Empresas y finanzas

El FMI apuesta por el banco malo y dice que la banca española necesita más fondos públicos

Christine Lagarde, directora gerente del FMI. Foto: Archivo

Bankia sigue estando en el punto de mira del mercado. El Fondo Monetario Internacional (FMI) avisa de que una vez "agotadas" las opciones de la recapitalización privada de la banca a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) puede ser necesario un "mayor recurso a la financiación pública" para preservar la estabilidad financiera y rescatar entidades "problemáticas". ¿Permitirá Bruselas el rescate del sector bancario y no del país entero?

Un informe de un equipo de evaluación del organismo liderado por Christine Lagarde insta a continuar "profundizando" en la estrategia de reformar el sector bancario, y para ello prioriza el tratamiento de forma "global y efectiva" de los activos problemáticos.

En este sentido, el FMI sugiere la posibilidad de fijar sociedades públicas o privadas "especializadas" en la gestión de activos tóxicos, tal y como se plantean el Banco de España y el Ministerio de Economía.

El organismo internacional subraya que, mientras los grandes bancos "parece que están suficientemente capitalizados y tienen beneficios sólidos para afrontar un mayor deterioro de las condiciones económicas", el resto de bancos siguen siendo "vulnerables" y siguen dependiendo del apoyo estatal.

Entre estos con problemas, identifica a diez bancos, de los cuales cinco ya han sido adquiridos o fusionados con otras entidades solventes y otros tres están en procesos de subasta.

Para los dos bancos restantes, "en particular el del mayor tamaño" en alusión a Bankia, que han recibido el visto bueno del supervisor para cumplir con las exigencias de la reforma, los expertos del FMI aconsejan a tomar medidas "rápidas y decisivas" para fortalecer sus balances.

De esta forma, concluye el FMI que el sector en su conjunto sigue siendo "vulnerable a trastornos sostenidos en los mercados de financiación". No obstante, añade que los test de esfuerzo conducidos por el equipo del FMI, que cubrieron más del 90% de las entidades, mostraron que "la mayoría de los bancos podrían resistir mayores "shocks" en los mercados", aunque agrega que hay algunas vulnerabilidades. Sobre las grandes entidades, el Fondo destaca que han sido capaces de reducir los temores sobre la solvencia del sistema en su conjunto a un riesgo "relativamente bajo".

El FMI da también la "bienvenida" a la reforma "profunda" que se está haciendo en el sector financiero, aunque advierte de que los necesarios ajustes que se están realizando "difieren de forma significativa" entre las distintas entidades.

Por esta razón, asegura que es necesario que España continúe con la reforma del sector financiero y "vaya más allá", para lo que considera que el país debería fijar una estrategia para solucionar las "vulnerabilidades que aún existen".

En este sentido, insiste en que una estrategia "bien diseñada para limpiar al sistema de las instituciones débiles de forma rápida y adecuada es esencial para evitar un impacto adverso en los principales bancos".

El Fondo sostiene que resolver de forma "efectiva" con los activos "problemáticos" de los bancos debe ser "la prioridad en la próxima fase de la reforma financiera". También advierte de que "algunas entidades" tendrán problemas para cumplir con los nuevos requisitos de provisiones.

Por último, el informe recoge una serie de recomendaciones que incluyen la necesidad de "fortalecer la independencia del regulador" del sector financiero, aumentar su autoridad y reforzar el "régimen de sanciones".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud