porque es la ciudad más lejana al oeste de Estados Unidos. No obstante, esto no se sabe si es cierto. Lo que está claro es que este residencial de lujo fue un éxito desde sus inicios.

El New York Times publicó un artículo muy favorable al edificio, lo que hizo que se alquilara completamente. De hecho, durante 45 años no hubo ningún apartamento disponible en él. Hoy en día, con la expansión de Manhattan, el Dakota se alza al oeste del Central Park, en el número 1 de la calle 72.

Henry Hardenberg fue el arquitecto encargado de su construcción. La obra resultó ser pionera en todos los sentidos, ya que no diseñó las famosas escaleras de incendios típicas de los edificios neoyorquinos. A cambió, apostó por unos ladrillos ignífugos, que impiden la propagación de incendios. Además, el Dakota tiene una planta de electricidad propia, que evita que sus inquilinos queden sin luz ante posibles apagones.

En este residencial de lujo han vivido algunas de las personalidades más conocidas del mundo de la cultura y el espectáculo. Además de John Lennon y Joko Ono, otros músicos como Bono, Jennifer López o Paul Simon han tenido sus viviendas en el edificio. Judy Garland, Leonard Bernstein o Lauren Bacall también han sido propietarios ilustres en el Dakota.

El edifico Dakota es tan exclusivo que resulta verdaderamente complicado adquirir una vivienda en él. Una junta debe aprobar a los nuevos inquilinos y muchos famosos ya han sido rechazados, como fue el caso de Madonna, Antonio Banderas y Melanie Griffith o Billy Joel. El actor Alec Baldwin ha sido uno de los últimos famosos en conseguir hacerse con un apartamento en este enclave elitista y exclusivo.

Leyenda negra

Detrás de todo este universo de exclusividad y lujo también hay una leyenda negra. Son muchas las voces de propietarios las que dicen que el Dakota tiene sus propios fantasmas. A principios del siglo XX se alojó en el residencial Aleister Crowley, un mago de magia negra que pudo haber realizado rituales en el lugar. Además, uno de los brujos más temidos de la historia, Gerald Brossau Gardner, también se alojó en el Dakota. Este último es el personaje en el que se inspira la famosa película de Polanski La semilla del diablo.

En el exterior del Dakota se rodó parte de las escenas de la cinta y la polémica no dejaba de sucederse. Algunas sectas satánicas se dieron cita en las inmediaciones del edificio, con el fin de persuadir a Polanski para que dejara el rodaje. Todo desembocó en la famosa matanza de Cielo Drive, en 1969, donde Charles Manson y un grupo de sectarios acabaron con la vida de una serie de personas, entre las que se encontraban la mujer y el hijo del famoso director de cine.

El edificio Dakota de Nueva York es todo un nido de leyendas. Dicen que en el suelo de la habitación principal de la vivienda de John Lennon y Joko Ono hay escondidos 30.000 dólares, que dejaron allí sus antiguos propietarios. Esto seguirá siendo una leyenda, ya que la junta del edificio se niega a levantar el suelo para comprobarlo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado