Empresas y finanzas

Todas las entidades se rinden a Apple y ofrecerán su servicio de pago móvil

  • Kutxabank, Abanca, Ibercaja, Liberbank y Unicaja lo harán en breve
  • El primer banco que permitió Apple Pay fue el Santander, en 2016
Foto: Archivo

Toda la banca se ha rendido a Apple y va a permitir el uso de sus tarjetas con su sistema de pago a través del Iphone, Watch o Ipad en los comercios. Las entidades de la red Euro600, es decir, las antiguas cajas de mediano tamaño, han decidido facilitar próximamente el acceso a sus clientes a través de los dispositivos del gigante de la manzana. Estas entidades -Kutxabank, Unicaja, Ibercaja, Abanca, Liberbank, Caixa Ontinyent y Caixa Pollensa- eran las únicas de importancia en nuestro país que no habían sucumbido a las facilidades de la empresa comandada por Tim Cook, una vez que ING dio el acceso recientemente.

En los últimos años, los bancos españoles se han ido uniendo a Apple Pay, a pesar de las advertencias que todos están lanzando sobre la amenaza de los denominados GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple). El primero fue el Santander, que en diciembre de 2016 permitió insertar sus tarjetas de débito y crédito para que sus clientes pudieran pagar con el teléfono o el reloj. Desde entonces, se han incorporado a la plataforma de pagos de Apple BBVA, CaixaBank, Bankinter, Sabadell, Bankia, Evo, Banca March y las cooperativas y cajas rurales, además de otras entidades de menor relevancia.

Tarjetas en circulación

De esta manera, la práctica totalidad de las tarjetas que están en manos de los españoles se podrán adherir al wallet (monedero virtual) de la compañía norteamericana. En nuestro país existen en circulación 83,7 millones de tarjetas, de las que más de 36 millones son de pago aplazado.

Según distintos informes, la utilización del móvil para pagar las compras se está incrementando sustancialmente en nuestro país, aunque todavía su volumen es inferior al de otros mercados europeos o asiáticos.

Según una encuesta de Visa, publicada el año pasado, solo el 5% de los usuarios de banca paga en tiendas de manera recurrente con el teléfono y otro 9% lo hace de manera ocasional. El informe de la empresa de tarjetas sostiene que más de la mitad -el 56%- cree que este sistema crecerá en un futuro, mientras que 43% indica que todavía no lo ha utilizado, pero que le gustaría hacerlo.

Una de las claves relevantes de usar Apple Pay como método de pago es la seguridad de la que presume la compañía norteamericana. Los números reales de la tarjeta no se almacenan en el dispositivo ni en los servidores de la firma, sino que se asigna un número de cuenta de dispositivo único, encriptado y almacenado de forma segura. Cada transacción es autorizada con un código de seguridad único y dinámico.

Los bancos, con la alianza con Apple, prefieren ser socios que hacerle frente, máxime en una herramienta que a priori no les resta negocio. Las quejas de las entidades en los últimos tiempos han ido in crescendo contra los gigantes de la Red, ya que están poco a poco introduciéndose en la actividad financiera con reglas del juego mucho más livianas. En este sentido, los máximos responsables del sector están exigiendo las mismas condiciones a los reguladores, porque sus requerimientos han aumentado sustancialmente, mientras que los de las empresas tecnológicas se mantienen intactas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0