Empresas y finanzas

Los auditores cuestionan las cuentas de cuatro firmas bajo el control de Carmena

  • Alertan en sus informes de falta de información y desequilibrios financieros
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Foto: Getty.

Las auditores cuestionan las cuenta de cuatro empresas públicas del Ayuntamiento de Madrid por desequilibrios financieros o falta de información en 2016, bajo la alcaldía y la gestión ya, por lo tanto, de Manuela Carmena. En su último informe de fiscalización sobre los estados financieros de las corporaciones locales, que se ha aprobado ahora, la Cámara de Cuentas de la comunidad autónoma advierte, en concreto, que hay salvedades en la Empresa Municipal de la Vivienda; en Madrid Destino, Cultura, Turismo y Negocio; en Mercamadrid y en el Club de Campo.

Según la Cámara, estas advertencias pueden "afectar a la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera" de estas empresas. En la empresa municipal de Servicios Funerarios y en la firma Madrid Calle 30 los auditores han incluido también párrafos de énfasis en sus informes, pero en ambos casos con opinión favorable.

Uno de los casos más significativos es el de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS). En su informe, EY, el auditor, explica que la empresa tiene contabilizados en su capítulo de inversiones inmuebles en alquiler por 320,2 millones y que como los ingresos derivados de las rentas son inferiores a los gastos de explotación, existen "indicios de deterioro de los mismos".

Y no solo eso. Además, los auditores advierten que "en el transcurso de nuestro trabajo no hemos dispuesto de evidencia de auditoría suficiente y adecuada sobre el importe recuperable de dichas inversiones inmobiliarias", por lo que no pueden pronunciarse sobre si la valoración es adecuada y si las correcciones podrían afectar al patrimonio neto.

El futuro, en duda

La EMVS registraba unos resultados negativos acumulados de ejercicios anteriores de 120,9 millones de euros, pero en 2016 ganó 16,01 millones debido fundamentalmente a unas subvenciones de explotación de 63,48 millones del ayuntamiento, al margen de otras ayudas y donaciones de capital por 105 millones más.

Y aún así, el auditor alerta de que "la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento dependerá del mantenimiento de las aportaciones necesarias" por parte del Consistorio.

La empresa municipal de la Vivienda se ha visto envuelta hace unos meses en una demanda interpuesta por Carmena contra su antecesora en el cargo, Ana Botella, a raíz de la venta una cartera de viviendas sociales al fondo oportunista Fidere.

En la misma línea, Grant Thornton, el auditor de Mercamadrid señala que tampoco ha tenido suficiente información, aunque en este caso es por un problema que se remonta a años anteriores. Hasta el 31 de diciembre de 2007 la empresa realizaba dotaciones anuales a un fondo, que según la firma encargada de supervisar las cuentas no tiene justificación.

"No hemos tenido acceso a la información que permita aclarar la falta de definición de este asunto entre las partes implicadas. En consecuencia, no hemos podido obtener evidencia de auditoria suficiente y adecuada para determinar la razonabilidad del fondo constituido al 31 de diciembre de 2016, que asciende a 7,2 millones de euros ni si dicho importe debe ser ajustado, así como si todas sus consecuencias han sido adecuadamente consideradas y desglosadas en las cuentas anuales adjuntas", dice Grant Thornton.

La sociedad Club de Campo Villa de Madrid presenta igualmente salvedades en las cuentas y al igual que en la EMVS, el auditor -en este caso KPMG- avisa de que no ha dispuesto de la información necesaria para evaluar determinados datos incluidos en el balance. En esta ocasión, se refiere a unos terrenos y determinadas instalaciones concedidas por el ayuntamiento y la Real Sociedad Hípica Española de Club de Campo por valor de 3 millones de euros. Al no tener acceso a esta información, KPMG no puede deducir qué cantidad corresponde a instalaciones -y, por tanto, puede amortizarse- y cuál a terrenos.

De menor importancia es la salvedad incluida, también por KPMG, en las cuentas de Madrid Destino, Cultura, Turismo y Negocio. En este caso, el auditor señala que en 2015 no pudo certificar la información relativa a las retribuciones de los administradores, por lo que no puede determinar ahora que la comparación de las cifras de un año y otro sea la correcta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

malos gestores
A Favor
En Contra

Resultado de la NEFASTA gestión del PP durante 20 años. Al menos ahora se intenta arreglar el desastre.

Puntuación -6
#1
alf
A Favor
En Contra

Entiendo que hay que hacer una campaña de acoso y derribo contra Carmena, pero que este tipo de empresas presenten salvedades y párrafos de énfasis es normal. Si antes no los presentaban (lo dudo, dado que no se hace referencia), cuando estaban auditando mal las cuentas era antes. Esas empresas, por definición, no deberían tener beneficios (no son con ánimo de lucro), y si eso pasa el auditor lo debe mencionar. De todos modos este año han cambiado la norma de informes de auditoría y se debe incluir mucha más información incluida esta

Puntuación -3
#2