Empresas y finanzas

Mothercare cerrará 50 tiendas en Reino Unido y recupera a su anterior consejero delegado despedido

  • Mark Newton-Jones fue despedido tras admitir que el grupo tenía dificultades
  • Con el cierre de tiendas podrían perderse unos 800 puestos de trabajo
  • Sus acciones han llegado a subir casi un 30% en la Bolsa de Londres
Foto: Reuters.

Mothercare, la compañía británica dedicada a la venta de ropa y artículos para embarazadas y bebés, cerrará 50 puntos de venta en Reino Unido, con la potencial pérdida de unos 800 puestos de trabajo, y solicitará la reducción del alquiler de otros 71 establecimientos, según ha indicado este jueves en un documento en el que detalla su plan de reestructuración.

El cierre de los establecimientos está previsto que concluya en junio de 2019, mientras que hasta 2020 buscará reducir sus puntos de venta a 78, desde las 137 tiendas actuales. Además, con la solicitud del recorte del precio del alquiler en 71 establecimientos y otros programas de ahorros, el grupo tiene previsto reducir sus costes en unos 15 millones de libras (17,2 millones de euros).

Contratará de nuevo a Mark Newton-Jones

La compañía británica ha anunciado además que volverá a contratar a su anterior consejero delegado, Mark Newton-Jones, quien fue despedido el mes pasado tras admitir que el grupo estaba en medio de dificultades financieras.

Asimismo, Mothercare ha señalado que llevará a cabo una refinanciación integral de la deuda y el capital, lo que calcula que le proporcionará fondos de hasta 113,5 millones de libras (130 millones de euros).

Concretamente, la compañía lanzará una ampliación de capital que tendrá lugar en julio y pedirá una nueva línea de crédito de hasta 67,5 millones de libras (77,2 millones de euros), la cual ya se ha asegurado con sus bancos.

También ha pedido 'prestados' unos 8 millones de libras (9,2 millones de euros) a sus accionistas, mediante la conversión de nuevas acciones ordinarias de la compañía, y ha solicitado hasta 10 millones de libras (11,5 millones de euros) a un 'socio comercial'.

De esta forma, Mothercare instará a un acuerdo voluntario con sus acreedores (CVA, por sus siglas en inglés), una forma de declarase en situación de insolvencia pero por el que se continúa operando de forma normal y con sus directivos al frente de la gestión, con el objetivo de volver a un "escenario más estable, acelerar la transformación e impulsar al grupo hacia un futuro viable y sostenible".

"Dado el empeoramiento de la situación financiera de la compañía en los últimos seis meses, la dirección concluyó que no existe una alternativa viable o aceptable a la propuesta de reestructuración y CVA, que se espera que permita refinanciar completamente el negocio", ha aseverado Mothercare.

En este sentido, ha explicado que, a pesar de los esfuerzos tanto en su negocio británico como internacional, la compañía no se ha movido lo suficientemente rápido como para mantenerse al día con la dinámica cambiante del entorno y los nuevos patrones de compra de sus clientes.

"El continuo declive de las ventas a pie de calle y la base inflexible y profunda de costes de almacenamiento, junto con la importancia cada vez mayor de la venta minorista multicanal se presentaron como desafíos significativos y cada vez peores para nuestro modelo comercial", ha asegurado el grupo.

Tras anunciar los detalles de sus planes, las acciones de Mothercare llegaban a subir casi un 30% en la Bolsa de Londres, hasta un máximo intradía de 28,45 libras.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado