Empresas y finanzas

El gigante del aceite Dcoop busca una fusión para duplicar su tamaño

  • Iguala la producción de toda Italia, con ventas por 1.080 millones
  • Prevé superar las 225.000 toneladas en la presente campaña
Planta de producción y envasado de aceite de Dcoop en Antequera (Málaga).
Madrid

Dcoop avanza con paso firme en su consolidación como el mayor productor de aceite del mundo. El gigante cooperativa andaluz, con sede en Antequera (Málaga) tiene previsto superar en la presente campaña las 225.000 toneladas, con lo que, según su presidente, Antonio Luque, "no solo vamos a superar a países como Túnez, Portugal o Marruecos, sino que nos situaremos al mismo nivel o incluso por encima de Italia, cuya producción está estimada en en entorno de las 200.000 o 225.000 toneladas".

Pero la cooperativa no para ahí y su presidentet iene muy claro cual debe ser la hoja de ruta de la cooperativa de cara a los próximos cinco años: buscar una fusión para duplicar su tamaño.

Ganar tamaño

"Las empresas alimentarias españolas tenemos un problema de tamaño, somos muy pequeños y es necesario crear grupos más grandes para incrementar el poder de negociación frente a la distribución, poder internacionalizarnos, invertir en I+D y retribuir, además, de una forma justa a los agricultores", asegura. El objetivo así, según Duque, es buscar fusiones o alianzas que, junto a la incorporación de nuevos socios, "nos permitan duplicar nuestro tamaño en un plazo de cinco años y superar los 2.000 millones de facturación".

Dcoop, que vende ya con marca blanca de aceite para Wal Mart o Costsco en Estados Unidos; Lidl y Aldi en Europa o Mercadona en España, ha alcanzado una producción de 225.00 tonaladas, lo que supone el 17 por ciento de todo el aceite español. Pero es que el plan supone además duplicar esa cifra y sobrepasar gracias a la plantación de nuevos olivares los 450.000 toneladas en 2023. "Es fundamental ganar tamaño porque se están plantando miles de hectáreas de olivar en toda España y es necesario buscar nuevos mercados para vender el producto. En cinco años, en la Península Ibérica se venderán más de cinco millones de toneladas de aceite y es necesario abrir mercados", dice Luque.

La historia no es nueva porque Dcoop ya ha duplicado sus ventas en los últimos cinco ejercicios al pasar de una facturación de 541 millones en 2013 a un total de 1.080 millones el pasado año. Todo ello gracias, en gran parte, a la expansión internacional, con ventas de 489 millones de euros en 2017 en un total de 60 países.

Para reforzar el crecimiento internacional, el pasado mes de marzo, Dcoop alcanzó un acuerdo con la familia marroquí Devico para alcanzar el 50 por ciento en Pompeian, la sociedad mixta que tienen en Estados Unidos y que encabeza la importación y envasado de aceite en dicho país con más de 50.000 toneladas y plantas en Baltimore (Maryland) y Montebello (California). En Estados Unidos, Dcoop lidera ya el mercado con un 17 por ciento de cuota en aceite virgen extra y de un 10 por ciento sobre el total", explica el presidente de Dcoop. Y es que el valor de las exportaciones de aceite de la cooperativa de Antequera al país se elevan ya a 129,13 millones de euros.

Acuerdos

Y en la misma línea también, el pasado verano cerró la compra del 20 por ciento del capital de su competidora californiana en el sector de la aceituna de mesa Bell Carter Food, la firma que juntó a Musco Family Olive, impulsó el arancel del 34,75 por ciento al producto español, aprobado por el Gobierno de Donald Trump el pasado julio y que entró en vigor el pasado agosto. Es una operación con la que no solo crece en el sector de la aceituna en un mercado clave, como es el norteamericano, sino que además le permite esquivar la tasa.

"Nosotros enviaremos producto desde España pero el proceso de oxidación para la producción de la aceituna negra se realizará allí por lo que queda exento del pago de la tasa", dice Luque. Y si en agosto entró en Bell Carter, en octubre tomó además una participación del 5 por ciento en kla portuguesa Maçarico, una empresa familiar especializada también en la producción de aceitunas que cuenta con una presencia muy fuertes en países de habla portuguesa como Brasil o Angola.

En el sector de la leche de cabra, donde está creciendo también con fuerza al alcanzar una producción de 50 millones de litros, este mismo año Dcoop ha firmado una alianza con la francesa Agrial, la segunda cooperativa gala, con unos ingresos de 5.000 millones para la recogida de leche y producción de queso. Aunque el aceite representa el 66,2 por ciento del total de las ventas, el grupo ha diversificado su actividad hacia otros mercados.

Así, además de 100 millones de euros por la venta de suministros a los socios, en 2017 ingresó también 97,86 millones en aceituna de mesa; 85,79 millones más en productos ganaderos, incluyendo lácteos; 70,3 millones en vino o 10,19 millones en cereales. La compañía sigue avanzando a paso firme.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0