Empresas y finanzas

Parlamento estudia si autorizar investigar a políticos por compra BNL y RCS

Roma, 25 jul (EFECOM).- El Parlamento estudiará desde mañana si consentir a una jueza de Milán utilizar unas escuchas telefónicas, que presuntamente probarían la implicación de seis políticos en las operaciones para los intentos de compra de los bancos Antonveneta, Nazionale del Lavoro (BNL) y la editorial RCS.

La documentación de la jueza de Milán Clementina Forleo llegó hoy a la mesa de la Junta para las autorizaciones del Congreso y a la del Senado, que comunicaron que la decisión sobre la autorización se tomará después del verano.

La jueza pide que puedan incluirse en la investigación sobre las irregularidades en las operaciones de compra de Antonveneta, BNL Nazionale del Lavoro y RCS, las transcripciones de 68 conversaciones telefónicas en las que parlamentarios hablan con los protagonistas de los proyectos financieros.

La petición de la jueza se ha hecho necesaria debido a la inmunidad de la que gozan los diputados y senadores italianos, y que puede ser retirada únicamente tras una autorización del Parlamento.

La magistrada justificó su petición al considerar que en las escuchas "es evidente que los políticos no son receptores pasivos, ni que animan a uno u otro candidato, sino que son cómplices de un proyecto criminal de amplia magnitud".

Entre los seis parlamentarios que aparecen en las escuchas se encuentra el actual ministro de Exteriores, Massimo D'Alema; los miembros de Demócratas de Izquierda Piero Fassino y Nicola Latorre; y los parlamentarios de Forza Italia Salvatore Cicu y Romano Comincioli.

Las acusaciones han desatado una tormenta en el mundo político y la división entre quienes creen necesario favorecer el trabajo de los magistrados y quienes opinan que las conclusiones de la jueza Forleo son de "querella" al ser "sentencias anticipadas".

El presidente de la Cámara de los diputados, Fausto Bertinotti, afirmó ayer sobre el caso que los parlamentarios "no tienen que tener privilegios".

Piero Fassino dijo hoy que las palabras de Bertinotti eran "desagradables", ya que aseguró "nadie ha pedido que se les concedan privilegios".

Por el momento, los "Demócratas de Izquierdas" no han comunicado si estarán a favor de dar la autorización a la jueza.

Mientras que el partido en la coalición gubernamental Italia de los Valores anticipó que votará sí, al igual que el partido derechista Alianza Nacional.

Los democristianos del Udeur, en la coalición gubernamental, explicaron que no darán la autorización a la jueza porque "la petición no está bien formulada". EFECOM

ccg/cbm/jma

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint