Energía

"La Administración debe fijar un objetivo de gas renovable para 2030"

Presente en 1.200 municipios y con 5,4 millones de puntos de suministro, Nedgia tiene previsto aumentar su negocio un 15 por ciento a finales de año. Nueve meses después del lanzamiento de la marca, se abre una nueva etapa para la compañía, marcada por el uso de la tecnología para mejorar la calidad y eficiencia del servicio y el desarrollo de nuevos mercados como el gas natural vehicular y el gas renovable. Nuria Rodríguez, directora ejecutiva de Nedgia, amplía todos los detalles en la siguiente entrevista. Toda la información de sector en la nueva edición de elEconomista Energía

En enero se cumplirá un año del lanzamiento de Nedgia ¿Qué objetivos persigue la compañía con el cambio de marca?

Nedgia ha iniciado una nueva etapa de crecimiento y transformación de su actividad de distribución de gas para dar respuesta a los nuevos retos energéticos que demanda la sociedad. Nos faltaba una marca que nos impulsara de forma potente hacia este futuro. En esta nueva etapa, haremos llegar nuestro producto a un mayor número de clientes, incorporaremos nuevas herramientas tecnológicas para dar un servicio de mayor calidad y de manera más eficiente, y desarrollaremos nuevos mercados como el del gas natural vehicular y el gas renovable, que contribuyen a mejorar la calidad del aire de las ciudades, a la descarbonización de la economía y al crecimiento económico sostenible de nuestro entorno.

¿Cuáles son los datos actuales de Nedgia?

A cierre del primer semestre de 2018, Nedgia superó los 52.400 kilómetros de redes de distribución en casi 1.200 municipios en los que está presente, donde cuenta con alrededor de 5,4 millones de puntos de suministro. Las inversiones globales realizadas el pasado ejercicio superaron la cantidad de 253 millones de euros.

¿Qué objetivos se han marcado en el primer año?

Nedgia estima finalizar el año con una inversión de unos 250 millones en el crecimiento de nuevos puntos de suministro de gas natural y mantenimiento de las redes. La previsión es crecer un 15 por ciento más que el año anterior en residencial e industrial y la transformación de clientes de GLP y salas de calderas a gas.

¿Cree que Nedgia acabará saliendo a bolsa?

Esta cuestión es algo que solamente pueden decidir nuestros accionistas. No me consta que se haya planteado esta posibilidad.

¿Cuentan con algún plan para desarrollar gasineras?

Nedgia lidera el proyecto europeo Eco-Gate, un consorcio de 25 empresas para fomentar el uso del gas natural en la movilidad, que impulsa la construcción de 21 gasineras en los corredores Atlántico y Mediterráneo entre España, Francia, Portugal y Alemania. En 2017, el gas vehiculado por Nedgia a través de sus redes de distribución en España para uso de GNC superó los 1.000 GWh/año (consumo equivalente a unas 200.000 viviendas). Esta cifra está subiendo significativamente en 2018 gracias a la apuesta de fabricantes de vehículos y otros agentes impulsando este combustible para el transporte.

¿Qué papel jugará el gas natural en el futuro?

Creemos que jugará un papel absolutamente necesario para asegurar el back up de las renovables no gestionables, pero también como solución para contribuir a la descarbonización de la economía gracias al desarrollo del gas renovable, un gas neutro en emisiones de CO2 y totalmente intercambiable por el gas natural, que lo irá sustituyendo de forma paulatina sin ningún impacto en clientes ni en redes. Como parte del grupo Naturgy, en Nedgia hemos hecho una apuesta decidida por el gas renovable. Colaboramos en el desarrollo de proyectos de demostración para innovar en los procesos de producción y reducir sus costes y participamos en grupos de trabajo con otras empresas del sector y con las Administraciones Públicas para compartir experiencias y alinear las visiones que los distintos agentes tienen del desarrollo del gas renovable.

¿Qué medidas harían falta para desarrollar el gas renovable en España?

Además de cubrir un porcentaje significativo de la demanda en sectores tradicionales, el gas renovable va a jugar también un rol importante en la descarbonización del transporte. Es el complemento indispensable al desarrollo pendiente del vehículo eléctrico para cumplir con los objetivos de participación de las renovables en este sector. Para su desarrollo a gran escala, es necesaria una apuesta por la innovación, que permita incrementar la eficiencia de los procesos para su obtención y reducir los costes de producción, así como un firme compromiso de la Administración que permita implantar políticas públicas que incentiven el gas renovable, como ya se ha hecho en otros países. La fijación de un objetivo de cuota de gas renovable para 2030 ayudaría a orientar las medidas que deben tomarse por parte de las distintas Administraciones.

¿Qué ventajas tiene el GNV respecto a otro tipo de combustible?

Más allá de sus ventajas medioambientales en la reducción de emisiones, partículas y CO2, el gas natural es un combustible económicamente competitivo, ya que el coste por kilómetro es un 25% menor que el de gasóleo y un 50% menor que el de gasolina. Su uso en vehículos está muy extendido desde hace años en Latinoamérica y Europa. En el mundo hay más de 22 millones de vehículos que funcionan con gas natural y la previsión es que superen los 200 millones en 2030. En España, el desarrollo del gas natural para vehículos es todavía incipiente; sin embargo, las expectativas de crecimiento para los próximos años son elevadas ya que las matriculaciones de vehículos propulsados con gas natural aumentaron un 112 por ciento el año pasado.

El GNL también está adquiriendo un papel protagonista en el transporte marítimo ¿Cómo cree que evolucionará en los próximos años?

Su potencial en este sector va más allá de una mejora del medio ambiente, ya que ofrece una mayor competitividad que otros combustibles por su ahorro de costes, autonomía y almacenamiento. España, líder mundial en el conocimiento y uso de la tecnología de GNL, no puede perder esta oportunidad y debe liderar este proceso. Entre los numerosos ejemplos del uso del GNL para uso marítimo está el Puerto de Barcelona, que quiere posicionarse entre las grandes rutas que utilicen GNL por su capacidad de proveer el nuevo combustible a través de su planta de regasificación.

¿Qué esperan de la futura Ley de Cambio Climático?

Unas directrices claras y creíbles que permitan dirigir la labor de las empresas energéticas y sus inversiones a lograr los objetivos de descarbonización de la economía; en caso contrario, no se logrará el impulso para el gran desarrollo de las energías renovables que queda por hacer. En el caso del gas natural, la Ley deberá contemplar un impulso claro al gas renovable para que sea una realidad a corto plazo, mediante la apuesta por una innovación que disminuya costes y contribuya a los objetivos de lucha contra el cambio climático.

¿Qué opina de la propuesta de la CNMC sobre retribución de las redes?

La propuesta de metodología está basada en el cálculo del WACC para definir una tasa retributiva sobre los activos eléctricos. Cabe mencionar que ésta es la habitual para activos regulados eléctricos sin ningún tipo de riesgo en su inversión, es decir, una vez hecha la inversión se tiene asegurada la retribución de la misma durante su vida útil. No es el caso de la distribución de gas, donde el riesgo de la inversión la asume íntegramente el distribuidor, motivo por el cual la retribución de la distribución de gas es diferente y no se basa en los activos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado