Sabadell

¿Comprar está de moda? Tendencias sobre vivienda en la última década

La burbuja inmobiliaria marcó un punto de inflexión en la compra de vivienda y en la economía en general en nuestro país. En el año 2008, se produjo un estallido que hizo temblar los cimientos de todo el territorio ya que, los problemas del ladrillo lanzaron una onda expansiva hacia el mercado de la banca. Esta última década, por tanto, ha vivido un sinfín de vaivenes. El mercado de la vivienda ha logrado sobreponerse a la caída estrepitosa del mercado y ahora está viviendo un buen momento.

A finales de 2008, hace justo diez años, se frenó el precio de la vivienda y entró en negativo. Fue un año complicado porque la crisis en el mercado de vivienda creó un efecto dominó imparable, que se llevó por delante miles de puestos de trabajo directos e indirectos. En esa época cientos de inmobiliarias quebraron y tuvieron que cerrar sus puertas. El mercado estaba fracturado y los españoles encararon la crisis económica.

Dos años después, en 2010, en plena crisis, se atisbaron leves y momentáneas subidas, y en 2013, según el INE, el preció bajó un 6%. El precio continuó cayendo hasta aproximadamente 2016, que comenzó a subir levemente. De la época de la burbuja quedaron en nuestro país multitud de pisos construidos, algunos inacabados.

2016, el año de la remontada

2016 se puede fijar como el año de la remontada, ya a finales de 2015 algunas comunidades autónomas registraron leves subidas, entre ellas Madrid o la comunidad Valenciana. En estos últimos dos años el mercado está siendo positivo. Madrid y Barcelona se han erigido como las grandes urbes donde más vivienda se está comprando. Uno de los motivos por lo que el mercado se está reactivando es la subida del precio del alquiler. Estas ciudades están experimentando una gran subida de los precios, y por ello los inquilinos se están animando a comprar, eso sí, alejados del centro, donde el precio por metro cuadrado está disparadísimo.

Madrid ha recuperado un 40% respecto al mínimo histórico de 2015 y Barcelona ha remontado casi un 50%. El litoral de la comunidad valenciana y algunas de las provincias costeras de Andalucía, como Málaga, también han experimentado subidas sustanciales en la venta.

La llamada gentrificación, que se refiere a la transformación y rehabilitación de los núcleos urbanos más céntricos, es uno de los causantes de la subida del alquiler. Esto ha provocado que los residentes tradicionales abandonen sus barrios de toda la vida y se sitúen en espacios más periféricos, donde los costes son más accesibles. Por tanto, la tendencia está expulsando del centro a los compradores potenciales, que no tienen más remedio que alejarse para alquilar, y por supuesto para comprar.

Hay que tener en cuenta que el precio por metro cuadrado nada tiene que ver dependiendo de una ciudad a otra, o incluso dentro de la misma ciudad. Por tanto, es difícil trazar un mapa de tendencia, sin embargo, según datos del INE, la venta de vivienda se disparó por encima del 16% en verano de 2018.

Es un hecho que el mercado se ha reactivado, tanto es así, que el pasado año se han observado nuevamente inversores interesados en la compra de bienes inmuebles, dado que en estos momentos existe una baja rentabilidad del ahorro y una gran demanda de casas. El banco de España ha señalado que en el último año, un 10,4% de los compradores destina el inmueble al mercado del alquiler, y los registradores de la propiedad han indicado que una de cada tres compraventas se realizan sin hipoteca. El mercado está en alza y va a seguir subiendo.

Dudas sobre el regreso de la burbuja inmobiliaria

La pregunta que sobrevuela el ambiente es, ¿estamos asistiendo a una nueva burbuja inmobiliaria? La respuesta es no. Así lo afirman, con rotundidad, algunos expertos que señalan que los precios de la vivienda están muy por debajo de los máximos a los que se llegó en 2007, justo antes de explotar la burbuja. Además, los datos son muy heterogéneos, depende de cada región y de cada lugar concreto. Es más, en algunas ciudades españolas el precio de la vivienda todavía está bajando.

De momento, de cara al recién estrenado 2019, la protagonista seguirá siendo la vivienda de segunda mano, aunque cada vez más se están volviendo a comprar inmuebles de nueva construcción. La compra de una vivienda depende directamente de la situación personal del comprador, trabajo estable, buena nómina etc. En estos momentos el paro se encuentra en su mínimo histórico en la última década, y ha registrado su sexto mes consecutivo de caída, por lo que parece que la tendencia en la compra seguirá subiendo.

El 2019 está mirando de frente al mercado, se prevé que durante los primeros meses pueden continuar subiendo un poco los precios de las viviendas, pero después tenderán a estabilizarse. Según el observatorio del Mercado de la Vivienda en España, publicado el pasado mes de agosto, más de 87% de los encuestados preferiría vivir en una casa en propiedad, que de alquiler. Todos los factores son importantes y, entre ellos, también el cultural. Ya lo vivimos una vez, habrá que esperar a ver a donde nos lleva el mercado en los próximos doce meses.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

compra tu
A Favor
En Contra

el que compre ahora en plena BURBUJA, tendra tiempo de arrepentirse.

Puntuación 4
#1
dohreioh
A Favor
En Contra

Y no compres ya veras....

Puntuación -1
#2
navegante prohibido arruinar el país via impuestos
A Favor
En Contra

Con trabajo inestable no es acosejable comprar, pero si no es ese el caso una vivienda propia es mejor que un alquiler.

Puntuación 2
#3