Empresas y finanzas

Colonial vende el hotel madrileño Tryp Chamartín a Meridia Capital por 27,5 millones

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial

Colonial sigue rotando ladrillo y ha cerrado la venta del Hotel Tryp Chamartín, en Madrid, a la gestora de inversión Meridia Capital por 27,5 millones de euros.

Este inmueble, de 12.50 metros cuadrados, es el último activo perteneciente al Complejo Centro Norte que restaba en manos de Colonial. La compañía adquirió en 2002 a Renta Inmobiliaria dicho complejo compuesto en su origen por tres edificios de oficinas, además del hotel que cuenta con 199 habitaciones, 8 salas de reuniones, así como dos locales comerciales y 94 plazas de parking.  

Colonial ha ido desinvirtiendo en los últimos años los inmuebles del Complejo por considerarlos activos no estratégicos. Este último inmueble se ha vendido en condiciones favorables de mercado, al igual que la venta del anterior activo del Complejo, un edificio de oficinas situado en Foxá 29.

"Esta desinversión demuestra la capacidad de la compañía para ejecutar operaciones de venta de activos que aporten valor para el accionista", explica Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, que apunta que "esta venta mejora la calidad del portfolio de la socimi, actualmente focalizada en edificios de oficinas prime situados en la zona CBD de las ciudades de Madrid, Barcelona y París".

Otras desinversiones

La venta del Hotel Tryp Chamartín da continuidad a anteriores desinversiones de activos no estratégicos, maduros o alejados de la zona CBD. Así, Colonial anunció el pasado mes de octubre un paquete de desinversiones compuesto por 7 edificios de oficinas, entre los que se encontraba el edificio de oficinas Foxá 29, y un proyecto llaves en mano en Madrid por un precio de venta total de 441 millones de euros con una prima sobre tasación del 12%.

Esta operación quedó enmarcada dentro del proyecto Alpha IV que contempló, a su vez, la ejecución de inversiones estratégicas que incluían la compra de un 22% adicional de la filial francesa SFL, con un 19% de descuento sobre NAV, y la adquisición del edificio de Diagonal 525 en Barcelona.

La ejecución conjunta de ambas operaciones permitió a la compañía elevar su porcentaje de activos CBD y una mejora de sus fundamentales con un incremento del 10% del beneficio recurrente por acción.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.