Empresas y finanzas

¿Solución para Intempo? La torre más alta de Europa atrae al capital extranjero

  • El futuro del edificio 'Intempo' de Benidorm es incierto
  • Su crédito pertenece a la Sareb, su propiedad a la promotora 'Olga Urbana'
  • Sin embargo, sólo la inmobiliaria 'Maxxima' podría venderlo
El edificio Intempo en la costa de Benidorm inacabado. Imagen: Heino Kalis (Reuters)

El estandarte de futuro de la Playa de Poniente de Benidorm, el mismo que estaba llamado a marcar un antes y un después en la arquitectura de la ciudad alicantina con el majestuoso nombre de 'Intempo', podría haber encontrado solución a su difícil situación. El último capítulo, que de seguro no definitivo, tiene un título más optimista: capital extranjero.

De este modo, grupos de inversión de Rusia, Emiratos Árabes y Sri Lanka han mostrado recientemente su interés por entrar en el accionariado de la sociedad propietaria del edificio, cuya construcción, de conseguir ser acabada, lo convertiría en la torre residencial más alta de Europa. 

Así lo han puesto de manifiesto fuentes próximas a la sociedad propietaria del inmueble, Olga Urbana a Efe, al declarar que existirían "negociaciones" abiertas con grupos de inversores extranjeros que podrían entrar a formar parte del accionariado de la promotora.

El edificio Intempo, de 52 plantas con 200 metros de altura, está configurado por dos torres siamesas unidas en su parte superior por un cono invertido que asemeja un diamante. De los 269 apartamentos proyectados, la mercantil ha vendido hasta la fecha un total de 140, según datos aportados por las citadas fuentes. 

Pero el optimismo sobre la megalómana construcción no queda aquí, y estas últimas han apuntado además que el coloso de la arquitectura residencial, cuya obras se iniciaron a mediados de 2008, podría ser inaugurado el próximo año.

Una cronología accidentada

Después de que la extinta Caixa Galicia le prestara 92 millones de euros en 2005, y que esa hipoteca acabase en Novacaixa Galicia tras la fusión de cajas gallegas, a finales de diciembre del pasado año, la Sociedad de Gestión de Activos de la Reestructuración Bancaria (Sareb), también conocida como el banco malo, se quedó el crédito financiero del edificio.

Pero la dificultosa realidad del proyecto no trascendió hasta el pasado mes de julio: mientras su crédito queda en manos de la Sareb, el edificio permanece en propiedad de Olga Urbana y sólo la inmobiliaria Maxxima podría venderlo, según el contrato firmado.

Aunque la absorción del préstamo se produjo durante el pasado invierno, el dato no vió la luz hasta que la web local lamarinaplaza.com se hizo eco del asunto hace un mes. Así, resulta llamativo que al preguntar por el asunto a Olga Urbana, esta declarase "no disponer del dato de forma fehaciente", mientras que desde la Sareb y Suasor, la mercantil contratada por la promotora para el control de gastos, lo admitieron sin problemas.

La evolución del Intempo no ha pasado, ni mucho menos, desapercibida en sus seis años de construcción. A pesar de que su finalización estaba programada en primer lugar para mediados de 2009 y luego se retrasara al verano de 2011, el edificio ya ha logrado completar el 94% de su obra. 

Con un nombre que resuena a eternidad y perpetuidad, el Intempo, cuya promotora pensaba que dividiría "en dos partes la historia del urbanismo de Benidorm" ha sufrido, además de la crisis, otras dificultades. En abril de 2011, cuando el edificio ya contaba con 46 plantas, aún no se disponía de los planos de la 47. En julio del mismo año, el montacargas se cayó con 13 operarios y las ambulancias no pudieron acceder al lugar al no estar acondicionada la entrada de vehículos por ahorrar costes. Varios trabajadores tuvieron heridas muy graves. 

Un mes más tarde llegó el turno de las reivindicaciones por parte de los obreros, que se negaron a entrar a trabajar hasta que se les asegurase el pago de un sueldo que, según decían, siempre llegaba tarde. La contestación a sus peticiones de Javier Frías, un cargo de la promotora, fue por correo electrónico: "Puede que a alguno no le interesen las condiciones de trabajo por lo que decida marcharse. Así nos van haciendo un favor", escribió.

En enero de 2012 aparecía en escena un nuevo contratiempo. En esta ocasión, la noticia era que no se había tenido en cuenta el hueco del ascensor, como bien se ve en los diseños promocionales donde no constan los típicos espacios dedicados en las azoteas a los motores elevadores. "El espacio estaba calculado para un bloque de 20 plantas", narran las mismas fuentes. 

El colofón lo puso el equipo de arquitectos encargado de su alzamiento, que abandonó el proyecto el pasado mayo. Ahora también sabemos que días antes de que estos  abandonaran la dirección del proyecto, el jefe de obra del mismo ya estaba en la calle. Aunque no trascendieron motivos sobre su despido, se sospecha que también podría deberse a los problemas de financiación de la obra.

El resultado, a día de hoy, es un proyecto que permanece lastrado por denuncias de estafa, embargos y reclamaciones de clientes y proveedores. Así, la construcción ideada para "marcar una época", como indica su promoción, ha terminado por convertirse en el ejemplo más evidente de un tiempo de excesos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

El barbero de Sevilla
A Favor
En Contra

No veis como la propaghanda es buena, antes nadie estaba interesado en la compra de este edificio y hoy, después de todo lo que se escribió, van a sobrar inversores extranjeros para comprar los pisos o todo el edificio.

Puntuación -2
#1
YO-YO
A Favor
En Contra

otra estafa mas de la TAIFA PPERO-PODRIDA VALENCIANA

Puntuación -2
#2
siemprelopodrasvender por lo que te costó ! y un jamón ..
A Favor
En Contra

Lo que está claro es que:

1. La UTE , una sociedad con un capital social de 3100 €.

2. Caixa Galicia puso sobre la mesa para llevar a cabo este proyecto 92 MM €.De 1) y 2), se deduce que los promotores invertían 3 € de cada 10.000 € ( Caixa Galicia asumió todo el riesgo de este proyecto)

3. La UTE se disolvió y el propietario pasó a ser Caixa Galicia: un fallido.

4. Intempo fue diseñado por Pérez-Guerras Arquitectos, que ya no están en la ejecución de este proyecto, se largaron.

5. Nova Caixa Galicia, fruto de la fusión de Caixa Galicia y CaixaNova se queda con el muerto.

6. NOCAGA se nacionaliza, con lo que todos los españoles somos accionistas de Intempo.

7. El ladrillo de NOCAGA se traslada al banco malo o SAREB.

8. El técnico de obra presenta su dimisión porque según revela prevalecen las motivaciones económicas sobre las técnicas.

9. En el año 2008 estaba señalizado el 80 %. Cinco años después sólo hay reservados un 35 % ( ¿dudas? ). Se sabe que pasapiseros como - según cuentan las malas lenguas en los mentideros - Miguel Indurain y Chorizos Revilla, entre otros recogieron el aval que habían dejado en Caixa Galicia. De estos contratos de arras no penitenciales habían otros que según denunciaron otros compradores no pudieron recuperar el aval: porque no estaba. Esto es una huida en toda regla viendo el pinchazo que se avecinaba. Los pasapiseros de renombre si pudieron rescatar los avales, en cambio los menos relevante no lo pudieron hacer efectivo.

10. Hoy nos enteramos que el Estado es propietario de un edificio que no puede vender porque los derechos pertenecen a un tercero que se llama Maxxima.

Resumiendo, Caixa Galicia concede un crédito a un promotor por el 99% del coste del proyecto. Pincha la burbuja y la Caja se queda con el tocho. La Caja se nacionaliza y El Estado se queda evidentemente con el tocho. Los pasapiseros huyen y se pasa de un 80 % de viviendas reservadas a un 35 %. Constructor, promotor, caja, técnicos de obras y arquitectos huyen y en la actualidad no tienen nada que ver con los que comenzaron el proyecto. Y ahí tenemos los españoles un mega-muerto de ladrillo, representativo de la huida de todas las ratas del barco de la burbuja inmobiliaria, dejándonos a los españoles una nave a la deriva.

Un ejemplo de lo que ha sido la burbuja inmobiliaria, con todos los condimentos y más de una merienda de negros pagada a escote por el pueblo, y sin derechos tan siquiera para sacar una migaja de los tiestos.

Lo único que se me ocurre, es pedir vez para pasar una quincena cuando esté terminado.... claro si no se cae antes ....

Puntuación 7
#3