Empresas y finanzas

Imperial Tobacco acuerda la compra de 'Winston' y otras cuatro marcas por 10.400 millones

  • Reynolds reacciona con una oferta sobre su rival Lorillard por 21.123 millones

La industria del tabaco vivió ayer una jornada histórica. Dos de sus gigantes anunciaron unas compras que marcarán el destino del sector durante los próximos años. Por un lado, la dueña de Altadis, Imperial Tobacco, ha llegado a un acuerdo con Reynolds American (RAI) para la adquisición de las marcas Winston, Kool, Salem, Maverick y la marca de cigarrillos electrónicos, Blue eCigs, así como para la compra de varios activos del grupo por valor de 10.372 millones de euros.

Al mismo tiempo, y de forma paralela, la compañía RAI ha reaccionado con una oferta por Lorillard, la tercera mayor tabaquera estadounidense, por valor de 21.123 millones de euros. De hecho, RAI venderá a Imperial los puntos de venta oficiales y los centros de producción que hasta ahora tenía Lorillard por 5.158 millones de euros.

La operación de Imperial Tobacco, basada en una estrategia de crecimiento de los mercados en los que opera, multiplicará por tres su cuota de mercado en Estados Unidos, convirtiéndose así por primera vez en un competidor de relevancia en el sector.

Las cinco marcas de RAI adquiridas por Imperial Tobacco tuvieron un volumen de negocio de 14.740 millones y unos ingresos netos de 1.768 millones de euros durante 2013.

Como es preceptivo, el cierre de la transacción dependerá tanto de la aprobación del regulador de Competencia estadounidense, como del visto bueno de los accionistas de la compañía.

La adquisición de Llorillard por parte de RAI -aprobada por los consejos de administración de ambas compañías- proporcionará a los accionistas un beneficio de 37,22 euros por título en efectivo y de 0,2909 acciones de Reynolds American, lo que supondrá un importe total de 50,76 euros por título, tomando como cifra el precio de las acciones al cierre del lunes.

La referida prima representa una prima del 40,4% respecto a los precios de cierre del 28 de febrero, día anterior al comienzo de las especulaciones de compra en los medios de comunicación sobre esta operación, y del 12,6 por ciento respecto al 2 de julio, cuando se publicó nueva información sobre la misma.

RAI estima que tras la incorporación de Lorillard los ingresos ascenderán a 8.078 millones de euros, mientras que su beneficio operativo se elevará hasta 3.672 millones de euros. Esta operación cuenta con el apoyo de BAT, el principal accionista de RAI, que ha anunciado que mantendrá su participación del 42 por ciento en la compañía tras la compra de Lorillard.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Sean
A Favor
En Contra

pues la fotografía es propaganda de tabaco, incita a fumar y la legislación lo prohibe, por lo que es innecesaria para el artículo en cuestión.

Puntuación -5
#1
Anda que...
A Favor
En Contra

Después de esa foto venía otra en donde lo tira al suelo y lo pisa.

En todo caso habría que prohibir que un producto que paga impuestos de superlujo y contribuye a tanto ingreso para el país y crea empleo, se desprecie de esa forma.

Puntuación 5
#2