Empresas y finanzas

EEUU advierte a Repsol y Shell: el acuerdo con Irán puede vulnerar la ley

A Estados Unidos no le ha gustado nada el acuerdo al que han llegado la petrolera anglo-británica Royal Dutch Shell y la española Repsol-YPF con Irán para la explotación de un yacimiento de gas, por lo que ha advertido que podría emprender acciones legales contra ambas. La operación está valorada en 4.000 millones de euros.

La anglo-británica y la española firmaron un acuerdo con Irán para producir gas natural licuado en la planta gasística South Pars el pasado fin de semana. Shell (RDSA.LO) y Repsol (REP.MC) tendrán cada una un 25% del proyecto, mientras que Irán mantendrá el 50% restante.

Legislación estadounidense

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack, ha señalado hoy que los consejos de administración de las empresas y sus juntas de accionistas son los que deciden acerca de las inversiones, pero que en el caso de Irán existe una legislación concreta respecto a proyectos de petróleo y gas.

McCormack ha señalado que "probablemente se abrirá" una investigación sobre el acuerdo de ambas petroleras ya que la inversión es superior a la cantidad especificada por la legislación estadounidense, que permite al país emprender acciones contra compañías extranjeras que inviertan en el sector energético iraní. La ONU ha impuesto sanciones contra Irán ante el empeño del país por proseguir con la investigación nuclear.

Contrato

El acuerdo entre Repsol YPF y Shell fue suscrito el sábado, aunque el grupo que preside Antonio Brufau todavía no ha tomado la decisión definitiva y a lo largo de este año resolverá si finalmente lleva a cabo esta fuerte inversión.

El contrato permitiría a Repsol y a Royal Shell, desarrollar dos bloques en el yacimiento iraní South Pars. El gas alimentará una planta de gas natural licuado valorado en 2.500 millones de dólares, que se construirá cercana del emplazamiento y que podrá comenzar a exportar el combustible en 2011.

Las fases 13 y 14 del yacimiento de South Pars darán acceso a Repsol y Shell a unas reservas estimadas de 27,7 billones pies cúbicos de gas. El yacimiento, descubierto en 1966 por Shell, tiene la décima parte de las reservas mundiales.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin