Empresas y finanzas

Un Tribunal prohíbe a Atvos, subsidiaria de Odebrecht, que firme contratos públicos

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil prohibió hoy a la empresa Atvos, una subsidiaria del Grupo Odebrecht, firmar contratos públicos como sanción por haber hecho donaciones a campañas políticas en las elecciones de 2014 por encima del límite legal.

La empresa, que en la época se llamaba Odebrecht Agroindustrial, también fue condenada a pagar una multa, según la decisión de la mayoría de los miembros del tribunal electoral (4 votos a favor y 3 en contra) en un caso por irregularidades ocurridas en las elecciones generales de 2014.

Según un comunicado del tribunal, la empresa hizo donaciones por 1,6 millones de reales (unos 445.000 dólares al cambio actual), un valor en un 360% superior al máximo que podía haber aportado "según la legislación electoral vigente en la época".

En su defensa la empresa alegó que el valor se excedió debido a que las subsidiarias del grupo contabilizaron las donaciones hechas por la matriz. Tras las elecciones de ese año el Congreso aprobó una ley que prohíbe a las empresas hacer donaciones para las campañas políticas en Brasil.

En su decisión de este martes, el tribunal decidió prohibirle a la empresa la firma de contratos con el Estado además de mantener la multa por 6,3 millones de reales (unos 1,75 millones de dólares) que ya había impuesto el tribunal electoral regional del estado de Sao Paulo.

Los magistrados que votaron contra las sanciones alegaron que la multa podría llevar a la empresa a la quiebra por lo que defendían tan sólo la prohibición para que firme contratos públicos, tal como había sido decidido por el tribunal de segunda instancia.

El voto de desempate, emitido este martes por el magistrado Luiz Fux, determinó que la empresa podía ser sancionada tanto con una multa como con la prohibición. La decisión se conoce pocas semanas después de que el grupo anunciara que la Constructora Odebrecht, otra de sus subsidiarias, se adjudicó la licitación para construir el sistema de transportes de la ciudad de Belén.

Este fue el segundo contrato público firmado por empresas del grupo Odebrecht desde que comenzaron las investigaciones del caso Lava Jato, el mayor proceso contra la corrupción en la historia de Brasil. En abril, Odebrecht ya había firmado un contrato con Furnas, subsidiaria de la eléctrica Eletrobras, para la modernización de una central termoeléctrica en el estado de Río de Janeiro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado