Energía

Estas son las 18 áreas marinas en las que se podrán instalar parques eólicos en España

Imagen de iStock

Tras un largo proceso de coordinación, investigación y negociación entre ministerios, administraciones y agentes interesados, este martes el Consejo de Ministros ha aprobado mediante Real Decreto los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM).

Estos instrumentos deben, por un lado, "garantizar la protección de los ecosistemas, hábitats y especies sensibles y vulnerables", mientras que también deben servir para "garantizar la sostenibilidad de las actividades humanas en el mar y, al mismo tiempo, facilitar el desarrollo de los sectores marítimos y la consecución de los objetivos que dichos sectores se han fijado", según su propia definición.

Por ello, había una gran expectación entre los sectores afectados, como el de la pesca, el de la acuicultura o el de la energía eólica. Precisamente, en torno a este último se ha generado la mayor polémica, puesto que los POEM delimitan las zonas en las que se podrán instalar proyectos de energía eólica. Para unos, en una superficie demasiado extensa o intrusiva con sus intereses, mientras que para otros, escasa. En cualquier caso, desde el Ministerio para la Transición Ecológica señalan que la superficie delimitada es más de la necesaria para cumplir con los objetivos contemplados para 2030 en la Hoja de Ruta de la eólica marina y las energías del mar.

Dónde se localizarán los aerogeneradores

Del más de un millón de kilómetros cuadrados de superficie de agua marina sobre el que España posee derechos, únicamente se han reservado 5.000 kilómetros cuadrados a la eólica marina. O lo que es lo mismo, un 0,46 % del espacio total, según la Secretaría de Estado de Medio Ambiente.

Todo este espacio está dividido entre 18 áreas (de color naranja en el mapa), las cuales, a su vez, se distribuyen a través de las cinco demarcaciones marinas españolas, noratlántica, sudatlántica, del Estrecho y Alborán, levantino-balear y canaria (visibles en el desplegable del mapa). No obstante, para la demarcación sudatlántica no se prevé ningún espacio para los aerogeneradores, por lo que en realidad solo se podrán instalar en las cuatro demarcaciones restantes.

Así, de los más de 5.000 kilómetros cuadrados previstos (5.424,95), la mayor parte se queda en dos demarcaciones. Por un lado, la demarcación marina noratlántica contiene 3.040,81 km2 previstos para esta actividad económica. De todos los espacios planificados, el más grande de todo el país (NOR-2) es el que se localiza frente a las costas de A Coruña y Lugo, con 1.806,41 kilómetros cuadrados. Por otro, la demarcación marina levantino-balear contempla la posibilidad de que se instalen en sus aguas aerogeneradores en un espacio total de 1.918,21 kilómetros cuadrados.

Siete áreas corresponden a la demarcación noratlántica, tres a la levantino-balear, dos a la del Estrecho y Alborán y seis a la canaria. Las más cercanas a la costa se encuentran, por lo general, en Canarias, alejadas entre los 1.800 y los 6.000 metros de la costa. las del Mediterráneo se encuentran a 5, 10 y 12 kilómetros mientras que las del Estrecho y Alborán a 7 y 13 km. En cuanto a las del atlántico, la horquilla comienza a 14 kilómetros de la costa y termina a 31.

Cómo se ha delimitado

Para seleccionar estas zonas propicias para la eólica, primero se han excluido zonas de protección de la biodiversidad, zonas de protección del patrimonio cultural, zonas de investigación, desarrollo e innovación, zonas destinadas a la defensa nacional y a la seguridad en la navegación, entre otras.

Posteriormente, se han identificado zonas con un alto potencial para la eólica. Así, todas estas áreas seleccionadas poseen, según el documento, un recurso eólico "idóneo", al alcanzar valores superiores a los 7,5 metros por segundo. Del mismo modo, su profundidad es inferior a los 1.000 metros y se encuentran en zonas próximas a una zona en tierra con las infraestructuras eléctricas adecuadas para la evacuación de la energía generada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud