Empresas y finanzas

Danske Bank ha comenzado a cerrar parte de su filial en Estonia

Foto: Reuters.

El banco danés Danske Bank ha comenzado a cerrar parte de su filial en Estonia después de que se descubriera que se había usado para blanquear dinero por parte de ciudadanos extranjeros.

En concreto, un portavoz del banco ha confirmado a Reuters la decisión de cerrar parte de su negocio. "Estamos comunicado tanto a clientes particulares como corporativos que tenemos que dar por finalizados sus productos y servicios", ha indicado el portavoz.

Actualmente, Danske Bank está siendo investigado por las autoridades danesas, estonias y por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en relación a varias transacciones que se realizaron entre 2007 y 2015 por valor de 200.000 millones de euros.

Aunque las pesquisas todavía se encuentran en marcha, el banco reconoció que no fue "suficientemente efectivo" al prevenir que su filial en el país báltico fuera usada para cometer delitos económicos.

Como consecuencia del caso de blanqueo de dinero, el consejero delegado de la entidad financiera, Thomas Borgen, decidió dimitir de su cargo hace varias semanas. El consejo de administración del banco nombró al responsable de la división de banca, Jesper Nielsen, como su sustituto en funciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.