El sector bancario se queda atrás…

Por Daniel Pingarrón, Subdirector de Alphavalue España | @danielpingarron

La buena actuación del sector bancario durante el último tramo de 2017 ha sido de corta duración. Dado que los mercados de deuda no se ven en absoluto como una apuesta clara, los inversores han tomaron distancia. El sector ha perdido alrededor del -8% en términos relativos respecto a la media de sectores desde el comienzo del año. pinga articulo I

Es un hecho que los beneficios del primer trimestre de 2018 han sido, en general, menos que convincentes, ya que los rendimientos de las divisiones de banca de inversión y corporativa (CIB) se han visto claramente reducidos, pese al incremento de la volatilidad en los mercados financieros. La revocación de las provisiones de riesgo en algunos casos no ha podido hacer frente a esta circunstancia. Parece que los inversores han prestado mayor atención a la sección de origen de los beneficios. Esta circunstancia tal vez podría dejar alguna oportunidad.

En primer lugar, el sector bancario ofrece una rentabilidad por dividendos del 4,6% en 2018, el cuarto mejor sector a este respecto después de Telecom, Seguros y Utilities. Vale la pena considerarlo, ya que las perspectivas de dividendos son prometedoras ahora que los bancos han reconstruido su base de capital.

Es posible que se necesiten más esfuerzos para aumentar el capital solo en un número limitado de casos y, en general, las primeras evaluaciones de Basilea IV no han revelado nuevas preocupaciones. El siguiente cuadro muestra cómo se encuentra la perspectiva de pago de dividendos para el sector. Resulta bastante limpia y nítida, y muestra un puro ejercicio de recuperación. Se puede considerar que aún queda más por venir, ya que el equity (fondos propios o capital + reservas) del sector se ha duplicado entre 2007 y 2017 y aún no se ha remunerado.

pinga articulo II

En segundo lugar, los inversores pueden tener esperanzas y considerar que parte del crecimiento del PIB europeo (en el entorno del 2% o poco más) eventualmente se traducirá en un mayor volumen de préstamos, o incluso, mayores márgenes. A medida que los bancos estén más dispuestos a escuchar a prestatarios corporativos medianos, esto puede traducirse en mejoras en los beneficios, al menos en el negocio de préstamos tipo mom & pop type. Las actualizaciones de beneficios se han reducido con las publicaciones del 1T18, pero no hay caída. El único borrón en el big picture en términos de mejoras de ganancias ha sido DEUTSCHE BANK (reducir, objetivo 10,2 euros).

El sector ofrece un potencial combinado de subidas del 10% a 6 meses, unos 200 puntos básicos más que para las acciones europeas en general. Dentro de nuestra cobertura de 38 nombres, 14 bancos ofrecen un alza de más del 15%. Es cierto que no todos disfrutan de un impulso positivo en los precios de las acciones (sobre todo si están expuestos a CIB), pero el dinero puede encontrar fácilmente acomodo en SABADELL (comprar, objetivo 2,24 € ), LLOYDS (comprar, objetivo 92,4 € ), BARCLAYS (comprar, objetivo 266 p ), COMMERZBANK (comprar, objetivo 13,9 € ), BBVA (comprar, objetivo 8,6 € ) o SANTANDER (comprar, objetivo 6,54 € ), mientras que UBS (comprar, objetivo 20,7 CHF) parece una opción para mantener.

 

Esta entrada fue publicada en Análisis fundamental, Análisis técnico, Empresas, Finanzas, Renta variable. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.