Caprichos

El mejor de los smartwatches es su reloj de toda la vida

Imágenes: Remo Vicario

La personalidad, la distinción, la belleza o incluso la sensualidad que trasmite un reloj en la muñeca de un hombre o una mujer no es capaz de trasmitirla ni el último de los smartwatches, ni siquiera el de Apple. Aunque la compañía fundada por el difunto Steve Jobs ha conseguido que su manzanita mordida sea símbolo de modernidad, tendencia o creatividad; la tecnología hasta la fecha no ha convencido al mundo de la moda. Y menos al diseño de relojes.

Esta falta de simbiosis entre el sector de la moda y la tecnología ha llevado a la industria de la electrónica a trabajar por conseguir que esos productos tecnológicos que comienzan a llevarse en el día a día, los weareables (relojes, pulseras o gafas inteligentes, entre otros), no hagan parecer a su propietario un friki o incluso peor: el Inspector Gadget. En esta labor está la compañía española Maintool y sus correas de reloj Classi que son capaces de transformar su bello reloj, quizá la reliquia que conserva de su padre, en un smartwatch. El director de Marketing de Maintool, Asier Sarasua, ha explicado a Evasión que su objetivo es "combinar lo mejor de la tecnología y lo mejor de la industria weareables con lo más tradicional".

En su momento, los smartwatches fueron presentados como uno de los inventos que revolucionaría el sector relojero, pero la venta de relojes inteligentes ha descendido un 51,6% en comparación con el tercer trimestre del año pasado, según datos del International Data Corporation (IDC); y Rolex continua como la compañía relojera que más vende. Entonces la pregunta es: ¿han sido los smartwatches capaces  de convencer al amante de los buenos relojes? Maintool parece tener claro que no y por ello presenta sus correas Classi cuyo know how es la integración de "la electrónica con el cuero" para permitir así llevar un reloj clásico sin renunciar a las facilidades de la electrónica.

Las correas de esta compañía junto a una aplicación móvil son capaces de medir los pasos dados, las calorías quemadas, la distancia recorrida e incluso el pulso. Asimismo, pueden cortar una llamada entrante, enviar un mensaje en caso de emergencia o recibir un Uber hasta su ubicación. Sin embargo y más allá de las posibilidades tecnológicas, Asier deja claro a este medio que su patente es la integración entre el cuero y electrónica. Pues Maintool entiende que es la clave que podría convencer para que las compañías relojeras combinen sus tradicionales diseños con las correas inteligentes de elegante cuero de su compañía. Y ofrecer así cualquiera de sus modelos como un reloj inteligente.

"Hacer que la tecnología desaparezca y se integre en nuestras vidas", explica Aiser Sarasua a Evasión, es la base que sustenta el trabajo de la Maintoll. Sus correas Classi son el primer producto con el que pretenden que el hombre o la mujer amante de los relojes y la tecnología no se vea obligado a responder a la disyuntiva de: "¿Qué me pongo mi reloj clásico o me pongo mi SmartWatch?"

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado