Empresas y finanzas

Las empresas adaptan sus áreas de riesgos a la transformación digital

  • Las compañías recuperan terreno frente a sus rivales europeas en este lustro

La transformación digital se ha convertido en una prioridad para las grandes empresas españolas, que consideran una obligación adaptarse a los nuevos entornos para mantener los niveles de competitividad. Los responsables de varias multinacionales coinciden, en el marco del Observatorio sobre Las principales conclusiones del Informe Risk 2019, organizado por elEconomista y PwC, la importancia de establecer nuevas líneas de defensa que hagan frente a las amenazas y siempre adaptadas a las transformación digital.

El socio responsable de la Solución de Gobernanza, Riesgos y Compliance de PwC, Ramón Abella, explica que en la firma en España "tenemos una absoluta obsesión" por la transformación digital.

En este sentido, la compañía, que recientemente ha presentado Risk in Review 2019, apuesta por "el talento de las personas" y está invirtiendo en "lo que llamamos el upskilling tecnológico, para que desde el socio hasta el trainee seamos capaces de incrementar nuevas capacidades digitales". "Es una de nuestras prioridades", abunda Abella, quien lo ejemplifica con la implementación del Digital Fitness app, una aplicación que mide las capacidades tecnológicas de los empleados de PwC y así calibran su evolución.

"Ya hay en el mercado algunos nuevos players que están irrumpiendo en el negocio de la auditoría interna"

En la misma línea, el también socio de Governance, Risk and Compliance de PwC, Tamer Davut, incide en que "la transformación digital está en primera línea, en todos los planes estratégicos". A su juicio, ya existe la conciencia de los riesgos que enfrentan las empresas "si no cambiamos". Y hace hincapié en que "ya hay en el mercado algunos nuevos players que están irrumpiendo en el negocio de la auditoría interna". Por ello, "tenemos iniciativas de transformación en marcha y vamos hacia una auditoría cada vez más basada en datos, estando el dato en el core de todo lo que hacemos", asegura Davut, que subraya que "desde PwC queremos ser líderes en este ámbito, apoyar a nuestros clientes creando tendencias en el mercado y guiarles en el viaje hacia la transformación".

"Sabemos que la auditoría clásica de verificar muestras de facturas y albaranes está en vía de extinción y por sí sola no será suficiente. Los grupos de interés del auditor demandan algo más", advierte Davut. "Desde PwC ya estamos trabajando desde hace tiempo en plataformas tecnológicas que nos facilitan la auditoría basada en el dato", indica. Ahora bien, igualmente señala que "PwC está desarrollando una plataforma global de auditoría para conectar (tecnológicamente) con los ERP de los clientes, si así lo desean, y poder realizar una auditoría continua sobre su información, haciendo así el proceso de auditoría más eficiente y ágil y aportando valor de manera continua".

Adicionalmente a las plataformas, las tecnologías de automatización, los robots, se están haciendo un hueco en las auditorías. "PwC no solo está trabajando en ello, sino que ya los tiene en uso en algunos casos". Davut resalta que "cada vez más los RPA formarán parte de los equipos de auditoría".

"Estamos trabajando en la capacitación tanto en los líderes como en los trabajadores"

En Cepsa, Cristina Fabre, su directora de Auditoría Interna, Cumplimiento y Riesgos, asegura que trabajan para implementar "herramientas que nos ayudan a conseguir los objetivos de flexibilidad, seguridad y eficiencia". Y una de ellas es la transformación digital.

En esa tarea también "estamos trabajando en la capacitación tanto en los líderes como en los trabajadores". "Para nosotros es fundamental el replanteamiento constante tanto de lo que hacemos como de lo que hacen nuestros compañeros", remarca Fabre. Una prioridad es "dar respuesta a saber cómo usar esas nuevas herramientas, saber que existen y ver que son aplicables", agrega.

Margen de actuación

Por su parte, Manuel Galarza, director general adjunto de Riesgos de Crédito de Bankia, considera que "la transformación digital es imprescindible, puesto que estamos en un momento de estrechamiento de márgenes y todos nuestros competidores están apretando". No en vano, la estrategia del banco se ha fijado el objetivo de que el 65% de los clientes sean digitales en 2020, que "su principal vía de relación sea la app o Internet". En la actualidad el porcentaje se aproxima al 50%. Asimismo, la pretensión es que el próximo año las ventas digitales representen el 35%.

Para Galarza, la digitalización ya no solo consiste en "la construcción de una ventaja competitiva", sino que "se está convirtiendo en una necesidad". "Cada día tenemos menos tiempo para ir a las oficinas bancarias", apunta el directivo, para quien en el sector servicios hay aún mucho margen de actuación.

El financiero también aborda la obligación del Banco Central Europeo (BCE) para "establecer unas líneas de defensa bastante rígidas en cuanto a responsables y finalidad". "A la de negocio de riesgo de crédito, crea una segunda y una tercera que es auditoría interna", recalca. Así, bajo su prisma, "la identificación de los riesgos en cada una de estas líneas de defensa tiene que estar adaptada a la transformación digital de los procesos de negocio".

Mientras, José Ángel Martínez, compliance officer & risk control director en Meliá Hotels International, destaca en el marco del Observatorio organizado por elEconomista y PwC la apuesta del grupo hotelero por la transformación digital. De hecho, ya en el plan 2016-2018 se incluía una línea estratégica sobre esta materia y que ha implicado una inversión de más de 130 millones en tecnología.

"Se trata de transformar la manera en la que nos relacionamos con nuestros clientes"

"Para Meliá la digitalización tiene como centro a nuestro cliente y debe servir para mejorar y personalizar su experiencia dentro del customer journey, gestionando sus peticiones y ofreciendo contenidos personalizados y relevantes en función de sus necesidades y expectativas" recalca el directivo. "Se trata de transformar la manera en la que nos relacionamos con nuestros clientes, teniendo una visión única de los mismos y la digitalización es clave", señala Martínez, que subraya el papel en esta labor de herramientas como el Big Data, la Inteligencia Artificial o la robotización.

Reyes Fuentes, directora de Auditoría Corporativa y Riesgos Globales de Indra, ahonda en el esfuerzo que están realizando las empresas españolas por impulsar la transformación digital. "Si bien España está por detrás de Europa, desde hace cinco años esta tendencia se ha invertido", destaca. "Es una necesidad para empresas españolas y grandes corporaciones, que son nuestros clientes", añade la directiva de Indra, compañía que cuenta con una división que "justamente lo que hace es ayudar a las empresas a transformarse". "Banca y retail están liderando la transformación digital en España y es porque sus clientes lo necesitan", apostilla.

Atraer el talento

Fuentes apunta como pilares a la hora de desarrollar una estrategia de digitalización cuatro habilitadores. En primer término, señala la visión y estrategia, que contemple una agenda de digitalización "clara" que marque "hacia dónde vas a ir". Una segunda palanca es el gobierno y cultura, de forma que se identifique "quien va a liderar este cambio y cómo". Un tercer elemento es, según la ejecutiva de Indra, el talento, que obliga a "contratar nuevas capacidades o reconvertir a personas que tienen unas habilidades para que tengan otras". Y un cuarto aspecto son los sistemas, que requieren inversiones para su adaptación a las necesidades. En todos esos procesos juegan un papel primordial, a su juicio, las áreas de riesgos y de auditoría interna.

Oier Irazabal, responsable del Departamento de Gestión de Riesgos en CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles), comulga con Fuentes en que "en banca y en retail se ve más clara la necesidad de la transformación digital de los servicios". "Cuando hablamos de trenes podríamos pensar que va a quedar un poco más lejano", señala el ejecutivo del fabricante de material rodante vasco, que remarca los cambios que está experimentando el sector de la movilidad.

Sensorización

En esta evolución encaja, según Irazabal, "Tren Digital, que busca dar una respuesta a las nuevas demandas de los clientes, que cada vez piden mejores servicios". Se encamina hacia "una sensorización muy grande del producto" que permite, por ejemplo, "optimizar costes de mantenimiento". Por otro lado está "el ejemplo del cambio en el modelo de operación en el retail", que muestra la necesidad a los fabricantes de "actualizar cómo hacemos las cosas para poder seguir vivos". A este respecto, apunta la factoría digital y la implantación de industrias 4.0. Irazabal defiende también que "la gestión de riesgos tiene un papel muy relevante" también en la transformación digital, al "facilitar la priorización de proyectos y la adecuación de recursos".

Jon Navarro, director de Auditoría Interna, Riesgos y Compliance de Merlin Properties, asegura que "en el sector inmobiliario la transformación es ya una realidad palpable" y, de hecho, "está modificando el modelo de negocio". Así, "antes el foco estaba en el activo, en el ladrillo, y ahora está en el cliente". "En Merlin somos el agente del cambio en el sector inmobiliario en todos nuestros segmentos: retail, logística y oficinas", ensalza. A este respecto, "los centros comerciales se están reinventando y van más hacia aspectos experienciales y de ocio, show rooms virtuales, ventas online dentro de las tiendas"; "la logística está totalmente orientada al comercio electrónico, con naves mucho más altas y con robótica"; y en oficinas "tenemos los edificios inteligentes, llenos de sensores".

En la agenda de los líderes

Los expertos coinciden en que la transformación digital es ya una realidad que se halla en la agenda de los líderes de las grandes empresas. Al respecto, Ramón Abella se remite al estudio sobre gobierno corporativo en compañías cotizadas tanto en Europa como en Estados Unidos elaborado por PwC y ambos constatan que "el interés que han tomado los consejos de administración por estos temas en los últimos años ha subido de una forma continuada". En Estados Unidos más si cabe. Recuerda Abella que "hace tres o cuatro años no figuraba entre los riesgos" de las empresas. Tanto es así que viene acompañado de "la renovación en los consejos con diversidad no solo de género, sino de perfiles, atrayendo talento desde el punto de vista tecnológico", explica el socio de PwC.

"En el negocio de banca o nos digitalizamos o morimos"

Al fin y al cabo, se trata de una cuestión de supervivencia. "En el negocio de banca o nos digitalizamos o morimos", advierte Galarza, quien recuerda el papel activo del presidente de Bankia para avanzar en los desarrollos tecnológicos de la entidad. La mayoría de los directivos está de acuerdo en que ya no hay resistencia al cambio digital más que a cualquier otro y un factor decisivo que mencionan es la importancia de atraer el talento tecnológico diferencial en un mundo cada vez más competitivo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0