Empresas y finanzas

Ronald Cohen (GSG): "Hay que concienciar de que se puede hacer dinero de forma sostenible"

  • "En el mercado español se quieren hacer inversiones rentables y sostenibles"
Foto: Nacho Martín

Sir Ronald Cohen es una de las personas más influyentes en la industria mundial del capital privado, donde fundó una de las mayores gestoras: Apax Partners. Además, hace años se convirtió en uno de los pioneros en la inversión de impacto y en mostrar cómo las empresas pueden obtener beneficios a la vez que se preocupan por temas sostenibles. Esto le ha llevado a presidir el Global Steering Group for Impact Investment (GSG, por sus siglas en inglés), el grupo de trabajo global para la inversión de impacto social, fundado en 2013 por el G-8. Para anunciar la incorporación de España a este grupo, Sir Ronald Cohen visitó esta semana España, donde se reunió con elEconomista para dar su visión.

¿Qué significa esta 'revolución de impacto'? ¿En qué situación se encuentra España?

Esto significa dirigir la actividad de las empresas y los gobiernos hacia la preocupación por temas sostenibles. En vez de tener un sistema donde las compañías que crean consecuencias negativas con determinadas acciones y el gobierno les imponga sanciones económicas por ello, queremos una situación en que las compañías optimicen los riesgos y el impacto. Que entiendan que sin hacer cosas perjudiciales para las personas o el medio ambiente, pueden obtener los mismos beneficios o, incluso, incrementarlos.

Para lograr esto, España tiene un montón de puntos a su favor: hay una generación de jóvenes que está concienciada en que se puede hacer dinero de forma sostenible y la gente que está contribuyendo con su dinero a fondos de pensiones no solo quieren invertir en cosas rentables, sino en cosas que sean buenas. España es un mercado de talento y capital, donde se quieren hacer inversiones rentables de forma correcta y sostenible.

"Los criterios para medir la inversión de impacto serán muy debatidos, pero pasó lo mismo con la contabilidad financiera"

¿No cree que hay mucha propaganda medioambiental? Empresas que dicen ser sostenibles, pero luego son acciones puntuales...

Por eso es muy importante el pago por éxito del proyecto: los inversores solo te pagarán cuando se consigan los objetivos. Para acabar con esta propaganda greenwashing, hay que establecer unas métricas similares a las que tenemos para medir el beneficio.

¿Habría que desarrollar unos criterios comunes para medir la inversión en impacto?

A finales de 1890, no había unos principios de contabilidad comunes en el mundo financiero. Si comparabas lo que hacían dos compañías, era totalmente distinto, porque no tenían un marco común. Después del crash del 29, se comenzaron a crear unos principios comunes de contabilidad. Décadas después fueron los principios de medición de la inversión de impacto. Van a ser muy debatidos, muchos se quejarán, pero pasó lo mismo con los principios generales de contabilidad financiera.

"Hay patrimonios que están invirtiendo en cosas que generan daño a la sociedad"

¿Y cómo pueden los inversores medir esta inversión?

En el caso de los outcome funds (los pagos por éxito), es muy fácil, ya que solo te van a pagar si has hecho inversiones en impacto. En el private equity (capital privado) están empezando a medir no solo el retorno financiero, sino también el retorno del impacto como un múltiplo de la inversión.

¿Qué puede hacer el Gobierno por impulsar este tipo de inversión?

Hay cinco puntos clave. El primero es en materia de regulación y hacer que las compañías no solo piensen en dinero. Por ejemplo, en el caso de las fundaciones que, por ley, tienen que maximizar el beneficio para preservar el patrimonio y obtener el máximo de rentabilidad, que luego es lo que donan, eso es un error. Hay patrimonios que están invirtiendo en cosas que generan daño a la sociedad. Se está intentando cambiar la responsabilidad fiduciaria para que las estrategias de inversión de los grandes patrimonios se puedan alinear con la visión de la propia fundación.

Con los fondos de pensiones pasa lo mismo. Los grandes gestores tienen que beneficiar siempre el dinero del pequeño ahorrador sin tener en cuenta los criterios sociales y medioambientales. Lo segundo que puede hacer el Gobierno es crear la figura del outcome fund. El tercer punto es usar los activos no reclamados de los bancos para crear un fondo de fondos de impacto social. Eso lo hicimos en Reino Unido con Big Society Capital, que funciona como una gestora que se dedica a buscar organizaciones, fondos y empresas que lo estén haciendo bien para que puedan ganar tamaño mediante la financiación y atraer más capital de otros inversores.

Muy relacionado con esto está el cuarto punto, que consiste en publicar el número de activos no reclamados y el coste de cada problemática social para que la gente se conciencie. Esto, por ejemplo, ya se hace en Portugal. La quinta cosa que se puede hacer es dar incentivos a la hora de realizar inversiones de impacto.

¿Cree que el futuro Gobierno está dispuesto a impulsar este tipo de políticas?

Todavía no se ha formado gobierno en España, pero creo que es muy importante destacar que la inversión en impacto se ha metido en la agenda política de todos, está en otros países como Reino Unido, en Estados Unidos, etc. Tengo mucha esperanza en que el nuevo Ejecutivo trabaje en esto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0