Empresas y finanzas

Renault y Nissan exploran una alianza con Waymo para llevar la conducción autónoma a Francia y Japón

Vehículo de Waymo.

Tanto la compañía francesa Renault como su socio japonés Nissan ultiman un acuerdo con Waymo, la compañía de conducción autónoma de Alphabet, para explorar el desarrollo y utilización de vehículos sin conductor en ambos países, aunque no descartan que rompan las fronteras nipona y gala.

El acuerdo inicial entre Waymo, Renault y Nissan apunta a "desarrollar un marco para el despliegue de servicios de movilidad a escala", según ha explicado Hadi Zablit, el jefe de desarrollo de negocios de la Alianza Renault-Nissan. Las pruebas físicas de los vehículos y el despliegue de servicios vendrían en fases posteriores.

Los dos fabricantes establecerán empresas conjuntas en Francia y Japón con una participación del 50% cada uno para desarrollar los servicios de transporte sin conductor. Zablit dijo que una inversión posterior de Waymo es "una de las opciones" está en consideración.

Si se realiza la asociación, tendrá ramificaciones para otras alianzas y otros proyectos de auto-conducción, la mayoría de los cuales aún tienen que salir a la carretera. La apuesta por los coches sin conductor está llevando a los  fabricantes a reconsiderar los esfuerzos de tener de vehículos autónomos de forma independiente, por lo que buscan socios con los que compartir los crecientes costos de inversión y los riesgos regulatorios.

En Japón, un competidor potencial para la asociación de Renault, Nissan y Waymo sería Monet Technologies, un proyecto autónomo que involucra a Toyota, Honda y SoftBank. Eso sí, tanto SoftBank como Honda también se han involucrado en el proyecto Cruise de General Motors.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.