Empresas y finanzas

EEUU podría expulsar de su mercado a más de 2.000 empresas españolas

  • Sus autoridades sanitarias han endurecido las normas de importación

Por si fuera poco el daño que el veto ruso ha supuesto a las exportaciones agroalimentarias, el sector se enfrenta ahora a la entrada en vigor de los nuevos requisitos de la FDA (Food and Drug Administration) estadounidense. El próximo 1 de octubre las empresas españolas que exportan alimentos y bebidas a dicho mercado deberán haber adaptado sus productos al reglamento que recoge la nueva normativa en materia de seguridad alimentaria (FSMA). Y aún hay más, tendrán apenas tres meses para renovar su registro ante el organismo federal o no podrán exportar.

El endurecimiento de las exigencias afectará a las 2.269 exportadoras regulares del sector agroalimentario (datos Icex) que, por otra parte "no generará un descenso en el número", explican fuentes de la Fiab (Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas).

Sobre lo que sí prevén impacto es sobre el precio final del producto, ya que la FSMA exige la presentación, entre otros documentos, de planes escritos de control preventivo y certificados de importación.

No obstante, lo que a priori es un puntapié más al sector, podría suponer una "ventaja competitiva" y mejorar nuestra posición entre los paladares americanos. Además "ha generado el desarrollo de un nuevo nicho de mercado afín al sector, el de las entidades especializadas en certificaciones", apuntan en Fiab.

Entre enero y julio el volumen de productos españoles que alcanzaron tierras estadounidenses ascendió a más 677 millones de euros. Cifras que han convertido al país en sexto destino de las exportaciones agroalimentarias españolas y primero fuera de la Unión Europea.

Adaptarse a la UE

Según Tania Martínez, director de Demos Global Network, la FSMA incorpora "importantes mejoras para la inocuidad de los alimentos, con el objetivo de equipararse a la normativa europea y reducir el coste sanitario por enfermedades transmitidas por alimentos".

Objetivos "de prevención" que han pesado en la decisión, tomada por la administración Obama, de duplicar el número de inspecciones de la FDA a establecimientos (4.800 hasta final de año). Además, el organismo tendrá autoridad tanto para la inmovilización y retirada de productos importados como para proporcionar incentivos a los importadores que tomen medidas de inocuidad adicionales. Por otra parte, las exportadoras que sean sometidas a una reinspección deberán que abonar una tasa de 254,15 euros por hora.

Las consecuencias a las que se enfrentan los incumplidores, las económicas de hasta 78.000 euros se quedan cortas comparadas con la posibilidad de suspensión del registro y de las importaciones al país. Incorporando, además, a la compañía en la black list, de la que ya cuelgan más de una treintena de empresas españolas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum11

Paco
A Favor
En Contra

Los mismos que nos piden picarnos a sanciones con Rusia, son los que luego nos sancionan. Eso en mi pueblo se llama traicion, no se como se llamara esto en Yankilandia.

Cria cuervos y te sacaran los ojos

Puntuación 27
#1
Rogon
A Favor
En Contra

Ellos se protegen de China y países Sudamericanos, que lo tendrán mucho más difícil que nosotros para adaptarse. Si nos espabilamos y lo hacemos bien podemos aumentar cuota de mercado en USA. La UE debería hacer lo mismo para los alimentos importados de China, India y África, eso sí que vendría bien a nuestro sector agroalimentario.

Puntuación 21
#2
PETER
A Favor
En Contra

LAS MEDIDAS ESTAN DISEÑADAS PARA LOS PRODUCTOS DE BAJA CALIDAD Y DUDOSA PROCEDENCIA, TOXICOS Y DEMAS BASURA. EN REALIDAD LAS MEDIDAS DEBERIAN BENEFICIAR A LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS YA QUE SE VAN A QUITAR DE ENCIMA A MUCHOS COMPETIDORES QUE JUGABAN SUCIO GRACIAS A EEUU, HABER SI VAMOS APRENDIENDO AQUI EN EUROPA.

Puntuación 17
#3
javier
A Favor
En Contra

jajaja nuestros "aliados" EEUU siempre que puede nos da por culo... nunca nos compran nada, nos venden todo, nos meten en sanciones que no queremos, en guerras que no nos interesan, vamos que somos la pu%& de EEUU

Puntuación 7
#4
Pepinillo
A Favor
En Contra

Lo que dice el artículo es que la normativa de EEUU se quiere acercar a la europea, o por lo menos en algunos aspectos, es decir, en teoría ya la tienen que estar cumpliendo con creces. No veo el problema.

Puntuación 0
#5
Usuario validado en elEconomista.es
Alí Jalá
A Favor
En Contra

Y el rey chupándosela al negro allá en la ONU

Puntuación 1
#6
paquito
A Favor
En Contra

Nosotros podíamos poner sanciones a la basura de hamburguesas y bebidas edulcoradas que nos ofertan conocidas marcas estadounidenses .

Puntuación 2
#7
paquito
A Favor
En Contra

Nosotros podíamos poner sanciones a la basura de hamburguesas y bebidas edulcoradas que nos ofertan conocidas marcas estadounidenses .

Puntuación 4
#8
joaninbu
A Favor
En Contra

Siempre que no dejen entrar en España ( Lo que hagan en el resto de Europa me la trae floja ) carne, maiz y otros productos hormonados o modificados geneticamente , por mi,como si quieren seguir siendo gordos a perpetuidad comiendo su comida basura.

Puntuación 5
#9
Usuario validado en elEconomista.es
Jose Luis Garcia
A Favor
En Contra

Cuando nosotros imponemos unos controles exhaustivos a los productos alimentarios extranjeros nos parece fantástico. Cuando los demás nos los imponen a nosotros ya no nos gusta tanto ¡Qué raro!

Puntuación 4
#10
wee
A Favor
En Contra

que miedo hay que tener a producir calidad? la burbuja china de productos malos low cost que tanto se ha extendido va a terminar explotando porque nadie quiere basura. Me gustaría que España fuera líder en calidad en todo el mundo.

Puntuación 3
#11