Caprichos

Belchite: el pueblo fantasma más visitado de España

No hay español que no conozca historias sobre Belchite, un pueblo zaragozano que ha sufrido lo suyo a lo largo de la historia. Hoy en día es uno de los muchos pueblos fantasmas que hay en el mundo. Las ruinas del viejo Belchite parecen tener algo que decir, por lo que el lugar se ha convertido en peregrinación habitual de los amantes de lo paranormal.

La cuna de lo paranormal

El viejo Belchite es un pueblo fantasma y completamente deshabitado, que cuenta con todo tipo de leyendas sobre fantasmas y extrañas presencias. Cada año más de 10.000 turistas se desplazan hasta este lugar de Zaragoza para comprobar las sensaciones que se sienten en el lugar.

Un sinfín de investigadores de sucesos paranormales se han dado cita en estas tierras desde la década de los 60. El resultado han sido todo tipo de psicofonías, cuentos y leyendas sobre hechos de difícil explicación. Gritos, lamentos, presencias, sombras, campanas repicando, extraños ruidos, etc. es lo que aseguran los expertos que sucede en Belchite.

Pese a su conexión con el mundo de lo paranormal, Belchite es uno de los pueblos con más historia de España, donde es posible vivir el pasado de otro modo. Una visita a las ruinas de la torre del reloj o al convento de San Agustín, es perfecta para entender el sufrimiento que generó una de las guerras más asoladoras del siglo XX.

Varias batallas lo asolaron

Este bonito pueblo de la provincia de Zaragoza cuenta con una historia muy peculiar e inquietante. En un principio era una muestra de lo bien que iba la comarca económicamente. De hecho, contaba con varias iglesias y conventos en su interior. Belchite estuvo habitado desde hace numerosos siglos, siendo en el siglo XVII cuando los habitantes del pueblo pudieron obtener la independencia.

Pese a todo ello, Belchite es uno de los pueblos "malditos" más conocidos del mundo. Ni la belleza de sus construcciones ni su eterno pasado lograron que el pueblo pudiera mantenerse en pie tras un sinfín de batallas sufridas por sus habitantes.

Las primeras confrontaciones que se conocen en Belchite datan de las guerras púnicas. En 1809, durante la Guerra de Independencia, se originó la conocida como Batalla de Belchite, que enfrentó a los soldados españoles contra las tropas francesas, con victoria de estos últimos. Por ese motivo, Napoleón grabó el nombre de Belchite en el famoso Arco del Triunfo de París.

Durante la I Guerra Carlista (1838) fueron muchas las batallas que se disputaron en Belchite. No obstante, la tragedia de este pueblo zaragozano no había hecho más que empezar. Tras soportar todo tipo de combates y contiendas, llegó la Guerra Civil Española, que convertiría al pueblo en un sinfín de ruinas.

Belchite fue tomado por los franquistas en 1937 y en verano de ese mismo año, los republicanos españoles atacaron el pueblo de forma descomunal. Su objetivo era alejar a los nacionalistas del norte de España. Durante la contienda, y en días posteriores, fueron más de seis mil las bajas que provocó la batalla en Belchite (entre soldados y civiles). Además de las bajas personales, el resultado fue un pueblo completamente asolado, en el que todas las construcciones eran tremendas ruinas que dejaban ver los estragos de una guerra con poco sentido.

Como es bien sabido, la Guerra Civil española la gana el bando franquista y el General Franco asegura a los supervivientes de Belchite que el pueblo volvería a ver la luz con toda la grandeza que se merecen sus valientes vecinos. Franco propone a los belchitenses dos opciones para recuperar el pueblo. La primera propuesta es hacerlo él y sin coste para los vecinos y la segunda opción se basaba en permitir a los habitantes que se ocuparan de la reconstrucción de Belchite, con el compromiso de que Franco construiría un canal de riego que trajera agua desde el río Ebro. Los belchitenses optaron por la primera opción.

Franco recurrió a prisioneros de guerra para volver a construir Belchite, que se inauguró en el año 1960. Pero, pese a que se había dicho que no supondría coste alguno para los vecinos, las casas nuevas se pusieron en venta. Esto hizo que muchos de los belchitenses optaran por marcharse a otros pueblos de la zona. El resultado fue un pueblo abandonado, con numerosas leyendas sobre fantasmas y apariciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

jjaime
A Favor
En Contra

Los belchitanos no se fueron por el precio de las casas, ademas de las bajas por la guerra solamente se vive de la agricultura, olivos y secano

Puntuación 10
#1
Francisco
A Favor
En Contra

En el palmar de troya hay uno que dice que se le aparecio San Franco y le dijo que es habia portado muy mal. Y termino en el Palmar de Troya, como cardenal-cocinero (ahi son todos cardenales). Son hecos sobrenaturales asi?? Y los "especialistas" tambien son cardenales o ya directo papas??

Puntuación -5
#2
Pepino
A Favor
En Contra

Hablan siempre de Guernica y otros pueblos destruídos por los nacionales o sus aliados. Cuando hablan de Belchite, donde murieron en poco tiempo más de 6.000.-personas nunca dicen quienes fueron los que realizaron esta hazaña. Vivir para ver.

Puntuación 7
#3
Dia del Bombardeo republicano de Belchite
A Favor
En Contra

Pues sí, es el Alzheimer histórico.

Pronto sacaremos una "ley del Alzheimer histórico".

El bando Franquista no fué tal hasta que Franco eliminó la influencia de Carlistas y falangistas, unificándolos.

Se llamaba bando nacional, por cierto.

Los nacionalistas eran el "PNV" y la "Esquerra Republicana", que demostraron ser unos chaqueteros, al servicio de ellos mismos.

En este pais, hay mucho nazi, que cree que antes de la edad media, esto era un erial.

Si los romanos levantaran la cabeza...

Puntuación 6
#4
A Favor
En Contra

Mala periodista. Antes de escribir hay que informarse. No tiene rigor alguno el artículo.

Puntuación 1
#5
Julián
A Favor
En Contra

Me parece increíble que alguien pueda publicar un artículo sin haberse informado en absoluto. Belchite no es un pueblo fantasma, en Belchite vivimos más de 1500 personas. Por cierto somos belchitanos, eso se puede ver hasta en la Wikipedia. No voy a corregir todos los errores, prefiero que leas que no te irá nada mal. Un saludo y por favor DOCUMENTESE.

Puntuación 2
#6