Empresas y finanzas

MásMóvil entra en Portugal tras comprar a KKR una participación en Nowo y Oni

  • La 'teleco' española pagará 15 millones de euros al fondo de inversión
  • El grupo ejercerá de socio industrial en el holding luso Cabonitel
  • La operación está pendiente del visto bueno del supervisor portugués
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

El Grupo MásMóvil entra en Portugal. La compañía de telefonía española ha llegado a un acuerdo con el fondo de inversión KKR para adquirir una participación minoritaria en Cabonitel, el segundo mayor holding de telecos lusas que controla el operador Nowo, y el cablero Oni. El grupo que dirige Meinrad Spenger desembolsará 15 millones de euros para certificar su desembarco en el país vecino, según indican a elEconomista fuentes del mercado. La operación ya ha sido comunicada a las autoridades de Competencia de Portugal.

MásMóvil acometerá la compra a través de Gaea Inversión, un vehículo creado por el fondo semilla Inveready, inversor de la operadora española con la que se alió a comienzos de año para su aceleradora de startups. Con la entrada como socio industrial en Nowo y Oni, dos compañías que han llevado a cabo un meritorio despliegue de infraestructuras en Portugal, que supera el 20% del territorio, la firma española da un paso definitivo para convertirse en una pequeña multinacional y hacer crecer su negocio fuera de España, una vez convencido de que las posibilidades de desarrollo por vía de adquisiciones en el mercado doméstico se presumen poco interesantes, tanto por la escasa oferta disponible como por la complejidad del mercado español.

KKR ofreció hace unos meses a MásMóvil la toma de una participación minoritaria en Cabonitel, tal y como adelantó elEconomista el pasado 14 de mayo. El acuerdo incluye una participación en el operador Nowo, la segunda mayor compañía de redes fijas, móviles y televisión de pago del país vecino, con despliegue de más de 14.000 kilómetros de cable y fibra óptica en un millón de hogares, situados en 70 municipios portugueses, y con cerca de 160.000 clientes; así como del cablero Oni, especializado en servicios de telecomunicaciones empresas.

KKR ha encontrado así en MásMóvil el socio industrial que buscaba para su negocio de telecomunicaciones en Portugal. El fondo de inversión estadounidense también había contactado con otras compañías europeas.

Las dos compañías lusas de telecomunicaciones -ambas agrupadas en el consorcio Cabovisao- fueron adquiridas el año pasado por el fondo de inversión KKR tras convertir en acciones la deuda que tenía comprometida en una sociedad gravemente afectada por la crisis. La toma de control se produjo ante la insolvencia de las dos enseñas de Cabonitel.

Las fuentes consultadas apuntaron en mayo que "al cuarto operador español le han puesto en bandeja el desembarco en Portugal para replicar el modelo de negocio desarrollado en España, tanto en el segmento corporativo como en el residencial". Los grupos de capital privado consideran a MásMóvil un potencial candidato para crecer a través de compras, como ha demostrado en los últimos años en el mercado español con las compras de PepePhone, Yoigo o LlamaYa, entre otros.

Según los datos del último año, el grupo de telecomunicaciones que dirige Meinrad Spenger ha registrado el mayor crecimiento del sector en Europa. También ha liderado la captación de nuevo mercado tanto en banda ancha fija como en telefonía móvil en España durante el último ejercicio, con repuntes en todos los trimestres de 2018.

La cercanía geográfica y cultural con Portugal, el margen de crecimiento esperado y el factor de oportunidad para diversificar son algunos de los elementos que han animado a MásMóvil a convertirse en un operador internacional de telecomunicaciones. La compañía que dirige Meinrad Spenger, de hecho, también escucha numerosas ofertas para crecer vía compras en otros países europeos a través de distintos fondos de inversión.

Crecimiento orgánico

El momento particular de Oni y Nowo no es especialmente dichoso. De hecho, las dos enseñas de telecomunicaciones sufren una trayectoria turbulenta desde finales de 2014, cuando la francesa Altice compró Portugal Telecom y la integró en la nueva sociedad Altice Portugal para así operar con la enseña Meo. Para aprobar ese proceso de concentración, las autoridades de competencia portuguesas obligaron a Altice a desprenderse de Oni y Nowo (entonces conocida como Cabovisao e integradas en Cabovisao), inicialmente a través de Apax Partners France. Después, este fondo transfirió sus dos operadores a KKR, que era el principal acreedor.

Tras las compras realizadas en los últimos años -y que han consolidado a MásMóvil como el cuarto operador español y situarse en la puerta del Ibex 35-, el interés estratégico del grupo español consiste en crecer a través de la vía orgánica, sin que ello le obligue a cerrar la puerta para estudiar las posibles oportunidades que pudieran surgir en el mercado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0