Elecciones 26M

Elecciones europeas 2019 | ¿Cómo se vota y qué funciones tiene el Parlamento?

Bruselas / Madrid

La próxima semana, unos 427 millones de europeos acudirán a las urnas en los 28 Estados miembros de la UE, incluido Reino Unido, para elegir a sus 751 representantes en el Parlamento Europeo (que quedaría reducido a 705 cuando se materialice la salida de Reino Unido) Las elecciones europeas representan la fiesta de la democracia con mayor número de votantes, tan sólo por detrás de las que se celebran en la India. | Consulte el Especial Elecciones 26-M.

¿Cómo se vota en las europeas?

El voto se celebra durante cuatro días consecutivos, arrancando los holandeses y británicos el 23 de mayo, y terminando 22 Estados miembros, incluida España, el 26 de mayo. Los resultados se anunciarán el último día del voto (domingo) a partir de las 23:00 horas, una vez cierren los colegios italianos.

El país que más eurodiputados envía a la institución es Alemania (96 escaños), mientras que ninguno tiene menos de 6 escaños. Reino Unido todavía participará en estos comicios, ya que el Brexit no se ha materializado. Tras la salida de los británicos, Francia y España serán los grandes ganadores entre los países que aumentarán sus escaños, al quedarse cada uno con cinco adicionales. De momento, enviamos 54 eurodiputados a Bruselas y Estrasburgo, las sedes del Parlamento.

¿Cómo se elige a los eurodiputados en España? Nuestro país pertenece al grupo minoritario de países con listas cerradas, como franceses, alemanes o portugueses. Formamos parte del campo mayoritario que no incluye ningún umbral electoral para salir elegido. Este factor, unido a la circunscripción única que se aplica, produce resultados más proporcionales en las europeas que en las elecciones nacionales.

En nuestro país, también como en una mayoría, 18 años es la edad mínima para ser candidato y poder votar. Sin embargo, griegos e italianos exigen haber cumplido al menos 25 años a sus candidatos. En el caso español, como sucede en gran parte de los socios, se puede votar por correo y en los consulados de los países. Sin embargo, en algunos Estados miembros (República Checa, Eslovaquia, Irlanda y Malta) solo es posible el voto presencial. Estonia es el único país de la UE que permite el voto electrónico.

El voto no supone una elección directa del presidente de la Comisión Europea

¿Qué elegimos? El Parlamento Europeo es la única institución con representantes directamente elegidos por los europeos. En el Consejo, donde se sientan los 28 Estados miembros, o en la Comisión Europea puede haber ministros o comisarios que no han sido elegidos por sus votantes.

El voto no supone una elección directa del presidente de la Comisión Europea. Sin embargo, para reforzar el componente democrático de la cita, y la vinculación con los electores, los grandes partidos apoyaron en las pasadas elecciones de 2014 el sistema de "candidatos principales" (Spitzenkandidaten, como se designó en alemán). El acuerdo de caballeros, respaldado por los líderes europeos, supuso que los Estados miembros aceptarían como presidente de la Comisión al "candidato principal" de los partidos que pudiera reunir una mayoría en la Eurocámara tras el voto. El elegido fue Jean-Claude Juncker, quien había liderado la lista del Partido Popular Europeo, ganador aquel año.

En esta ocasión, un grupo liderado por el francés Emmanuel Macron se opone a este automatismo entre las elecciones y la nominación del jefe del Ejecutivo comunitario. Los tratados de la UE no aclaran la situación. Indican que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE son quienes eligen, "teniendo en cuenta las elecciones al Parlamento Europeo". Sin embargo, el elegido por los líderes tiene que recibir el aprobado final de la Eurocámara, por lo que la institución puede rechazar el nombre propuesto si se niegan a respetar el Spitzenkandidaten y no llegan a un acuerdo.

¿Qué funciones tiene el Parlamento Europeo? La Eurocámara es un órgano colegislador en la UE, junto con el Consejo (Estados miembros). Ambos deben ponerse de acuerdo sobre las directivas para que sean aprobadas. Ha ido ganando competencias y ya participa en casi todas las propuestas legislativas, menos en asuntos como el tributario o relaciones exteriores. Otras competencias legislativas que tiene son dar el visto bueno a los acuerdos internacionales o las ampliaciones de la UE.

La Eurocámara no tiene derecho de iniciativa legislativa, que retiene en exclusiva la Comisión

Como los parlamentos nacionales, los eurodiputados también cumplen una función de supervisión al controlar a todas las instituciones de la UE. Por ejemplo, envía preguntas a la Comisión, y mantiene "diálogos monetarios" frecuentes con el presidente del Banco Central Europeo. También participa en misiones de observación electoral y cuenta con una comisión de peticiones, en la que recibe las quejas de los ciudadanos e incluso realiza investigaciones sobre algunas materias.

Una diferencia importante en comparación con los parlamentos nacionales es que la Eurocámara no tiene derecho de iniciativa legislativa, que retiene en exclusiva la Comisión. Sin embargo, puede solicitar a la Comisión que presente una propuesta.

También tiene competencias presupuestarias, al acordar con los Estados miembros y la Comisión el presupuesto anual, y dar su consentimiento al marco financiero plurianual, el próximo para el periodo 2021-2027.

Composición del Parlamento Europeo: Actualmente, los 751 eurodiputados están repartidos en ocho grupos políticos, siendo el PPE el más numeroso (217 escaños). Cabe recordar que una vez se materialice el Brexit, la salida de Reino Unido de la Unión Europea, parte de los escaños del país se perderán, por lo que el hemiciclo quedará reducido hasta tener 705 eurodiputados. Aunque los miembros no se agrupan por países, en algunos temas sí que se puede observar una mayoría votando en función de su nacionalidad, como pueden ser los españoles defendiendo las aportaciones para la Política Agraria Común. 

La formación de algunos grupos, e incluso sus nombres, cambiará con seguridad durante la próxima legislatura. Para formar un grupo hace falta al menos 25 eurodiputados procedentes de siete Estados miembros. Está por ver cómo reconfigurará el mapa de asientos la irrupción del proyecto de Macron en el hemiciclo, si finalmente cuajará su alianza con los liberales europeos, o qué otros partidos nacionales logrará atraer para formar un nuevo grupo, si así lo decide.

El gran interrogante será si los euroescépticos lograrán formar un grupo sólido

Pero, sobre todo, el gran interrogante será si los euroescépticos lograrán formar un grupo sólido, dadas las divergencias que han mostrado en el pasado por las agendas nacionales o las relaciones con Rusia.

Esta vez es diferente, ¿por qué? Representantes de la Eurocámara, fuentes comunitarias, analistas, medios, empresas y un variado mosaico de grupos como la Asociación de Jugadores Profesionales de Fútbol portuguesa repiten que estas elecciones son diferentes en comparación con las celebradas cada cinco años desde 1979, cuando los europeos eligieron por primera vez a sus eurodiputados. "Esta vez voto" es el mensaje institucional para mejorar la participación, en caída constante y que en 2014 se quedó en el 42,6%. Para intentar mejorarlo, el Parlamento Europeo ha producido un anuncio que se ha convertido en todo un éxito:

La razón principal por la que estos comicios resultan cruciales es por el buen resultado que se espera que registren las fuerzas populistas, nacionalsoberanistas y euroescépticas que quieren torpedear el proyecto comunitario. Este magma de formaciones aspira a ocupar un tercio de la Eurocámara, aunque las proyecciones no les dejan tan bien situados. No obstante, la Liga, el partido del italiano Matteo Salvni, podría llegar a ser la segunda fuerza tan solo superada por la CDU alemana.

Aunque no existen listas trasnacionales propiamente dichas, estos comicios serán también los primeros en los que un partido se presentará en varios países, con las mismas siglas y un programa único. Se trata de la nueva formación Volt, proeuropea y nutrida sobre todo por la generación Erasmus. Se presenta en ocho Estados miembros, incluida España.

Candidatos españoles al Parlamento Europeo: entre quienes encabezan las listas están el actual ministro de Exteriores, Josep Borrell (PSOE), la ex ministra de Sanidad, Dolors Montserrat (PP), Luis Garicano (Ciudadanos), quien también es vicepresidente de los liberales europeos y María Eugenia Rodríguez Palop (Podemos). Oriol Junqueras lidera desde la cárcel la coalición "Ahora Repúblicas" de la que forma parte ERC, Bildu y BNG. Mientras que Carles Puigdemont es el número uno de "Lliures per Europa", la marca de JxCat para las europeas. En el caso de Vox, su hombre es Jorge Buxadé, un candidato con pasado falangista.

Programa electoral para elecciones europeas: en general, los partidos españoles se destacan por su espíritu proeuropeo. No obstante, existen diferencias en las políticas y en el acento. En el caso de los dos principales partidos, el PSOE se centra en propuestas comunitarias, mientras que el PP lo hace en cuestiones más nacionales.

La lista liderada por Montserrat se compromete a luchar por que nuestro país aloje los nuevos organismos comunitarios que se están planteando en la UE, como la Agencia Europea de Ciberseguridad - propone León como sede -. También quiere reforzar los intereses del Estado ante desafíos globales e impulsar una mayor presencia de España en las instituciones europeas.

Además, los 'populares' no se olvidan de Gibraltar. Mantendrán la presión para que no abandone su carácter de 'colonia' inglesa, y se mantenga el derecho de veto de España sobre Gibraltar en el futuro. El PP también tiene bien presente a Puigdemont y su fuga de la justicia española. Por ello, propone la reforma de la euroorden para que los delitos de sedición y rebelión sean reconocidos para una extradición automática, y para que su procedimiento de ejecución sea más ágil.

Los socialistas apuestan por una agenda social abiertamente europeísta, poniendo a España como ejemplo de integración en la UE. Proponen culminar la unión económica y monetaria, o avanzar en la armonización del marco fiscal, que impide actualmente la existencia de un auténtico mercado común.

El PSOE quiere culminar la unión bancaria con la creación de Sistema Europeo de Seguro de Depósitos, "que proporcione protección a los ahorros de las ciudadanas y los ciudadanos en el ámbito europeo". Estos pasos ayudarían a progresar en la Unión de Mercado de Capitales, cuyo avance facilitaría la concesión de crédito a las empresas a menor interés, especialmente a las pymes.

Además, la lista capitaneada por Borrell también plantea un salario mínimo en todos los socios, adaptado a las condiciones socioeconómicas nacionales, así como un seguro de empleo complementario incluido en todos los contratos y del mismo tipo que el de Estados Unidos, según explicó el todavía ministro de Exteriores en una reciente intervención. E igualmente propone que todos los jóvenes de 18 a 25 años pasen tres meses en otro país. 

Otra pretensión de los socialistas es la de dotar de más poderes al Parlamento Europeo, de manera que tenga una mayor capacidad de fiscalización

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Carlota gomez
A Favor
En Contra

No pienso votar algo que a los Españoles no nos sirve para nada, y solo para que encima que a los politicos de aquiu los tenemos mantenidos con sus robos, prevaricaciones y mentiras, encima hayan unos cuantos perdidos por europa, viviendo mejor que reyes.

Puntuación 0
#1