Empresas y finanzas

El Corte Inglés venderá un centro comercial en Valencia por 90 millones

Imagen de Dreamstime

El Corte Inglés ultima la venta a Corpfin Real Estate de uno de sus cuatro centros comerciales en Valencia por unos 90 millones, han confirmado hoy fuentes conocedoras de la operación, que han apuntado que el grupo de distribución continuará operando el centro en régimen de alquiler.

Como adelantó elEconomista en septiembre del año pasado, el objetivo de la compañía, por entonces presidida por Dimas Gimeno, es quedarse como inquilino del mismo tras la desinversión.

Esta venta se enmarca dentro del proceso de desinversión de activos inmobiliarios no estratégicos iniciado por la compañía para recortar deuda y se suma a las llevadas a cabo recientemente en Bilbao y en la calle Princesa de Madrid, según la misma fuente.

El local de Valencia suma unos 7.000 metros cuadrados, según adelanta hoy Expansión, y pertenece a El Corte Inglés desde 2001, cuando compró las nueve tiendas que Marks & Spencer tenía en España.

Merlin Properties ha reconocido hoy contactos con el Corte Inglés para la posible compra de activos logísticos

Por otra parte, Merlin Properties ha reconocido hoy contactos con el Corte Inglés para la posible compra de activos logísticos u operaciones conjuntas en el ámbito logístico, aunque ha subrayado que se trata de "conversaciones muy preliminares" y que por ahora no se ha alcanzado ningún tipo de acuerdo al respecto.

El grupo de distribución ha explicado en varias ocasiones su intención de desprenderse de inmuebles logísticos no estratégicos y que el objetivo no es venderlos en bloque, si no cuando surjan buenas oportunidades y analizando activo por activo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.