Empresas y finanzas

La UE obliga a ampliar la información en el etiquetado de los alimentos

  • Deberá haber un espacio específico en el envase y un tipo de letra legible

La transparencia llega también a la industria alimentaria. El sábado entra en vigor un nuevo reglamento europeo que fuerza a ampliar la información que se da en el etiquetado de los productos, además de establecer un tamaño mínimo de letra para mejorar la legibilidad y un lugar de ubicación para publicar todos los datos necesarios que se deban facilitar.

Todo ello ha obligado a las empresas a ampliar el espacio que se dedica en los envases a la información al consumidor, pero también a cambiar sus plataformas de venta a distancia o través de Internet, que deberán incorporar igualmente y de forma obligatoria los mismos datos.

"A partir del 13 de diciembre, los ciudadanos europeos podrán ver finalmente los resultados de años de trabajo para mejorar la normativa sobre el etiquetado de los alimentos. A partir de ahora la información que figura en las etiquetas de los mismos deberá ser mucho más clara y permitir que los consumidores puedan hacer una mejor elección de los productos alimenticios que compren", declaró ayer el comisario Europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis.

El Reglamento, que fue aprobado por el Parlamento europeo y por el Consejo en 2011, establece que debe haber un etiquetado más clara y armonizado sobre los ingredientes alérgenos (soja, frutos secos, gluten y lactosa, entre otros) de los alimentos envasados mediante un tipo y color de letra diferente. Eso, al margen de que a partir de ahora debe suministrarse también datos sobre los alérgenos que contienen los alimentos no envasados, incluso en restaurantes y cafeterías.

Información nutricional

Del mismo modo, y aunque eran muchas las empresas en España que estaban haciéndolo, se establece una información nutricional obligatoria, aplicable a prácticamente todos los alimentos envasados, que debe figurar en el etiquetado, tanto en lo que se refiere a la composición de grupos de nutrientes (grasas totales y saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal) como también del valor energético por 100 gramos o por 100 mililitros.

El consumidor podrá solicitar también, del mismo modo, información obligatoria sobre alérgenos e ingredientes para los productos que se distribuyan y vendan a granel. En el caso de algún tipo de ingredientes, como los aceites o grasas de origen vegetal, se regula además cómo deben aparecer en el nuevo etiquetado. Otro de las novedades más importantes es que se obliga a informar sobre el país de origen del producto cuando su omisión puede inducir a error al consumidor y se establecen, de hecho, las reglas para hacer efectiva esta obligación.

La nueva normativa no introduce cambios para frutas y verduras frescas no envasadas, pero si para el resto. Para las carnes, la información obligatoria difiere según los tipos y para los productos de la pesca será necesario indicar, además de la zona, el arte de captura utilizado y el área de cría en el caso de acuicultura.

Pero por si eso fuera poco, además, en las zonas del nordeste atlántico, el Mediterráneo y el Mar Negro tendrá que indicarse la subzona. La nueva normativa establece, asimismo, la obligatoriedad de indicar de forma clara cuando se trata de carne o pescado reconstituidos o de productos descongelados, evitanto cualquier tipo de práctica engañosa.

Aurelio del Pino, presidente de Aces, la Asociación Española de Supermercados, explica, en cualquier caso, que "la nueva normativa se aplica a los productos puestos en el mercado a partir del 13 de diciembre, por lo que podrán convivir durante un cierto tiempo en los lineales con los productos actuales".

No obstante, y aunque el Reglamento permite que se agoten las existencias de alimentos que se hayan comercializado o etiquetado antes del 13 de diciembre, esa excepción no incluye el agotamiento de las existencias de etiquetas. En los alimentos podrán aparecer además otras informaciones de carácter voluntario, como sellos de calidad, recomendaciones de información nutricional u otros consejos. No obstante, el nuevo reglamento deja también claro que los datos que se ofrezcan de forma voluntaria deben tener siempre como objetivo mejorar la información al consumidor evitando inducir a error.

Bruselas recuerda que "las empresas alimentarias han dispuesto de tres años para adaptarse al nuevo sistema de etiquetado" e insiste en que ha estado en contacto con la industria para garantizar una correcta aplicación de la nueva normativa.

La Generalitat ha presionado para etiquetar en catalán

El Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha aprovechado el cambio normativo a nivel europeo en el etiquetado de los alimentos para exigir también los etiquetados en catalán. Lo está haciendo mediante plataformas afines a su Administración, con exigencias que se han trasladado desde hace meses a algunas de las grandes multinacionales presentes en esa comunidad autónoma como Coca-Cola, Nestlé, Danone o Pascual, y a la que se sumó recientemente la que la Plataforma por la Lengua catalana ha hecho a las multinacionales McDonald's y Starbucks, a las que ha pedido traducir sus páginas web a la lengua autonómica.

El problema de fondo es que, según establece el Reglamento aprobado por el Parlamento europeo, los etiquetados deben ir siempre, al menos, en uno de los idiomas oficiales de la Unión Europea. Eso significa que si las empresas atienden la reclamación de la Generalitat, tendrían que ir en castellano y catalán, lo que sería inviable en muchos casos por falta de espacio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum13
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Catalonia Votes
A Favor
En Contra

La Generalitat hace lo que es mejor para Catalunya porque si hay que fiarse de los ladrones en el gobierno español muevan nada vamos apañados.

Puntuación -45
#1
2vm
A Favor
En Contra

Ladron será tu auela. Me parece muy bien, el otro día me colaron un producto made in Catalonia. Yo propondría una estrellada bien grande sobre todo para los que vemos las letras pequeñas.

Catalonia is not Spain, goodbye catalonians &xarnegos

Puntuación 28
#2
juanito
A Favor
En Contra

En catalan nada más. Así notendre dificultad para reconocer de donde viene.

Puntuación 29
#3
multinacionales manipulando
A Favor
En Contra

totalmente falso ,,las multinacionales de la alimentacion manipulan la legislacion ,,se puede llamar ""chocolate "" aunque no lo sea , han quitado la acidez de las botellas de aceite de oliva ,, no se puede leer nunca el pais donde se ha producido , y cuando hay un pifiaso de una multinacional es tremendo ,, como los trenes de leche en polvo radioactva que venian a España desde Chernobyl y se usaban para fabricar yogures y queso por la multinacional de turno ..

Puntuación 18
#4
ministro español
A Favor
En Contra

Mientras el ministro español asegura que los españoles pueden comer los yogures caducados ,, menudo truhan sin oficio ni beneficio y cobrando una millonada sin dar palo al agua ..

Puntuación 11
#5
agua mineral
A Favor
En Contra

si hasta el agua mineral le han quitado la procedencia , ahora son marcas y puede venir envasada del grifo directamente como la aquabona que de mineral nada ..cad vez peor y mas manipulada la informacion alimentaria ...

Puntuación 13
#6
Paco
A Favor
En Contra

Aunque en las etiquetas de todos los productos figura dónde se han producido o desde dónde se distribuyen,sería conveniente que figurara Cataluña en letras destacadas,ya se sabe por lo de "compreu no compreu"de los independentistas.

Puntuación 13
#7
Ddd
A Favor
En Contra

Más burocracia para nada bueno si para que se llenen los bolsillos gracias al lobby de turno, más de lo mismo esta Europa es cada día más rancia y caduca Europa esta acabada

Puntuación 1
#8
rtar
A Favor
En Contra

¿Más?... a este paso tendremos que llevar una silla al supermercado para sentarnos a leer las inmensas e inentendibles (muchas veces ilegibles dado el tamaño de la letra o los colores de fondo que ponen)etiquetas de los productos. No es cuestión de más texto, es cuestión de menos texto pero más claro el contenido. Que no tengamos que llevar un libro de química para entender la fórmula de ingredientes, por ejemplo. Que no tengamos que llevar una cinta métrica porque el tema de las tallas y las etiquetas que las explican no los entienden ni los dependientes.

Puntuación 0
#9
Usuario validado en elEconomista.es
erik
A Favor
En Contra

Y el tamaño de las letras ¿que?.Oes que hay que ir con lupa al super....

Puntuación 10
#10
Perick
A Favor
En Contra

La formación desde Primaria y a lo largo de toda la educación, es muy necesario. Recomiendo a todas las personas leer siempre la letra pequeña, y cuando no se sepa el significado informarse.

Puntuación 4
#11
an
A Favor
En Contra

por mucho que cambien,,,,seguireis comiendo mierda del mercadona y del mcdonals,,,,

no sirve para nada en este pais lleno de gente inutil...compradora de productos extranjeros y poco productiva....en fin.....

seguir haciendo lo mismo.,,.

Puntuación 3
#12
Lc
A Favor
En Contra

Adivina adivinanza...¿¿¿Quien va a pagar los costes de el etiquetaje e incluso de los nuevos envases???'

Puntuación 1
#13