Empresas y finanzas

Los directivos promueven la igualdad, la gestión activa de la diversidad y la conciliación en su código de conducta

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La Asociación Española de Directivos (AED) ha elaborado un código y normas de conducta para los directivos con los que se promueven la igualdad, la gestión activa de la diversidad y la conciliación laboral y familiar.

Bajo el título 'La ética y los valores: el camino para la sostenibilidad', este código deontológico de los directivos fue presentado este martes.

El documento es fruto del trabajo de la comisión de ética, valores y buen gobierno de la AED, integrada por el ex director general del IESE Jordi Canals; la catedrática de Ética de la Universidad de Valencia, Adela Cortina; el catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, Antón Costas; el vicepresidente primero de Coordinación Institucional, Solidaridad y Relaciones Externas de la ONCE, Alberto Durán; el presidente de la Fundación Bancaria "la Caixa" y presidente de honor de AED, Isidro Fainé; la expresidenta de Siemens, Rosa García; los abogados Antonio Garrigues y Miquel Roca, y el vicepresidente primero de la AED, Xavier Brossa.

La organización justifica este código por la pérdida de confianza en las instituciones y en las empresas que se ha producido tras la crisis, al entender que "los directivos no pueden ser ajenos" a los cambios estructurales sociales.

Según la organización que representa a los directivos de las empresas, el liderazgo de los directivos en términos de valores éticos "no puede limitarse a evitar daños", sino que "deben perseguir objetivos empresariales que ayuden a lograr la sostenibilidad de sus empresas, ser beneficiosos para la mayoría de sus 'stakeholders' y contribuir al bien común de la sociedad".

A lo largo de siete artículos, la AED recoge el respeto del ordenamiento jurídico vigente por parte de los directivos como "inexcusable", a los derechos humanos y a la economía de mercado.

Detalla que "los directivos procurarán que las relaciones laborales sean estables, duraderas y con una remuneración adecuada", así como su compromiso para "promover" y "llevar a cabo una gestión activa de la diversidad, tratando, en la medida de lo posible, de fomentar la incorporación de perfiles poco representados en la organización o con una participación reducida en el mercado laboral".

También potenciarán la conciliación laboral y familiar, facilitarán la implicación de su organización en actividades de voluntariado y acción social que contribuyan a reducir la desigualdad y promocionarán los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por Naciones Unidas.

Deberán velar por la sostenibilidad "a largo plazo" de la empresa, actuar a partir de unas normas y pautas "orientadas a la prevención de cualquier actividad delictiva" y ser "fieles, transparentes y ágiles en la información suministrada" respecto al negocio y la situacion patrimonial de la empresa, también en lo que se refiere a "riesgos y oportunidades de futuro que puedan modificar las expectativas existentes". Velarán también por la libre competencia y la igualdad de oportunidades a la hora de contratar con proveedores.

Fainé destacó que con este código se explicitan los valores que "nunca deben perder de vista" los directivos, "dada su influencia y su responsabilidad ineludible ante el conjunto de la sociedad".

Por su parte, el vicepresidente primero de Coordinación Institucional, Solidaridad y Relaciones Externas de la ONCE añadió que "hemos llegado a un estado de conciencia social tal que las empresas, o tienen un comportamiento ético y responsable, o no serán; y sus directivos tienen la responsabilidad de conseguirlo".

(SERVIMEDIA)

12-FEB-19

MMR/gja/ecr

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint