Energía

Macquarie se convierte en el mayor propietario de fotovoltaica español

  • Lanza 'Nara Solar' con Univergy para crecer en varios países europeos
Foto: Alamy

Macquarie se prepara para convertirse en el mayor generador de energía fotovoltaica español con cerca de 480 MW frente a los 392 MW de T-Solar o los 214 MW de Sonnedix. Tal y como ha podido saber elEconomista, el fondo australiano ha completado a través de su alianza con Bruc -el fondo de infraestructuras que montó el empresario Juan Béjar- la compra de nueve instalaciones solares fotovoltaicas que suman una potencia de alrededor de 380 MW.

En concreto, se ha hecho con las plantas que conformaban Ictio Centauro, sociedad en manos de Aleph Capital -la gestora fundada por Alfonso Botín y ligada a Cartival (sociedad a través de la cual su familia posee el 22,8% de Bankinter)-, que están repartidas por Toledo, Manzanares y Albarreal de Tajo. Además, el acuerdo también contempla la adquisición de otra planta en Extremadura con una potencia de casi 100 MW.

Macquarie ha realizado estas operaciones a través de la sociedad Gnowee Iberia, la diosa del sol según la mitología de los aborígenes australianos y ayer no quiso hacer comentarios. La operación, que ha contado como asesor legal con Watson Farley & Williams, se encuentra sujeta todavía a la aprobación de las autoridades de competencia correspondientes.

Apuesta estratégica

Cabe recordar que Macquarie se unió a Bruc como socio el pasado año, cuando compró el 30%, paralelamente a la entrada del fondo canadiense OPTrust, que tomó otro 30%. De esta forma, Béjar -que ostenta el 40% de Bruc- cubría la salida de Eugenio Galdón y Joaquín Coronado, los otros dos empresarios españoles con los que fundó Bruc en 2015. No obstante, la gestora ya había trabajado en otras ocasiones con el fondo australiano y OPTrust, que habían aportado capital para operaciones concretas, como la compra de 150 MW fotovoltaicos en Japón a la alemana IBC Solar.

Estas operaciones llegan apenas unos días más tarde del anuncio del australiano de una alianza estratégica junto a Univergy denominada Nara Solar, mediante la cual aspiran a convertirse en una referencia europea en el negocio de la fotovoltaica europea. Esta unión arranca con el desarrollo de una cartera inicial de más de 700 MW en España, Francia y Holanda y el fondo además está analizando más operaciones de este tipo en España.

Macquarie participa en esta sociedad mediante Green Investment Group (GIG), un vehículo específico para invertir en energías limpias. De hecho, según han explicado fuentes de mercado a elEconomista, GIG lleva desde el pasado mes de febrero tocando en la puerta de diferentes asesores para que les presenten nuevas oportunidades concretas para invertir en el negocio fotovoltaico español.

Reparto en X-Elio

Con todo, todas estas operaciones llegan en medio de la puja por X-Elio, el negocio solar que Gestamp comparte con el fondo estadounidense KKR (propietario del 80%), valorado en más de 1.000 millones de euros. Esta compañía tiene en España un total de 455 MW para desarrollar tras las últimas subastas y cuenta con importantes capacidades tanto en México, donde obtuvo 242 MW en la subasta de largo plazo de 2016 y 250 MW en la de 2017, como en EEUU. Para este proceso -coordinado por Citi, la pata de asesoramiento de Macquarie y Uría Menéndez-, el fondo australiano va en consorcio con Repsol, que ya trató de hacerse con este activo hace un año en un proceso que finalmente no se logró cerrar tras haberse quedado finalista Shangai Electric. El objetivo de este consorcio es que Repsol se quede con los proyectos en España y Macquarie con las plantas que ya están en operación. Las ofertas por X-Elio llegarán a finales de este mes, según fuentes financieras.

Todo apunta que esta transacción será una de las grandes operaciones del sector energético este año, aunque también una de las más disputadas por la calidad del activo tras haber paralizado el proceso tiempo atrás. En este sentido, pese a que este consorcio parte como favorito -según las mismas fuentes- se enfrentará a otros competidores como el canadiense Brookfield o Iberdrola, tal y como adelantó este diario a principios del pasado mes de febrero.

De hacerse finalmente con X-Elio, Macquarie se convertirá en uno de los dueños del negocio fotovoltaico español, que hasta ahora se repartía en su mayor parte entre el fondo estadounidense I-Squared y Sonnedix (el fondo formado por un grupo de inversores de JP Morgan Asset Management), que han ido ganando peso en España al crear dos plataformas solares a través de la compra de T-Solar y la cartera de Vela Energy, respectivamente.

El fondo quiere aprovechar el fuerte crecimiento que planea el Gobierno de renovables y la retribución que se está ofreciendo, que resulta muy atractiva para un fondo de infraestructuras en un escenario de abundante liquidez y de tipos de interés bajos que hace que sea complicado encontrar oportunidades interesantes. El sector energético permite hacer valoraciones ajustadas y cubrir bien los ingresos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.