Empresas y finanzas

Elke König, presidenta de la JUR: "La buena gobernanza es algo que el supervisor siempre se toma en serio"

  • Señala la necesidad de crear un fondo de liquidez de emergencia
  • Dice que no cree en las cuotas: "el género no puede ser la fuerza motriz"
  • Destaca que la crisis financiera española no fue un paseo por el parque
La presidenta de la Junta Unica de Resolución (JUR), Elke König.
Bruselas

Para muchos, la unión bancaria que está desarrollando Europa representa el paso más ambicioso en la integración comunitaria desde la creación del euro. Una de las pioneras que está avanzando en este terreno ignoto del proyecto europeo es Elke König. La alemana (Colonia, 65 años) es la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR) europea, la institución que nació en el año 2014 para intervenir desde Europa los bancos sistémicos vigilados por el nuevo supervisor común incrustado dentro del Banco Central Europeo (BCE).

Ella estuvo en el centro de las decisiones que se tomaron aquella madrugada del 7 de junio de 2017, cuando el Banco Popular fue intervenido. En una larga entrevista en exclusiva concedida a elEconomista en su despacho, con las vistas del centro de Bruselas a sus espaldas, König confiesa que sacó claras lecciones de aquella primera resolución bancaria europea. Pero la alemana también tuvo un mensaje para el BBVA ante el escándalo de espionaje por el que atraviesa: si no hay buena gobernanza en las entidades, la probabilidad de cometer errores no es pequeña.

La unión bancaria se puso a prueba durante la resolución de Banco Popular, la cual fue descrita como un éxito. Sin embargo, usted admitió que tuvimos suerte. ¿Pudo haberse torcido la cosa?

Hicimos exactamente lo correcto. No hubo impacto en la estabilidad financiera y se preservaron las funciones críticas del banco. Admitimos que tuvimos suerte. Siempre trabajamos, y todavía lo hacemos, bajo el supuesto de que un banco grande probablemente se consideraría como fallido o probablemente fallido en un viernes. Así se tendría un fin de semana para intervenir. En el caso del Banco Popular fue el martes por la tarde.

¿De qué manera llegó esa suerte?

Por un lado, hubo una cooperación excelente con nuestros colegas españoles del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y del Banco de España. Por supuesto, estaban bien preparados debido a la crisis financiera en España. En segundo lugar, tuvimos suerte porque, básicamente, la administración de Banco Popular había preparado el terreno. Emilio Saracho, entonces presidente, había tratado de encontrar nuevos accionistas o vender el banco. Cuando intervinimos, podíamos saltar sobre el trabajo que habían realizado. Básicamente, cuando nos acercamos a las partes interesadas, estas entidades ya tenían una idea de la situación del banco y ya habían tenido la oportunidad de tomar una decisión.

¿Qué lecciones sacó de la resolución de Banco Popular?

Podemos preguntarnos: ¿qué pasaría si no hubiéramos encontrado un comprador que pudiera restaurado la liquidez de inmediato? ¿Qué pasaría si hubiera sido un banco más grande? ¿Qué pasaría si hubiéramos tenido que ir un paso más allá porque había más pérdidas por cubrir? Creo que todos hemos trabajado en el pasado un poco bajo ciertas ilusiones. Sí, se necesita involucrar a los bonistas y otros propietarios y restaurar el capital. Pero ese lunes, cuando el banco vuelve al mercado y no tiene ninguna garantía adicional procedente del mecanismo de bail-in (recapitalización interna) debería corresponder a la autoridad de resolución proporcionar liquidez al banco.

"Cuando me preguntaron sobre nuestro plan B durante la noche de la resolución del Banco Popular, la respuesta era sencilla: el plan A tiene que funcionar"

¿Qué opciones hay sobre la mesa?

En el caso del Popular, España no tenía la manera para comprar algo de tiempo a través de la llamada moratoria. El nuevo paquete de recuperación y resolución de bancos de la UE ahora incluye la posibilidad de moratoria de dos días. Cuando me preguntaron sobre nuestro plan B durante la noche de la resolución del Banco Popular, la respuesta era sencilla. El plan A tiene que funcionar. La moratoria sirve, como mucho, para ganar un poco de tiempo. Pero dado que nuestro fondo ha aumentado, tendremos algo más de espacio, pero nunca lo suficiente para un banco globalmente importante. Por eso estamos presionando con fuerza, junto con la Comisión, el Consejo, el BCE y otros para establecer una facilidad de liquidez para resolución. La idea es que digamos que para cuatro semanas o tres meses se pueda ofrecer esta liquidez y que sea devuelta una vez que el banco retorne con normalidad a los mercados.

¿Cuál sería la potencia de fuego?

Obtendremos 60.000 millones de respaldo (backstop) para nuestro fondo por parte del MEDE para finales de 2023. Además, tendremos alrededor de 60.000 millones recaudados de los bancos. Esto significa que, en principio, tenemos unos 120.000 millones de potencia de fuego pa ra usar para la recapitalización o, bajo ciertas condiciones, para ofrecer la liquidez. Podría haber resuelto nuestro problema en el caso del Banco Popular. Pero como nos pagan para preocuparnos, ¿qué sucede si hablamos de un un banco globalmente importante con problemas, cuyas necesidades de liquidez puede alcanzar fácilmente unos 100.000 millones o 150.000 millones de euros? Implicaría que vaciaríamos el fondo en un solo banco. Siguiendo el ejemplo estadounidense, una opción es una línea de crédito por parte del banco central para actividades de resolución. En ese caso, el banco central necesita tener garantías. Una alternativa que solo funcionaría como una acción concertada sería entre el BCE, la JUR y tal vez el MEDE para respaldar esta línea de crédito. Hemos dicho desde el principio que estábamos dispuestos a asumir las primeras pérdidas, en caso de que se necesitara una garantía de primeras pérdidas para acceder a esta liquidez.

¿En qué etapa del proceso está?

Esta idea está todavía elaborándose. Sé que el BCE quiere acceder a todas las garantías que pueda obtener. Los Estados miembros, por su parte, dicen que lo menos posible. Nosotros estamos de alguna manera en el medio. Así que llevará tiempo. Ayudaría que, al final de la presidencia finlandesa de la UE (diciembre), tengamos una idea de cómo queremos resolverlo. Por el momento, estamos explorando todo tipo de ideas. Pero creo que todos entendemos lo que está en juego. La pregunta ahora es, ¿cómo lo hacemos?

La buena gobernabilidad es importante para una buena resolución bancaria. Como sabrá, La Fiscalía presentó cargos contra el BBVA como entidad, el segundo banco más grande de España, debido al escándalo de las escuchas ilegales. ¿Hasta qué punto le preocupa esto?

No haré ninguna declaración con respecto a cualquier banco específico. Para mí, la gobernanza significa que debe haber entendimiento muy claro sobre el proceso de la toma de decisiones sobre la responsabilidad.

"Para mí, la buena gobernanza es algo que va en el propio interés del banco"

Tal vez no quiera hablar sobre un caso específico, pero tengo que volver a BBVA. La estabilidad financiera, un tema clave para usted, tal vez no esté en juego en este caso, pero el tema de la gobernabilidad es un aspecto clave para el supervisor único. El BCE vigila este asunto a través de la evaluación de idoneidad de los altos cargos de los bancos. En su opinión, si el banco y sus propietarios no actúan, ¿debería el BCE intervenir?

De nuevo, no me gustaría comentar sobre el BBVA. Ni siquiera podría comentar porque, para eso, habría tenido que seguir el tema mucho más de cerca. Pero el buen gobierno es siempre algo que el supervisor se toma en serio. Todos hemos aprendido nuestras lecciones a lo largo de los años. Necesitas un buen gobierno dentro de las entidades, para la evaluación de riesgos y, en general, para todas las áreas. Cada vez que detectamos algo, es probable que hablemos con el supervisor para tratar de entender en qué punto están ellos. Para mí, la buena gobernanza es algo que va en el propio interés del banco. Lo primero, y más importante, es que la administración de los bancos, el consejo de supervisión o los directores no ejecutivos también presten atención. Si no tienes una buena gobernanza, la probabilidad de que puedas tomar una decisión equivocada no es limitada.

¿La privatización de Bankia está tardando demasiado?

No haré comentarios por mi parte. De manera general, España prueba que puedes tener un sistema bancario algo diverso, pero los bancos también deben ser rentables. La crisis financiera española definitivamente no fue un paseo por el parque para el país. Pero la acción decisiva muestra que puedes volver a un camino de crecimiento rápido. España, como mercado diverso, ahora tiene bancos globalmente importantes y bancos de tamaño medio, que no tienen acceso a los mercados de capital, y nunca los usó. Entonces, cuando hablamos de estrategia de resolución, se trata de pensar en lo que sería una estrategia dedicada a cada situación. Pero en este punto, España no es diferente a ningún otro mercado.

Usted ha sido hasta hoy una de las poquísimas mujeres que lidera una institución en la UE. Christine Lagarde se convertirá en noviembre en la primera mujer que preside el BCE. Pero su nominación ha levantado algo de polémica porque no es una banquera central, más aún porque su 'número 2', Luis de Guindos, también fue ministro. ¿Cuál es su opinión?

Christine Lagarde viene de dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI). Creo firmemente que ninguna institución está dirigida exclusivamente por su presidente. No crea que soy la única persona en la JUR que toma una decisión y lo sabe todo. Pero me gustaría hacer un comentario más general. Cuando comencé mi carrera profesional, las chicas eran aún menos vistas en este sector. Siempre he creído en el hecho de que las posibilidades existen, y puedes agarrarlas o no. Al contratar ahora, lo primero que miramos es el talento, el conocimiento, la calidad del personal. El género no puede ser la fuerza motriz. Las cuotas nunca ha sido algo en lo que crea firmemente. Lo siento. Cuando hablas con las chicas jóvenes y les dices que hay alguna oportunidad disponible, a veces te preguntan: "¿crees que podría hacerlo?". Un joven nunca te preguntaría si podría hacerlo. Obviamente, no estar tan seguro de sí mismo es más femenino. Pero, al mismo tiempo, es por eso que siempre he dicho que si surgen oportunidades, hay que evaluarlas, y decidir si las tomas o no.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
nousa
A Favor
En Contra

Esta mujer esta compinchada con el resto de la banda (de Guindos, Botin, BdE, Saracho, etc,) para estafar a los accionista del Popular, asi es de sencillo y claro.

Puntuación 4
#1