Empresas y finanzas

Oliver Design logra entregar un barco de lujo, encallado por la pandemia

  • Consigue nuevo dueño, tras renunciar el armador al proyecto hace un año
El 'Lord of the Highlands', un transbordador convertido en hotel de lujo por Oliver Design. EE
Bilbao

En enero del pasado 2020 la compañía vasca Oliver Design, dedicada al diseño y arquitectura naval, anunciaba una cartera de pedidos con contratos que aseguraban un buen nivel de actividad para los próximos dos ejercicios. Unas optimistas previsiones que se hundieron con la llegada del coronavirus dos meses después.

La firma, con sede en Getxo (Vizcaya) y delegaciones en Santander y Cádiz, ofrece una gama de servicios para astilleros y armadores, entre los que se incluyen el diseño conceptual de barcos, perfil exterior, desarrollo del proyecto arquitectónico, diseño de interiores, planos constructivos, habilitación, gestión integral y supervisión de obra.

Su catálogo de proyectos incluye cerca de 400 barcos de la más variada tipología: desde buques escuela a yates de recreo, pasando por barcos de transporte, pesqueros, dragas, ferris, cruceros, etc.

Paralización de contratos

Una de las primeras consecuencias del estallido de la pandemia fue la paralización de contratos y la renuncia de proyectos en fase avanzada y a punto de finalizar, como el crucero 'Lord of the Highlands'.

El puerto de Vigo (Pontevedra) verá zarpar hacia su destino definitivo al citado crucero en los próximos días, travesía que no ha sido fácil de iniciar a causa del coronavirus.

Tras 16 meses de trabajo invertidos en la completa reforma del barco, Oliver Design se encontró en marzo del pasado 2020 que el armador británico que había encargado el trabajo rechazaba hacerse cargo del buque, ante las malas perspectivas del turismo náutico en plena eclosión de la pandemia.

La empresa se vio obligada a asumir la propiedad del barco como modalidad de pago por sus servicios, e iniciar gestiones para encontrar comprador entre operadores turísticos de todo el mundo. Todo ello en un momento en el que cualquier tipo de crucero turístico había quedado suspendido ante la alarma sanitaria.

Tras entablar negociaciones con armadores españoles, griegos, norteamericanos y australianos durante los últimos meses, Oliver Design ha cerrado finalmente la venta del 'Lord of the Highlands' con un operador que dará al barco el mismo destino para el cual fue remodelado: travesías de pocos días de duración por los lagos de las Tierras Altas de Escocia y las Islas Orcadas.

Especializada en cruceros

El nuevo propietario del barco es Hebridean Island Cruises Ltd, una compañía con sede en Skipton (Yorkshire, en el Norte de Inglaterra) especializada en cruceros de lujo, cuyo principal activo ha sido hasta la fecha el "Hebridean Princess", otra embarcación de tamaño medio dedicada a explorar las islas de la costa Oeste de Escocia.

Hebridean anunció en agosto pasado la adquisición del "Lord of the Glens", un barco muy similar al "Lord of the Highlands", propiedad de Magna Carta Steamship Co Limited, el mismo armador que encargó este último proyecto.

El 'señor de las tierras altas' apenas tiene 45 metros de eslora (largo del barco), pero destaca por su lujoso diseño y acabado. Una auténtica metamorfosis de un transbordador de pasajeros entre dos puertos mediterráneos, en un hotel de lujo flotante que navegará por lagos, islas y canales de Escocia.

La transformación realizada por Oliver Design tiene su antecedente en un trabajo similar realizado hace 20 años por la firma vasca para el mismo armador, la compañía británica Magna Carta Steamship Co Limited, con sede en Londres.

El proyecto de conversión ha supuesto un trabajo singular en el ámbito naval, especialmente en el segmento de buques de pasaje. Al tiempo que ha representado un doble desafío: por un lado, su complejidad técnica, que ha implicado entre otras cosas redimensionar el casco; y por otro, el cuidado acabado de interiores que exige una embarcación de recreo del más alto standing. "Algo equiparable a lo que, en el sector de automoción, supondría convertir un autobús de transporte urbano en la más sofisticada y lujosa autocaravana", señalan desde Oliver Design.

La redistribución de espacios interiores ha sido de dos salas originales, ocupadas por asientos para 700 pasajeros, a 22 camarotes, un amplio salón-bar y un restaurante. La decoración interior y la dotación de servicios es otro de los elementos distintivos del barco, con un diseño para los camarotes inspirado en la imagen tradicional de los trenes de lujo.

Más de 10.500 horas de trabajo

Además de las labores de diseño exterior, planeamiento arquitectónico de interiores y coordinación del proyecto en la modalidad llave en mano, las tareas de habilitación a bordo del 'Lord of the Highlands' han supuesto para Oliver Design en torno a 10.500 horas de trabajo, con picos de hasta 20 operarios trabajando simultáneamente en el barco. También, la compañía ha liderado a un grupo de firmas especializadas en diversos campos, la mayor parte radicadas en Vigo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carmen
A Favor
En Contra

Espero que la gran mayoría de las empresas que han conseguido sobrevivir se hayan fortalecido.

Puntuación 2
#1