Empresas y finanzas

Las enfermeras denuncian el fraude de las falsas matronas

El Consejo General de Enfermería alerta del creciente negocio en España de asesoras en el parto sin titulación

Las enfermeras y las matronas se han puesto en pie de guerra contra lo que consideran un claro caso de intrusismo profesional: el de las asesoras en el embarazo y el parto. Una asesoría, que según denunció ayer el Consejo General de Enfermería, se ha convertido ya en un auténtico negocio al margen de la ley. Y es que, según un informe presentado ayer por los representantes de los enfermeros, estas mujeres, llamadas actualmente doulas, cobran de media unos 1.200 euros por la asistencia en el parto y el postparto, "pero no disponen de ninguna titulación oficial ni garantías jurídicas y no lo declaran a Hacienda al no estar recogida su actividad en el Impuesto de Actividades Económicas", según afirmó ayer el presidente de los enfermeros, Máximo González Jurado.

El informe de las enfermeras incluye más tarifas, según han podido recopilar en una investigación llevada durante tres años: 60 euros por cada visita o servicio y 450 euros cuando acompañan a la madre al parto. El problema añadido, según estos profesionales sanitarios, es que, además de los elevados precios, su labor puede suponer un "grave problema" para la salud de la madre y del bebé ya que, tal y como señala el trabajo, algunas llegan a recomendar a las embarazadas comerse su propia placenta, encapsular la misma u obligar al bebé a permanecer junto a la placenta hasta que ésta se seque y caiga el cordón por sí solo.

El Consejo General de Enfermería ha enviado este informe a la Fiscalía General del Estado para que investigue estas acciones. También ha puesto el caso en conocimiento del Ministerio de Sanidad, ya que aunque la figura de la doula no está reconocida profesionalmente sí aparece contemplada en la Estrategia de atención al parto normal en el Sistema Nacional de Salud, realizada por el Ministerio de Sanidad en 2007 y revisada en 2010. Los únicos requisitos para ser doula, aseguran los enfermeros, son ser mujer, haber dado a luz un niño y pagar unos 2.000 euros por un cursillo, afirman. El informe ha identificado 547 doulas en España. El consejero general de Enfermería defiende que, sin embargo, las matronas son enfermeras con seis años de formación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado