Empresas y finanzas

Telefónica afronta la recta final para revender sus derechos del fútbol en TV

  • Renuncia a rebajar el precio en espera de recibir ofertas en las próximas semanas
Madrid

Telefónica afronta estos días el último mes para encontrar a los posibles interesados en adquirir sus derechos del fútbol. Hasta el momento, ninguna compañía de telecomunicaciones ni OTT (operador over the top) ha desvelado su voluntad de ofrecer los partidos, aunque aún existe tiempo para hacerlo. De no registrarse novedades en las próximas semanas, Telefónica disfrutaría en solitario de todo el fútbol nacional y europeo, fruto de una inversión anual de 1.500 millones de euros. No obstante, parece poco probable que eso ocurra, por lo que no podrían tardar en conocerse los primeros acuerdos.

Las miradas del mercado apuntan en primer término a Orange, compañía que ya adquirió la temporada pasada esos contenidos premium. Además, el balance resultó "plenamente satisfactorio" a decir de sus ejecutivos. Durante estos días, Orange procurará rebajar al máximo la factura del fútbol, para así aspirar a rentabilizar dicha inversión con la captación y retención de los clientes de mayor valor. Sin embargo, y según ha podido saber elEconomista, Telefónica no adoptará una posición negociadora sobre este asunto. Tras desvelar el precio que corresponde a cada operador, la compañía propietaria de los derechos audiovisuales del fútbol se limitará a esperar noticias de los interesados, pero sin rebajar los precios iniciales. Vendrá a ser un "o lo tomas o lo dejas", sin regateo de precios por medio. A modo de ejemplo, Orange firmó el año pasado la compra del paquete premium del fútbol apenas dos semanas antes del inicio de la competición liguera.

El 18 de agosto arranca la Liga y por ahora nadie ha pasado por la taquilla de Movistar

Con el fútbol en su poder, Orange tendría todo a su favor para incrementar las distancias respecto al tercer operador: Vodafone. Precisamente el operador rojo mostró un interés inicial por conocer el precio de salida, para después desmarcarse de la puja, como ya hizo la temporada anterior en aras de una estrategia que le permitirá mejorar su rentabilidad y encarrilar el crecimiento con ofensivas promocionales más austeras, con el cine y las series como protagonistas.

"El fútbol no es una prioridad"

El Grupo MásMóvil quedó al margen de la guerra del fútbol el año pasado y los resultados comerciales y empresariales vinieron a darle la razón. Su estrategia de precios ajustados no parece congeniar con los altos desembolsos relacionados con el fútbol. Con vistas a la nueva temporada, fuentes de MásMóvil mantienen que la incursión en el mundo del fútbol no es una cuestión prioritaria, aunque eso no le impide cerrar ninguna puerta. "¿Por qué no? Ya veremos. No es nuestra obsesión, pero si hay alguna oportunidad vamos a estudiarla", indicaron a este periódico desde el grupo amarillo a mediados de febrero. De esta forma, considerar esa opción supone un cambio radical en una compañía tradicionalmente esquiva a invertir en el ámbito audiovisual.

También Telecable -del Grupo Euskaltel- será una pieza codiciada por Telefónica, aunque solo sea por tratarse del operador regional que la temporada anterior pasó por la taquilla para ofrecer a sus abonados toda la Liga, Copa del Rey, Liga 123, Champions y Europa League.

Vodafone ya se ha desmarcado de la puja, lo que eleva el precio a los posibles interesados

Entre los nuevos jugadores de Internet, sólo DAZN parece reunir presupuesto y voluntad para ofrecer el fútbol español, aunque todo dependerá del precio que Telefónica esté dispuesto a recibir.

La compra de los derechos del Moto GP propinó a DAZN una gran visibilidad entre los aficionados al deporte, consideración que se incrementaría de forma exponencial con los derechos del fútbol en televisión. A favor de DAZN juegan unas condiciones regulatorias benévolas, ya que el coste depende del número de clientes que disponga cada plataforma, siendo este una cifra muy reducida dada la juventud de la oferta.

BeIN Sports también tendrá que sentarse con Telefónica si pretende hacer valer el atractivo de su oferta futbolística. Hace justo un año, y por 1.080 millones de euros (a razón de 360 millones de euros por temporada), Telefónica cerró un acuerdo con Mediapro para la adquisición de los derechos de emisión de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League en el mercado residencial español para las próximas tres temporadas (2018-2021). Poco agentes, Telefónica ya se había asegurado todo el fútbol europeo tras adquirir a la LaLiga los principales bloques de partidos del Campeonato de Liga de Primera y Segunda División entre las temporadas desde la 2019-2020 a la 2022- 23.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Alx
A Favor
En Contra

Yo este año no me abono al Albacete Balompié por la subida de precios. Tampoco veré fútbol en televisión con estos precios. Pagaré los cinco de DAZN y veré la mejor liga del mundo, la Premier. de tanto barsa y Madrid, y de tanto subir precios, el fútbol español ya no me interesa. Que aprendan de Inglaterra y dejen de tomarnos el pelo. Netflix ya dió una patada en condiciones a la televisión convencional. O bajan precios y distribuyen fútbol online o el fútbol español va a morir de éxito.

Puntuación 3
#1
Usuario validado en Google+
Brian Chaparro
A Favor
En Contra

Movistar se está dando cuenta de que tiene que preocuparse más por sus clientes que por el fútbol. Si no, mirad MásMóvil, está logrando quedarse con todos los clientes que ellos pierden porque lo hacen cienmil veces mejor y en vez de centrarse en el fútbol, se centran en dar calidad en sus servicios a sus clientes.

Puntuación 3
#2