Emprendedores-Pymes

Liderazgo femenino: claves para superar las trabas y lograr una dirección exitosa

  • Hay que evitar asumir roles demasiado masculinos, que no aseguran el éxito

En España sigue siendo complicado para las mujeres llegar a ocupar un puesto directivo. Y en caso de lograrlo, su trabajo se ve cuestinado en muchas ocasiones por parte de los empleados, que prefieren ser dirigidos por un hombre.

La coach Sandra Marín, de la consultora Mikah de Waart, ha estudiado a cientos de mujeres directivas y sus dificultades para llegar y mantenerse en sus cargos. A partir de su observación, ha localizado las siguientes claves para lograr un liderazgo femenino de éxito.

1. Hacerse visibles

Una vez aceptado un puesto directivo o de responsabilidad, hay que hacerse visible y estar presente. Se debe demostrar la valía, creyendo en una misma, y mostrando capacidad de liderazgo.

2. Negociación

La negociación es otro de los pilares que rodea la dirección femenina. Es cuando disponer de habilidades comunicativas y ténicas de negociación permitirá defender el puesto y desarrollar cada nuevo proyecto. La experta destaca la importancia de defender los propios intereses como parte de los intereses de la propia empresa.

3. Agradable pero competitiva

Asumidas las responsabilidades, muchas directivas, para demostrar competencia, olvidan su esencia y tratan de asumir roles demasiado masculinos, lo que no siempre es garantía de éxito. La mano izquierda, la empatía y la sensibilidad no están reñidas con tener carácter, fuerza y ser competitiva.

4. Síndrome del impostor

Las personas que lideran un grupo es posible que hayan tenido que lidiar con el 'síndrome del impostor', especialmente presente en el sexo femenino. Este aparece cuando se tiende a pensar que los logros fueron fruto del azar y que cualquier persona puede hacerlo mejor que una misma. Dichas creencias esconden inseguridad y falta de autoestima, y según diversos estudios gran parte de la población las sufre en algún momento de la vida laboral. Para superarlo hay que aprender a valorarse, y aprender que no se tienen que conocer todas las respuestas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum