Empresas y finanzas

El Corte Inglés llevará a su junta su fusión con Bricor

Foto: Archivo

El Consejo de Administración de El Corte Inglés propondrá a la Junta General de Accionistas que se celebrará el próximo 25 de agosto, la aprobación de la fusión por absorción entre El Corte Inglés y Bricor.

Con esta fusión, la cadena de centros comerciales quiere mejorar y complementar su oferta comercial, al tiempo que se aprovechan las sinergias entre ambos formatos tanto en el área de compras como en la de ventas. La nueva estructura permitirá también una optimización de la propuesta comercial y de servicios al cliente.

La operación de fusión no afectará a las plantillas de Bricor ni de El Corte Inglés. También se mantendrán ambas marcas, cada una con su propia identidad corporativa.

Esta fusión se produce justo dos años después de la integración societaria de Hipercor en El Corte Inglés, cuyos resultados positivos han impulsado esta decisión.

La fusión de El Corte Inglés e Hipercor permitirá poner en marcha una reordenación de los espacios comerciales para hacerlos más atractivos y cómodos para el cliente, mejorando la implantación de la mercancía en la tienda, completando la propuesta comercial entre ambas enseñas y mejorando la experiencia de compra del consumidor.

Asimismo, en la Junta Accionistas se someterán a examen y aprobación las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación de resultados, así como la gestión del Consejo.

En el orden del día se incluyen también la ratificación de las transmisiones de las acciones en cartera, la autorización para la adquisición de acciones propias, la aprobación de remuneración del Consejo, el nombramiento y cese de consejeros, y la delegación de facultades.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.