Empresas y finanzas

Las lácteas presentan 400.000 facturas para desmentir el pacto de precios

  • Desvelan diferencias sustanciales en los importes pagados a los ganaderos
  • Agricultura está preocupada por el efecto de la multa en el sector

"No hay pacto de precios, tan sólo intercambio de información en el marco de reuniones impulsadas y coordinadas por las Administraciones autonómicas para negociar con los ganaderos unos importes viables para ellos". Esa será la tesis que usarán las empresas lácteas, según explican fuentes del sector, para intentar defender su inocencia ante la multa de 88,2 millones de euros impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el recurso que presentarán ante la Audiencia Nacional. Toda la información en el especial elEconomista Alimentación.

Para demostrarlo, tal como hicieron ya ante la CNMC, aportarán un informe económico titulado Análisis del precio de compra de la leche de vaca cruda en España entre los años 2007 y 2012, que ha sido realizado por RBB Economics.

Según explican las compañías, este informe demuestra, a partir del análisis de más de 400.000 facturas, que se produjeron diferencias muy significativas en la estructura y evolución de los precios de aprovisionamiento pagados por las distintas empresas en el periodo de referencia en varias comunidades autónomas, incluidas Cataluña y Galicia, que es donde supuestamente y, según la CNMC, el pacto habría sido más evidente.

De hecho, según se recoge en el informe de la CNMC, las reuniones se articulaban entorno a los denominados Observatorios o Mesas de la Leche con el objetivo de "propugnar el equilibrio entre los diferentes agentes", siendo la transparencia de precios y el control de la producción "elementos comunes de la política pública".

Supuesto beneficio ilícito

Para el sector, "resulta difícil hacer entender a las industrias lácteas y a los ganaderos que las Administraciones no eran competentes en la materia". Aunque según dice la CNMC en su informe, las lácteas obtuvieron un beneficio ilícito de casi 820 millones de euros entre los años 2000 y 2013, periodo durante el cual se pactaron presuntamente los precios, la realidad del mercado dista mucho de ser boyante.

Al igual que otras alimentarias, el sector lácteo también ha sufrido la crisis y no atraviesa ahora mismo su momento más boyante en términos financieros. Pese a las estimaciones de beneficio de la CNMC, Capsa perdió por ejemplo 1,9 millones de euros en 2012 y apenas logró un beneficio de 3,2 millones en 2013; Calidad Pascual ha reducido sus ventas al nivel de hace 15 años y tiene a su matriz en números rojos y el resultado de Danone se ha dividido por la mitad, pasando de 154 a 66 millones.

Efectos sobre el mercado

La fuerte multa impuesta ha desatado por otro lado una profunda preocupación en el Ministerio de Agricultura, hasta tal punto de que su titular, Isabel García Tejerina, ha llegado a mostrar su preocupación por los posibles efectos que podría tener no sólo sobre las empresas sino también sobre los ganaderos.

Su miedo, según dijo, es que perjudique a la viabilidad de la industria láctea -hay empresa que podrían entrar en números rojos- porque, de ser así, tendría una repercusión importante sobre los propios ganaderos. "Y eso me preocupa", añadió García Tejerina. El precio medio pagado el año pasado por la leche de vaca a los ganaderos fue de 0,38 euros por litro, aunque ahora ha bajado, según explican distintas organizaciones, hasta sólo 0,32 céntimos.

El problema de fondo del sector lácteo español es, en cualquier caso, otro. La cuestión, según apuntan distintas expertos consultados por este periódico, es que se trata de un mercado muy pequeño, con un valor de producción que ronda en total los 2.720 millones de euros y que está muy poco estructurado.

El mercado

En España, según los datos del Ministerio de Agricultura y de la patronal Fenil -Federación Nacional de Industrias Lácteas-, hay más de 1.500 industrias lácteas, de las que más de la tercera parte no tiene asalariados y cerca de la mitad presenta plantillas entre 1 y 9 trabajadores.

Únicamente once empresas recogen más de 50.000 toneladas anualmente, mientras que en el extremo opuesto aparecen 130 con un volumen de recogida por debajo de las 1.000 toneladas al año.

A nivel europeo, los cuatro grupos lácteos más grandes procesan el 20% de toda la leche. Hay casos como los de Dinamarca y Holanda donde la primera compañía llega al 75% de participación de mercado; en Francia las cinco grandes controlan el 60% y en Alemania el 46%. En España, en cambio, para llegar al 95% de la cuota del mercado hace falta sumar más de 80 empresas.

Después de 30 años de su entrada en vigor, el próximo mes abril desaparecerán además las cuotas lácteas que asignaba hasta ahora la Unión Europea -las cantidades de leche que cada Estado miembro puede producir anualmente para que el presupuesto comunitario no financie excedentes- liberalizando de forma definitiva el sector y abriendo la puerta a importaciones de terceros países.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

No pagarán un duro de multa, así son los lobbies

Puntuación 4
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Jose Luis Garcia
A Favor
En Contra

"A nivel europeo, los cuatro grupos lácteos más grandes procesan el 20% de toda la leche. Hay casos como los de Dinamarca y Holanda donde la primera compañía llega al 75% de participación de mercado; en Francia las cinco grandes controlan el 60% y en Alemania el 46%. En España, en cambio, para llegar al 95% de la cuota del mercado hace falta sumar más de 80 empresas."

Poca información es esa sobre la situación en España ¿Por qué no dicen que cuota copan la mayor empresa, las dos mayores, las tres mayores, etc? Esa información sería mucho más útil que saber que "...para llegar al 95% de la cuota del mercado hace falta sumar más de 80 empresas..."

Puntuación 8
#2